jueves, 28 de mayo de 2020
Gaudium news > China lleva la persecución religiosa al Internet durante la emergencia del coronavirus

China lleva la persecución religiosa al Internet durante la emergencia del coronavirus

Beijing (Lunes, 06-04-2020, Gaudium Press) La persecución religiosa en China, que tomó la forma de una “guerra contra la cruz” a causa de una agresiva campaña de demoliciones de símbolos religiosos, ha demostrado progresivamente tener un trasfondo menos material. La represión a los creyentes se extiende ahora al Internet, en tiempos en que no se pueden congregar físicamente, según denunció la revista especializada.

CENSURA EN CHINA GAUDIUM PRESS.jpg
Los creyentes chinos no pueden congregarse físicamente y tienen prohibido transmitir eventos religiosos a través de Internet. Foto: Mike Labrum.

Un creyente cristiano anónimo de la provincia de Jiangxi denunció que un encuentro religioso en línea fue bloqueado el pasado 09 de febrero, así como lo fueron varios intentos posteriores de creyentes en Shandong de reunirse en plataformas de videoconferencias. Las autoridades, que constataron la creciente intención de los cristianos de llevar a las redes los actos de culto que fueron cancelados a causa de la pandemia, establecieron políticas locales divulgadas el pasado 23 de febrero para prohibir las transmisiones de eventos religiosos.

La medida fue imitada el 28 de febrero en el distrito de Nanhu en Jiaxing, donde el Departamento de Trabajo del Frente Unido solicitó investigar las actividades de predicación que se estuvieran realizando en línea, estableciendo una semana de plazo para el cese de las transmisiones en vivo.

Lamentablemente, las decisiones de las autoridades locales están amparadas por políticas previas como las “Medidas para la Administración de la Información Religiosa en Internet”, emitida en 2018 por la Administración para Asuntos Religiosos. La norma establece que “no se permitirá a las organizaciones o individuos transmitir en vivo o transmitir actividades religiosas, incluidas las oraciones, la quema de incienso, las ordenaciones , la lectura cantada de escrituras, celebrar Misa, la Adoración o recepción del bautismo en línea, en forma de texto, foto, audio o video”.

Las autoridades vigilan los grupos de conversación en plataformas como WeChat, exigiendo a los participantes identificarse con el fin de registrar los comentarios personales. Varias organizaciones religiosas notificaron a los fieles la prohibición de hacer cualquier tipo de comentario desfavorable sobre el gobierno o realizar afirmaciones sobre la pandemia que no correspondan a la información oficial. A pesar de que de manera paulatina las actividades industriales han comenzado a reiniciarse, no es el caso de los lugares de culto, que permanecen cerrados.

Con información de Bitter Winter.

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas