viernes, 29 de mayo de 2020
Gaudium news > Vicario General de París, Francia, reclama derecho a servir espiritualmente a los enfermos de coronavirus en peligro de muerte

Vicario General de París, Francia, reclama derecho a servir espiritualmente a los enfermos de coronavirus en peligro de muerte

París (Martes, 07-04-2020, Gaudium Press) A pesar de las fuertes restricciones impuestas por la prevención de contagio del COVID-19, los sacerdotes continúan trabajando y hallando formas de llevar el consuelo de Dios a los creyentes. En París, Francia, la imagen del P. Franck Derville, Capellán del hospital Cochin, quien ingresa debidamente protegido a la Unidad de Cuidados Intensivos para llevar los sacramentos a los enfermos críticos, se hizo viral en las redes sociales, mientras el Vicario General de la Arquidiócesis, Mons. Benoit de Sinety, publicó un llamado a defender el derecho de los sacerdotes a acompañar a los enfermos en momentos en que algunos centros bloquean las visitas de los presbíteros a pesar de su autorización legal.

P. Franck Derville Gaudium Press.jpg
P. Franck Derville, Capellán del hospital Cochin, visitando a pacientes graves con COVID-19. Foto: P. Franck Derville.

“Si bien a los equipos de televisión a veces se les permite ingresar a los departamentos de emergencias de los hospitales para seguir el notable trabajo de los equipos médicos, en una encomiable preocupación por proporcionar información, me parece al menos tan crucial que los Capellanes puedan estar presentes con los moribundos y los enfermos, por un sentido de humanidad, puedan estar con ellos en momentos tan esenciales”, afirmó Mons. de Sinety en un artículo publicado el pasado 29 de marzo en la edición web del diario Le Figaro y en la página web de la Arquidiócesis de París.

El prelado solicitó respetar el “derecho fundamental de ser un ser humano hasta el final de la vida” y recordó que los pacientes o sus familias tienen derecho de solicitar el acompañamiento de un ministro de su religión, “para rezar con ellos y por ellos, para tomar sus manos y no dejarlos morir sin el beneficio de cualquier guía espiritual que deseen”. El Vicario declaró que no “ir al lado de la cama de los moribundos equivale a dejar el camino libre para una forma de abandono que no solo es humano sino también espiritual”.

Además del apoyo que los Capellanes significan para los pacientes, su presencia también beneficia a médicos, enfermeros y otros profesionales de la salud que también tienen necesidades espirituales en medio de la pandemia. Mons. de Sinety afirmó que el apoyo espiritual de los creyentes no se limita a los centros asistenciales, sino que es desarrollado por numerosos voluntarios que “están escuchando, consolando y acompañando a las familias que están angustiadas por no poder despedirse de sus seres queridos y brindar apoyo que contribuye al bien común”.

“No olvidemos que, en todo momento, durante epidemias mucho más peligrosas (cólera, peste), nunca se ha impedido que hombres y mujeres se ofrezcan como voluntarios para apoyar a sus contemporáneos espiritual y humanamente y que corran riesgos libremente”, concluyó el Vicario General.

Con información de Arquidiócesis de París.

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas