miércoles, 16 de junio de 2021
Gaudium news > Curitiba, Brasil, se despide de la visita de Nuestra Señora del Rocío, Patrona del estado de Paraná

Curitiba, Brasil, se despide de la visita de Nuestra Señora del Rocío, Patrona del estado de Paraná

Curitiba (Jueves, 15-07-2010, Gaudium Press) El pasado sábado 10 de julio, en la capital paranaense de Curitiba, Brasil, se celebró una gran misa de cierre de la visita de la imagen peregrina de Nuestra Señora del Rocío, patrona del estado. La ceremonia religiosa tuvo lugar en la Catedral Basílica Nuestra Señora de la Luz y fue presidida por el obispo auxiliar de Curitiba, Mons. Rafael Biernaski, con la participación del misionero redentorista -responsable por la peregrinación de la imagen- el padre Luiz Langer, y del rector del Santuario de Nuestra Señora del Rocío, en Paranaguá, Paraná, el padre Sérgio Campos.

view.jpgLa peregrinación comenzó el 19 de marzo de este año y recorrió 104 parroquias, contando con la participación de más de 300 mil fieles de la Arquidiócesis de Curitiba. Este fue un hecho inédito en la Arquidiócesis, visto que todos los barrios y comunidades de la región fueron agraciados con la visita de la patrona. Esta visita forma parte de la dimensión de evangelización y expansión de la devoción de Nuestra Señora del Rocío, en todo Paraná. “De las 18 diócesis presentes en el estado, 15 recibieron la visita de la imagen peregrina, trabajo iniciado hace cuatro años”, resaltó el rector del Santuario.

Sobre la visita de la Virgen a la capital paranaense, el Padre Sérgio dijo que ella llevó a los católicos de la Arquidiócesis de Curitiba a la mirada de María, que ama y acoge. “Fue un momento muy especial para la región, hubo muchas gracias y bendiciones. La devoción está creciendo cada vez más por todo el estado de Paraná, y también por otros estados del Brasil, con las visitas y los programas de radio y TV”, destacó.

Por su parte, el padre Luiz Langer, en la misa de cierre de la peregrinación, afirmó que aquella fue una visita evangelizadora e histórica para Curitiba, pues la patrona se tornó más conocida y amada por el pueblo curitibano. Además, muchas personas retornaron a la Iglesia debido a la presencia de la imagen en la Arquidiócesis. “Paraná es el único estado que tiene una patrona oficializada por el Vaticano. Por esto es muy importante que todas las regiones conozcan la devoción a la Madre del Rocío y sientan la gracia de Dios, a través de la intercesión poderosa de Nuestra Señora”, resaltó.

Según el Arzobispo de Curitiba, Mons. Moacyr José Vitti, los obispos están promoviendo en sus diócesis la devoción a la patrona del estado, lo que ha permitido que crezca el número de romerías al Santuario de Nuestra Señora del Rocío, en Paranaguá. Fue precisamente en este lugar donde la imagen retornó, y será allí donde permanecerá hasta el 15 de agosto, cuando comience una nueva peregrinación, ahora en la región de Maringá.

Una historia de amor y fe

La devoción a Nuestra Señora del Rocío comenzó en el siglo XVII, después de la elevación de la Villa de Paranaguá, en 1648. La imagen de la Madre del Rocío fue encontrada en las redes del pescador Berê, en la bahía de Paranaguá. En 1686, el pueblo de Paranaguá, a las márgenes de su bahía, fue asolado por una gran peste. Las personas recurrieron a la intercesión de María, Madre de Jesús, invocada bajo el título de Rocío, para que los librase de la terrible enfermedad.

Debido a los muchos milagros y gracias alcanzadas por su intercesión, la devoción se fue esparciendo entre el pueblo, que de diversos lugares hacía romerías al Santuario, instalado en 1920. Por esta devoción, en 1977 el Papa Pablo VI declaró a Nuestra Señora del Rocío patrona del estado de Paraná. Rocío quiere decir escarcha de la mañana.

 

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas