Loading
 
 
 
Loading
 
Los comunicadores, como los sacerdotes, deben una mayor obediencia a Cristo en su Iglesia, afirma Prefecto de la Signatura Apostólica
Loading
 
20 de Abril de 2012 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Roma (Viernes, 20-04-2012, Gaudium Press) Los comunicadores de la Iglesia participan del "oficio sacerdotal de la enseñanza", señaló el Prefecto de la Signatura Apostólica, Cardenal Raymond Burke, en un seminario patrocinado por Universidad Pontificia de la Santa Cruz el pasado 18 de abril, en Roma. Por esta identificación, el prelado manifestó que "es clave que ellos, como los sacerdotes, se afiancen en una mayor obediencia a la verdad de Cristo" resguardada por la enseñanza oficial de la Iglesia.

burke.jpg
 Cardenal Burke, Prefecto de la Signatura Apostólica
El Card. Burke explicó a los asistentes, comunicadores y delegados de medios de diversas diócesis y comunidades, la importancia del derecho canónico como protección para la Iglesia y sus miembros, al igual que los lineamientos que éste ofrece para la labor comunicativa de la Iglesia. Estas reglas "no solo no son una desventaja en la comunicación efectiva de la fe católica, sino que constituyen una manifestación eficaz de la vitalidad de la fe", afirmó.

Uno de los cánones expuestos por el prelado fue el 823, que establece que "los pastores de la Iglesia tienen el deber y el derecho de velar para que ni los escritos ni la utilización de los medios de comunicación social dañen la fe y las costumbres de los fieles cristianos". Esto significa, en palabras del Prefecto, que los sacerdotes y obispos "deberían estar cerca de aquellos que emplean los medios de comunicación social para la evangelización", no solo para alentar y promover, sino tambien "guiarlos y dirigirlos, para que ninguna forma de comunicación lleve a los fieles a la confusión y al error acerca de la verdad".

Otra recomendación señalada por el Card. Burke está contenida en el cánon 831, que prohíbe a los católicos escribir para "periódicos, folletos o revistas que de modo manifiesto suelen atacar a la religión católica o a las buenas costumbres", a menos que exista una "causa justa y razonable". Esta norma, explicó, debería aplicarse a la radio, la televisión y los sitios de internet que regularmente ofrecen contenidos ofensivos a la fe o la moralidad y que "no son instrumentos adecuados para la esencial y fundamental labor de la comunicación de la Iglesia".

Los medios de comunicación católicos están llamados también a conocer profundamente las realidades internas de la Iglesia, para poder informar adecuadamente acerca de su sentido, explicó el Prefecto. Tal es el caso de la razón y naturaleza del secreto en los procesos canónicos, tan comúnmente criticado e incomprendido en temas controversiales como las denuncias de abusos por parte de miembros de la Iglesia.

"Existe una gran necesidad de comunicación entre los verdaderos expertos en la ley de la Iglesia y los comunicadores católicos", diagnosticó el Card. Burke, "para que los procesos eclesiásticos no sean descritos en los medios como subterfugios para evadir la revelación de la verdad sino como procesos diseñados precisamente para llegar a la verdad, mientras se respetan los derechos y la dignidad de todos, incluyendo el supuesto prepetrador del crimen".

Para el Prefecto de la Signatura Apostólica, son necesarios estos cuidados para defender la misión de la Iglesia de salvar almas y resguardar la verdad en un campo de trabajo que "tiene un gran potencial para el bien".

Con información de CNS

 

Loading
Los comunicadores, como los sacerdotes, deben una mayor obediencia a Cristo en su Iglesia, afirma Prefecto de la Signatura Apostólica

Roma (Viernes, 20-04-2012, Gaudium Press) Los comunicadores de la Iglesia participan del "oficio sacerdotal de la enseñanza", señaló el Prefecto de la Signatura Apostólica, Cardenal Raymond Burke, en un seminario patrocinado por Universidad Pontificia de la Santa Cruz el pasado 18 de abril, en Roma. Por esta identificación, el prelado manifestó que "es clave que ellos, como los sacerdotes, se afiancen en una mayor obediencia a la verdad de Cristo" resguardada por la enseñanza oficial de la Iglesia.

burke.jpg
 Cardenal Burke, Prefecto de la Signatura Apostólica
El Card. Burke explicó a los asistentes, comunicadores y delegados de medios de diversas diócesis y comunidades, la importancia del derecho canónico como protección para la Iglesia y sus miembros, al igual que los lineamientos que éste ofrece para la labor comunicativa de la Iglesia. Estas reglas "no solo no son una desventaja en la comunicación efectiva de la fe católica, sino que constituyen una manifestación eficaz de la vitalidad de la fe", afirmó.

Uno de los cánones expuestos por el prelado fue el 823, que establece que "los pastores de la Iglesia tienen el deber y el derecho de velar para que ni los escritos ni la utilización de los medios de comunicación social dañen la fe y las costumbres de los fieles cristianos". Esto significa, en palabras del Prefecto, que los sacerdotes y obispos "deberían estar cerca de aquellos que emplean los medios de comunicación social para la evangelización", no solo para alentar y promover, sino tambien "guiarlos y dirigirlos, para que ninguna forma de comunicación lleve a los fieles a la confusión y al error acerca de la verdad".

Otra recomendación señalada por el Card. Burke está contenida en el cánon 831, que prohíbe a los católicos escribir para "periódicos, folletos o revistas que de modo manifiesto suelen atacar a la religión católica o a las buenas costumbres", a menos que exista una "causa justa y razonable". Esta norma, explicó, debería aplicarse a la radio, la televisión y los sitios de internet que regularmente ofrecen contenidos ofensivos a la fe o la moralidad y que "no son instrumentos adecuados para la esencial y fundamental labor de la comunicación de la Iglesia".

Los medios de comunicación católicos están llamados también a conocer profundamente las realidades internas de la Iglesia, para poder informar adecuadamente acerca de su sentido, explicó el Prefecto. Tal es el caso de la razón y naturaleza del secreto en los procesos canónicos, tan comúnmente criticado e incomprendido en temas controversiales como las denuncias de abusos por parte de miembros de la Iglesia.

"Existe una gran necesidad de comunicación entre los verdaderos expertos en la ley de la Iglesia y los comunicadores católicos", diagnosticó el Card. Burke, "para que los procesos eclesiásticos no sean descritos en los medios como subterfugios para evadir la revelación de la verdad sino como procesos diseñados precisamente para llegar a la verdad, mientras se respetan los derechos y la dignidad de todos, incluyendo el supuesto prepetrador del crimen".

Para el Prefecto de la Signatura Apostólica, son necesarios estos cuidados para defender la misión de la Iglesia de salvar almas y resguardar la verdad en un campo de trabajo que "tiene un gran potencial para el bien".

Con información de CNS

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

La creencia en la presencia real de Cristo en la Eucaristía debe ser ayudada por la experiencia en ...
 
La ya tradicional celebración en la memoria de San Ramón Nonato congregó a más de 260 madres ges ...
 
La multitudinaria asistencia reunió a diversas peregrinaciones a pie que confluyeron en el importan ...
 
Se celebrará en octubre por convocatoria del Papa Francisco. En Colombia, el Episcopado, ha dispues ...
 
"Rezo por las víctimas y los desplazados y por todas las familias desabrigadas. Que el Señor dé f ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading