jueves, 16 de julio de 2020
Gaudium news > La milagrosa imagen del Niño Jesús de Praga

La milagrosa imagen del Niño Jesús de Praga

IMG_2490.JPG
Iglesia de Santa María de la Victoria- Santuario del Niño Jesús de Praga.

Praga (Martes, 21-05-2013, Gaudium Press) En el Barrio de Malá Strana -que traduce al español Ciudad Pequeña-, y a los pies del Castillo de Praga, sobre la calle Karmelitská, se encuentra la Iglesia de Santa María de la Victoria, templo de estilo clásico romano, de gran riqueza arquitectónica y artística, que conserva en su interior un tesoro de incalculable valor: la imagen milagrosa del Niño Jesús de Praga.

Elaborada en cera por un artista desconocido y con 45 centímetros de altura, la imagen es una tierna representación de Jesús en su infancia. El Niño, vestido como rey, lleva una túnica larga bajo la cual se asoman las puntas de sus pies. En su mano izquierda sostiene el universo y con la derecha bendice.

La historia del milagroso Niño comienza en España en el siglo XVI con la duquesa María Manrique de Lara, quien al contraer matrimonio con el caballero bohemio Vratislav de Pernstejn, llevó consigo la preciosa imagen a su nueva casa en Praga. Tiempo después, en el año 1628, su hija, la princesa Polyxena, regaló la bella imagen al Convento de los Carmelitas Descalzos de Malá Strana.

IMG_2491.JPG
La venerada imagen del Niño Jesús de Praga en su urna de cristal.

Ya en el Convento de Praga, donde la imagen era venerada por los carmelitas, la estatuilla sufre las consecuencias de la guerra de los Treinta años, cuando los Sajones invaden la ciudad y saquean los centros de devoción y culto. Las manos del Divino Niño se rompen, y la imagen queda olvidada entre los escombros.

Tiempo después, y gracias a la intervención del Padre Cirilo, sacerdote procedente de Munich de Baviera, la estatua es hallada y restaurada, convirtiéndose de nuevo en objeto de devoción de miles de personas que atribuyen a la venerada imagen innumerables gracias.

Hoy la estatua del Niño Jesús de Praga permanece en una urna de cristal, bajo los cuidados de María y José, sobre un altar de mármol en el centro y al costado derecho de la Iglesia de Santa María de la Victoria, donde es visitada por miles de peregrinos que a diario llegan al Santuario.

Vestidito Colombia.JPG
IMG_2509.JPG
Vestidos donados al Niño Jesús desde Colombia y Vietnam.

El guardarropas del Niño Jesús

Otro tesoro, único en el mundo, guarda el Santuario del Niño Jesús de Praga: una preciosa colección de vestidos que el Divino Infante ha recibido como obsequio desde el siglo XVIII, y que puede apreciarse en un museo al interior de la Iglesia de Santa María de la Victoria.

El traje más atiguo que allí se conserva, es un vestido de terciopelo de seda que data del año 1700. También se encuentra un trajecito donado por la empedadora María Teresa en 1743, y que tiene bordados en oro; así como uno confeccionado por las carmelitas chinas en 1894; otro por los católicos vietnamitas en 1958; y uno entregado por los colombianos en la primera mitad del siglo XX, donde se representa el escudo y la bandera del país suramericano.

De los trajes del Niño, también se destaca un vestido rojo con manto de armiño entregado al Infante en el año 1899; vestidito que ha dado la vuelta por el mundo con las estampas de oración con las que se difunde en todo el globo la devoción al Niño Jesús de Praga.

Imágenes del mundo.jpg
Colección de imágenes del Divino Niño que se halla al interior del Santuario.

Entre las curiosidades que guarda el Santuario también se encuentra una pequeña colección de figuras del Niño Jesús donadas al templo por infinidad de fieles alrededor del mundo, y que puede apreciarse al interior de la sacristía.

Entre las imágenes, se encuentran varias representaciones del Divino Niño del 20 de Julio, muy venerado por los colombianos; así como diferentes versiones del Infante de Praga.

Gaudium Press / Sonia Trujillo

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas