lunes, 06 de diciembre de 2021
Gaudium news > Católicos en China impiden destrucción de imágenes en polémica demolición de Vía Crucis

Católicos en China impiden destrucción de imágenes en polémica demolición de Vía Crucis

Wenzhou (Miércoles, 30-04-2014, Gaudium Press) En un nuevo episodio de represión a la fe cristiana, las autoridades de Wenzhou, China, ordenaron la demolición forzada de todos los símbolos religiosos en la colina Longgang, donde una serie de estatuas representaban las 14 estaciones del Vía Crucis. Católicos locales se hicieron presentes para evitar que las imágenes de Jesús, la Santísima Virgen y San José fueran destruidas.

1398849670.jpg
Las ruinas del Vía Crucis en Longgang. Foto: UCA News.

La decisión fue tomada bajo el precepto de que el Vía Crucis era una «construcción ilegal» y unos 50 trabajadores fueron enviados al lugar para sellar las vías de acceso y demoler todos los elementos. «Unos 100 católicos que vinieron a observar la remoción fueron bloqueados a la entrada», narró a UCA News un testigo anónimo. «Algunos que lograron ingresar cantaban himnos y oraban mientras veían. Algunos no pudieron contener las lágrimas».

La presencia de los fieles era necesaria para constatar que no se dañaran las imágenes de Jesucristo, la Santísima Virgen y San José, condición impuesta para evitar una confrontación. Estas imágenes fueron trasladadas a una propiedad privada de la Iglesia y las que no pudieron ser movidas a causa de su peso (algunas pesan casi cinco toneladas) fueron encerradas con ladrillos .

«Incluso si las autoridades determinaran que levantar imágenes religiosas en el sitio fuera contrario a la ley, debían habernos permitido apelar a través de medios legales», protestó un católico local. «Esto ayudaría a construir el mandato de la ley en la sociedad y detener la corrupción».

La polémica demolición es la segunda que afecta directamente a los católicos, ya que una casa particular considerada por las autoridades como un lugar de congregación de católicos había sido derribada recientemente, originando una discusión durante los trabajos. Las autoridades golpearon e hirieron a cuatro católicos por esta causa. El argumento de la decisión era que dos de los cuatro pisos de la construcción no estaban debidamente autorizados y la familia reclamó que la demolición total no era la respuesta justa ante el hecho.

La oleada de demoliciones en Wenzhou, que incluye la de un importante centro de culto, ya es interpretada como una muestra de represión gubernamental al cristianismo, que según un documento obtenido extraoficialmente por UCA News parece haber sido planeada desde el mes de enero. Aún se desconoce el motivo que podría haber tenido el gobierno local para emprender una campaña de esta naturaleza.

Con información de UCA News.

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas