martes, 07 de diciembre de 2021
Gaudium news > Cardenal Joseph Zen se opone firmemente a perdida de autonomía de Hong Kong frente a China

Cardenal Joseph Zen se opone firmemente a perdida de autonomía de Hong Kong frente a China

Hong Kong (Viernes, 13-06-2014, Gaudium Press) El Obispo emérito de Hong Kong, Cardenal Joseph Zen Ze-kiun, lidera nuevamente un movimiento de rechazo a la injerencia del gobierno chino sobre Hong Kong, una región que conserva una cierta autonomía frente al resto de China y que por este motivo ha conservado una mayor libertad religiosa. Tras haber defendido la libertad de las instituciones educativas y denunciar las graves violaciones a los derechos humanos y al libertad de la Iglesia (ver noticia anterior), el Card. Zen rechazó la reciente posición del Consejo Estatal de China que afirmó desconocer la autonomía de la región.

519010651_a8e45ae1f3 (1).jpg
Cardenal Joseph Zen Ze-kiun, Obispo emérito de Hong Kong. Foto: Stephen Wu.

«Ustedes», afirmó el purpurado refiriéndose al gobierno central comunista en un programa radial el pasado 12 de junio, «podrán atarme, quitarme la cabeza, pero no como esclavo». Esta fue la fuerte respuesta del Cardenal a la declaración del Consejo el pasado martes, que afirmó que «el alto nivel de autonomía que disfruta Hong Kong está sujeto a la autorización central. No hay tal cosa llamada ‘poder residual’ para la región administrativa especial».

La autonomía de Hong Kong fue un compromiso adquirido por China en el momento que la región fue devuelta y perdió su condición de protectorado británico. Dicha autonomía debería durar 50 años desde 1997. La pérdida de este beneficio podría cambiar notablemente las condiciones de la Iglesia y afectar numerosos aspectos de la sociedad. Por este motivo, el Cardenal Zen convocó a un referendo no oficial o una votación universal para elegir libremente el gobernador de la región desde 2017 y anunció el inicio de una marcha de 84 horas por todo el territorio.

La marcha iniciará el día 20 de junio y se espera que unos 50 fieles católicos acompañen al purpurado de 82 años en cada día de su recorrido. La exigencia física de esta actividad recuerda el ayuno de tres días hecho por el Cardenal Zen para pedir la no aplicación de la llamada «Cátedra de la dictadura» en el sistema educativo (ver noticia anterior).

Con información de UCANews.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas