Tuesday, 04 de October de 2022
Gaudium news > Arzobispo en E.E.U.U. logra que satanistas devuelvan Hostia consagrada

Arzobispo en E.E.U.U. logra que satanistas devuelvan Hostia consagrada

Oklahoma (Viernes, 22-08-2014, Gaudium Press) Mons. Paul Coakley, Arzobispo de Oklahoma, Estados Unidos, logró obtener de un grupo de satanistas la devolución de una hostia consagrada que afirmaban tener en su poder para emplearla en una misa negra. La estrategia del prelado fue realizar una denuncia penal en contra del grupo que anunció públicamente haber recibido la Sagrada Forma por correo gracias a «un amigo». «Estoy aliviado de que hayamos podido asegurar el retorno de la Sagrada Hostia y de que hayamos prevenido su profanación como parte de un ritual satánico», declaró el Arzobispo, según información de National Catholic Register.

14477828264_5ab302fd41_z.jpg
La Iglesia en Oklahoma estaba gravemente preocupada por el uso sacrílego de una Hostia consagrada en una misa negra programada para el día 21 de septiembre. Foto: Fr. Lawrence O.P.

El sustento de la demanda penal es que lo más probable es que la Hostia hubiera sido robada en un templo católico, lo cual significaría un delito de hurto y para el grupo que realizaría el rito blasfemo constituiría el delito de posesión de objetos robados. Por este motivo el grupo, a través de un abogado, entregó la Hostia a un sacerdote de la arquidiócesis.

Sin embargo, la preocupación del Arzobispo continúa, debido a que el ritual blasfemo sigue programado para el día 21 de septiembre, sin que las autoridades hayan intervenido para cancelarlo, razón por la cual convocó a la oración a todos los católicos (ver noticia anterior). «Sigo preocupado por los poderes oscuros que este culto satánico invita hacia nuestra comunidad», agregó el prelado, «y por el peligro espiritual que esto significa para todos los involucrados directa o indirectamente».

A pesar de la indignación de la Iglesia Católica, la posición de las autoridades sigue siendo que mientras el grupo no violente una ley en el desarrollo del evento, no podría imponerse su cancelación. «Yo he manifestado mis preocupaciones y señalado cuán profundamente ofensivo es es este acto intencionadamente sacrílego para los cristianos, especialmente para los más de 250 mil católicos en Oklahoma», afirmó Mons. Coakley.

La Arquidiócesis continúa su campaña de oración y adoración eucarística por la cancelación del evento, invocando la intercesión de San Miguel Arcángel al final de cada Eucaristía hasta el día 29 de septiembre. El día 21 de septiembre, fecha de programación del rito blasfemo, se celebrará una Hora Santa a las tres de la tarde, seguida de una procesión eucarística y la Bendición con el Santísimo Sacramento.

Con información de National Catholic Register.

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas