Loading
 
 
 
Loading
 
Obispo de Temuco reprueba uso de la violencia como solución a los conflictos en el sur de Chile
Loading
 
14 de Agosto de 2009 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Santiago (Viernes, 14-08-2009, Gaudium Press) Ayer al mediodía, el Obispo de Temuco, Monseñor Manuel Camilo Vial, leyó un comunicado en las dependencias de la Conferencia Episcopal de Chile dirigido al país con motivo de la muerte del comunero mapuche Jaime Facundo Mendoza, ocurrida la tarde del miércoles producto de un enfrentamiento con la fuerza policial en la región de La Araucanía mientras desalojaba un predio que había sido tomado ilegalmente por los activistas.

En diálogo con la opinión publica, el pastor fue enfático en afirmar que la violencia no es el medio de solución para las demandas del pueblo mapuche. Además señaló que el conflicto mapuche en la IX región es un desafío que se debe afrontar con el compromiso de todos, tanto del Gobierno como de la sociedad en general. "Hay un muerto, hay heridos, hay rupturas de confianzas y hay daño moral, y eso impide una solución a esta problemática que se arrastra por siglos", indicó.

En la oportunidad, el prelado manifestó que las instituciones deben cumplir eficientemente su rol, ofreciendo instancias de diálogo y de respeto mutuo, debido a que él considera que la coexistencia de estas "dos culturas" se ve dificultada por su falta de capacidad para establecer confianzas.

"Lo primero que tenemos que hacer como pueblo chileno es tratar de conocer a las personas con que estamos tratando (...) no hemos sabido vivir dos pueblos en un mismo territorio haciendo vida juntos. El pueblo mapuche ha sufrido durante muchos años incomprensiones, vejaciones, ha sido marginado muchas veces; es un pueblo empobrecido pero que tiene muchos valores", recalcó el obispo.

Consultado por la prensa sobre la posición de la Iglesia ante estos hechos, Monseñor Vial respondió que como pastor, él conoce a su comunidad, valora enormemente su cultura y les entrega todo su apoyo en estos difíciles momentos. "Como pastor de esa Iglesia que peregrina en la Araucanía, yo conozco al pueblo mapuche, defiendo sus derechos, los quiero y respeto mucho, valoro mucho su cultura, y ellos pueden contar permanentemente con mi ayuda".

Asimismo, advirtió que el conflicto que se desarrolla en este momento es grave, debido a que el incumplimiento de los compromisos por parte del gobierno ha llevado a los grupos a desesperarse y ha dejarse influenciar por facciones ideologizadas que entorpecen la solución de los conflictos. "Lo que es claro es que son pocos lugares donde existen focos de violencia, pero cuando sectores políticos piden más presencia policial, más fuerza, más dureza, con eso no solucionamos el tema sino que le echamos más bencina al fuego", precisó.

Al finalizar, Monseñor Vial invitó a las comunidades católicas y hombres de buena voluntad a trabajar y orar por la pacífica convivencia de estas dos culturas, por el bien de todos. "El camino es el diálogo, la comprensión, es querer solucionar los problemas a los mapuche. Y yo encontré en el Gobierno en el día de ayer el deseo de hacer ese camino. Aquí estamos pagando pecados de muchos años, las mismas instituciones tienen adentro una serie de problemas. Pero aquí es tarea para todos: ¡nunca más, nunca más alguien muerto!", finalizó.

Loading
Obispo de Temuco reprueba uso de la violencia como solución a los conflictos en el sur de Chile

Santiago (Viernes, 14-08-2009, Gaudium Press) Ayer al mediodía, el Obispo de Temuco, Monseñor Manuel Camilo Vial, leyó un comunicado en las dependencias de la Conferencia Episcopal de Chile dirigido al país con motivo de la muerte del comunero mapuche Jaime Facundo Mendoza, ocurrida la tarde del miércoles producto de un enfrentamiento con la fuerza policial en la región de La Araucanía mientras desalojaba un predio que había sido tomado ilegalmente por los activistas.

En diálogo con la opinión publica, el pastor fue enfático en afirmar que la violencia no es el medio de solución para las demandas del pueblo mapuche. Además señaló que el conflicto mapuche en la IX región es un desafío que se debe afrontar con el compromiso de todos, tanto del Gobierno como de la sociedad en general. "Hay un muerto, hay heridos, hay rupturas de confianzas y hay daño moral, y eso impide una solución a esta problemática que se arrastra por siglos", indicó.

En la oportunidad, el prelado manifestó que las instituciones deben cumplir eficientemente su rol, ofreciendo instancias de diálogo y de respeto mutuo, debido a que él considera que la coexistencia de estas "dos culturas" se ve dificultada por su falta de capacidad para establecer confianzas.

"Lo primero que tenemos que hacer como pueblo chileno es tratar de conocer a las personas con que estamos tratando (...) no hemos sabido vivir dos pueblos en un mismo territorio haciendo vida juntos. El pueblo mapuche ha sufrido durante muchos años incomprensiones, vejaciones, ha sido marginado muchas veces; es un pueblo empobrecido pero que tiene muchos valores", recalcó el obispo.

Consultado por la prensa sobre la posición de la Iglesia ante estos hechos, Monseñor Vial respondió que como pastor, él conoce a su comunidad, valora enormemente su cultura y les entrega todo su apoyo en estos difíciles momentos. "Como pastor de esa Iglesia que peregrina en la Araucanía, yo conozco al pueblo mapuche, defiendo sus derechos, los quiero y respeto mucho, valoro mucho su cultura, y ellos pueden contar permanentemente con mi ayuda".

Asimismo, advirtió que el conflicto que se desarrolla en este momento es grave, debido a que el incumplimiento de los compromisos por parte del gobierno ha llevado a los grupos a desesperarse y ha dejarse influenciar por facciones ideologizadas que entorpecen la solución de los conflictos. "Lo que es claro es que son pocos lugares donde existen focos de violencia, pero cuando sectores políticos piden más presencia policial, más fuerza, más dureza, con eso no solucionamos el tema sino que le echamos más bencina al fuego", precisó.

Al finalizar, Monseñor Vial invitó a las comunidades católicas y hombres de buena voluntad a trabajar y orar por la pacífica convivencia de estas dos culturas, por el bien de todos. "El camino es el diálogo, la comprensión, es querer solucionar los problemas a los mapuche. Y yo encontré en el Gobierno en el día de ayer el deseo de hacer ese camino. Aquí estamos pagando pecados de muchos años, las mismas instituciones tienen adentro una serie de problemas. Pero aquí es tarea para todos: ¡nunca más, nunca más alguien muerto!", finalizó.


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El crecimiento de la Iglesia continúa tras la recuperación de la libertad religiosa. ...
 
El filme destaca la vida sencilla de un matrimonio que decidió enfrentar los peligros de oponerse a ...
 
La presentación se realizó con la presencia de los representantes de las comunidades cristianas qu ...
 
El prelado, Director del V Encuentro de Pastoral Hispana en su país, destacó la importancia de la ...
 
Los músicos acompañan las Eucaristías en preparación de la Navidad e invitan a establecer coros ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading