Loading
 
 
 
Loading
 
El inesperado encuentro de la reliquia de futura Beata paraguaya: una historia impresionante
Loading
 
21 de Junio de 2018 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Paraguay - Asunción (Jueves, 21-06-2018, Gaudium Press) Durante la ceremonia de beatificación de la Venerable María Felicia de Jesús Sacramentado, apodada cariñosamente como Chiquitunga, que ocurrirá el próximo sábado 23 de junio, en Paraguay, será realizado el traslado de la reliquia de su cerebro incorrupto.

5.jpg

La reliquia fue descubierta en septiembre de 2011, cuando la doctora Alba Núñez de Diez Pérez fue llamada por las religiosas para limpiar los restos mortales de la Venerable Chiquitunga. Contando con la ayuda de cuatro religiosas, Pérez demoró varios días para lavar cada uno de los huesos e intentar montar el esqueleto.

Cuando "llegó el momento de lavar el cráneo. Percibí que dentro de él había algo que pensamos que era un hueso pequeño. Intentamos retirarlo y una de las Hermanas me dijo que parecía un cerebro. Yo dije que eso era imposible, pues es la primera cosa que desaparece después de la muerte. Buscamos un lugar más iluminado y, al mirar con la luz del sol, dije: ‘¡Mi Dios, es el cerebro!'. Conseguimos retirarlo con sus dos hemisferios y el cerebelo. Encajaba perfectamente. Algo imposible, una gracia de Dios", afirmó la doctora.

Una comisión fue creada para analizar el cerebro encontrado. Uno de los miembros de esa comisión, fue el neurocirujano Elio Marín Sanabria, que afirmó que el cerebro estaba petrificado y era del tamaño de una naranja pequeña. "Era posible identificar perfectamente el cerebro, el cerebelo y el tronco cerebral. Estaban intactos con todas las características fenotípicas de las estructuras anatómicas y bien identificables. Su color era beige", explicó.

6.jpg

Desde 2015, los restos mortales de Chiquitunga, junto con su cerebro petrificado, permanecieron en el museo del convento de las Carmelitas Descalzas, en Asunción, siendo retirados de allá solamente en marzo de 2018, cuando una comisión de especialistas del Vaticano hizo una revisión exhaustiva sobre la conservación del cerebro.

Las reliquias de la venerable retornaron al país el día 9 de junio, traídas por el postulador general para la Causa de los Santos Carmelitas ante la Santa Sede, Padre Romano Gambalunga, y el embajador paraguayo ante la Santa Sede, Esteban Kriskovich.

El Arzobispo de Asunción, Mons. Edmundo Valenzuela, afirmó que la reliquia del cerebro es "motivo de adoración y alabanza a Dios, porque es un milagro permanente" y que junto con el corazón incorrupto de San Roque González de Santa Cruz, primer santo paraguayo, "somos un país extraordinariamente bendecido por Dios".

La ceremonia de Beatificación de la venerable será presidida por el Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, Cardenal Angelo Amato. Después de la beatificación, la reliquia será trasladada al Santuario de la Virgen de Caacupé, donde el enviado del Papa Francisco celebrará una Santa Misa para destacar el "modelo de santidad de la mujer paraguaya".

Chiquitunga, nació en Paraguay el 12 de enero de 1925. Entró al Carmelo el día 14 de agosto de 1955, asumiendo el nombre religioso de "María Felicia de Jesús Sacramentado". Falleció el 28 de abril de 1959, a los 34 años. Sus restos mortales fueron enterrados en el cementerio La Recoleta, en Asunción, y cinco décadas después fueron trasladados al monasterio de la congregación. (EPC)

 

Loading
El inesperado encuentro de la reliquia de futura Beata paraguaya: una historia impresionante

Paraguay - Asunción (Jueves, 21-06-2018, Gaudium Press) Durante la ceremonia de beatificación de la Venerable María Felicia de Jesús Sacramentado, apodada cariñosamente como Chiquitunga, que ocurrirá el próximo sábado 23 de junio, en Paraguay, será realizado el traslado de la reliquia de su cerebro incorrupto.

5.jpg

La reliquia fue descubierta en septiembre de 2011, cuando la doctora Alba Núñez de Diez Pérez fue llamada por las religiosas para limpiar los restos mortales de la Venerable Chiquitunga. Contando con la ayuda de cuatro religiosas, Pérez demoró varios días para lavar cada uno de los huesos e intentar montar el esqueleto.

Cuando "llegó el momento de lavar el cráneo. Percibí que dentro de él había algo que pensamos que era un hueso pequeño. Intentamos retirarlo y una de las Hermanas me dijo que parecía un cerebro. Yo dije que eso era imposible, pues es la primera cosa que desaparece después de la muerte. Buscamos un lugar más iluminado y, al mirar con la luz del sol, dije: ‘¡Mi Dios, es el cerebro!'. Conseguimos retirarlo con sus dos hemisferios y el cerebelo. Encajaba perfectamente. Algo imposible, una gracia de Dios", afirmó la doctora.

Una comisión fue creada para analizar el cerebro encontrado. Uno de los miembros de esa comisión, fue el neurocirujano Elio Marín Sanabria, que afirmó que el cerebro estaba petrificado y era del tamaño de una naranja pequeña. "Era posible identificar perfectamente el cerebro, el cerebelo y el tronco cerebral. Estaban intactos con todas las características fenotípicas de las estructuras anatómicas y bien identificables. Su color era beige", explicó.

6.jpg

Desde 2015, los restos mortales de Chiquitunga, junto con su cerebro petrificado, permanecieron en el museo del convento de las Carmelitas Descalzas, en Asunción, siendo retirados de allá solamente en marzo de 2018, cuando una comisión de especialistas del Vaticano hizo una revisión exhaustiva sobre la conservación del cerebro.

Las reliquias de la venerable retornaron al país el día 9 de junio, traídas por el postulador general para la Causa de los Santos Carmelitas ante la Santa Sede, Padre Romano Gambalunga, y el embajador paraguayo ante la Santa Sede, Esteban Kriskovich.

El Arzobispo de Asunción, Mons. Edmundo Valenzuela, afirmó que la reliquia del cerebro es "motivo de adoración y alabanza a Dios, porque es un milagro permanente" y que junto con el corazón incorrupto de San Roque González de Santa Cruz, primer santo paraguayo, "somos un país extraordinariamente bendecido por Dios".

La ceremonia de Beatificación de la venerable será presidida por el Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, Cardenal Angelo Amato. Después de la beatificación, la reliquia será trasladada al Santuario de la Virgen de Caacupé, donde el enviado del Papa Francisco celebrará una Santa Misa para destacar el "modelo de santidad de la mujer paraguaya".

Chiquitunga, nació en Paraguay el 12 de enero de 1925. Entró al Carmelo el día 14 de agosto de 1955, asumiendo el nombre religioso de "María Felicia de Jesús Sacramentado". Falleció el 28 de abril de 1959, a los 34 años. Sus restos mortales fueron enterrados en el cementerio La Recoleta, en Asunción, y cinco décadas después fueron trasladados al monasterio de la congregación. (EPC)

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Parecía hasta un montaje. Una noticia corrió el mundo hablando de las manchas de sangre del Santo ...
 
El Estado de Minas Gerais festejó en este mes de julio la memoria de Santa Ana, la abuela de Nuestr ...
 
Se prepara un año de celebraciones para señalar esos 175 años de fundación, que serán conmemora ...
 
El Card. Bechara Boutros Rai presidió la ceremonia de consagración en el mes de junio y agradeció ...
 
"Al llegar al cañón el rastro se esfumó. Los perros daban vueltas por uno y otro lado con la nari ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading