Loading
 
 
 
Loading
 
Nuevas regulaciones admiten en China el uso de campos de reeducación para casos de
Loading
 
11 de Octubre de 2018 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Xinjiang (Jueves, 11-10-2018, Gaudium Press) Una enmienda realizada a la legislación de la región autónoma de Xinjiang, China, permite a las autoridades locales a destinar a "centros de entrenamiento vocacional" a personas influenciadas por el "extremismo religioso" con el fin de "educar y transformar". La normativa entró en vigor el pasado 09 de octubre y ha suscitado gran inquietud por su similitud en el lenguaje con las medidas de opresión empleadas por China durante la llamada Revolución cultural de mediados del siglo XX.

revolucion cultural china gaudium press.jpg
Durante la Revolución Cultural China, numerosos creyentes fueron humillados y castigados con duras sentencias en campos de trabajo. Foto: AsiaNews.
Según el texto de la ley, estas instituciones tendrán como objetivo la eliminación del "extremismo religioso" y ofrecerán clases de escritura y lectura de lenguaje chino (que podrían estar relacionadas con la redacción forzada de declaraciones contrarias a la propia conciencia), cursos de Educación cívica e instrucción ideológica. Según informó AsiaNews, los métodos incluidos en los programas incluyen tratamientos psicológicos y de corrección del comportamiento para "ayudar a los estudiantes a transformar sus pensamientos y retornar a la sociedad y sus familias".

Organizaciones de derechos humanos como China Aid denuncian que los primeros ciudadanos destinados a dichos campos de entrenamiento son los miembros de la etnia Uygur, de religión musulmana, de quienes se calcula que un millón de personas ya ha sido detenida y torturada desde abril de 2017.

Según China Aid, 20 prisioneros fueron sometidos a maltratos en centros de entrenamiento político chinos, en los cuales eran privados del sueño y restringidos en el uso de sanitarios. Además, se les hizo vestir cascos que producían ruidos durante 21 horas cada día, permitiéndoles un descanso de sólo 3 horas. El ambiente de tortura constante los mantenía en un estado de gran sufrimiento durante todo el día. Además de los maltratos, las familias de los prisioneros recibieron una cuenta de 18.000 yuan como cobro por el "tratamiento".

Con información de AsiaNews.

 

Loading
Nuevas regulaciones admiten en China el uso de campos de reeducación para casos de

Xinjiang (Jueves, 11-10-2018, Gaudium Press) Una enmienda realizada a la legislación de la región autónoma de Xinjiang, China, permite a las autoridades locales a destinar a "centros de entrenamiento vocacional" a personas influenciadas por el "extremismo religioso" con el fin de "educar y transformar". La normativa entró en vigor el pasado 09 de octubre y ha suscitado gran inquietud por su similitud en el lenguaje con las medidas de opresión empleadas por China durante la llamada Revolución cultural de mediados del siglo XX.

revolucion cultural china gaudium press.jpg
Durante la Revolución Cultural China, numerosos creyentes fueron humillados y castigados con duras sentencias en campos de trabajo. Foto: AsiaNews.
Según el texto de la ley, estas instituciones tendrán como objetivo la eliminación del "extremismo religioso" y ofrecerán clases de escritura y lectura de lenguaje chino (que podrían estar relacionadas con la redacción forzada de declaraciones contrarias a la propia conciencia), cursos de Educación cívica e instrucción ideológica. Según informó AsiaNews, los métodos incluidos en los programas incluyen tratamientos psicológicos y de corrección del comportamiento para "ayudar a los estudiantes a transformar sus pensamientos y retornar a la sociedad y sus familias".

Organizaciones de derechos humanos como China Aid denuncian que los primeros ciudadanos destinados a dichos campos de entrenamiento son los miembros de la etnia Uygur, de religión musulmana, de quienes se calcula que un millón de personas ya ha sido detenida y torturada desde abril de 2017.

Según China Aid, 20 prisioneros fueron sometidos a maltratos en centros de entrenamiento político chinos, en los cuales eran privados del sueño y restringidos en el uso de sanitarios. Además, se les hizo vestir cascos que producían ruidos durante 21 horas cada día, permitiéndoles un descanso de sólo 3 horas. El ambiente de tortura constante los mantenía en un estado de gran sufrimiento durante todo el día. Además de los maltratos, las familias de los prisioneros recibieron una cuenta de 18.000 yuan como cobro por el "tratamiento".

Con información de AsiaNews.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Aunque se trata de una comunidad muy joven, ya cuenta con presencia en los cinco continentes. ...
 
Desde la convocatoria de alumnos en universidades, a niños en parroquias e incluso a no creyentes, ...
 
La Comisión Pontificia de Arqueología Sacra busca dar acceso a los lugares donde las raíces crist ...
 
De las 409 propuestas de la Comisión Real, la primera en implementarse afecta directamente la libe ...
 
La Iglesia no defenderá opciones inmorales y afirmó que los hábitos de vida acordes a la moral so ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading