Loading
 
 
 
Loading
 
En Gallup - EE.UU., obispo hace que Primera Comunión y Confirmación sean celebradas en la misma eucaristía
Loading
 
13 de Febrero de 2019 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Gallup (Miércoles, 13-02-2018, Gaudium Press) En la diócesis de Gallup, EE.UU. ha pasado algo digno de nota, que repite lo ocurrido en otras diócesis americanas, y que muy probablemente sea replicado en otras jurisdicciones. Allí, en esa diócesis de misión del estado de Nuevo México, tras carta pastoral de Mons. James Wall el pasado 11 de febrero, se ha restaurado el "orden de los sacramentos de iniciación" cristiana. Es decir, la Confirmación y la Primera Comunión serán administradas en la misma eucaristía, cuando el niño tenga alrededor de 7 u 8 años. Expliquemos un tanto.

1.jpg
Misa de Confirmación, oficiada por Mons. Sérgio Aparecido Colombo, obispo de Bragança Paulista

Recuerda Mons. Wall, obispo de Gallup, que en los primeros 500 años de la Iglesia Bautismo, Confirmación y Sagrada Comunión se "recibieron juntos", pero luego el Bautismo comenzó a administrarse en la infancia, la Confirmación alrededor de los 7 años, y la Comunión al inicio de la adolescencia. Siendo así, el orden de los sacramentos se mantenía, pero ellos se celebraban en momentos diferentes.

Después San Pío X, viendo la necesidad y la bondad de recibir a Jesús Sacramentado al inicio de la vida, "decidió que era importante para los niños a una edad más temprana recibir la Sagrada Comunión", y comenzó la administración de la misma alrededor de los 7 años.

Entretanto, y como una "no deseada consecuencia" de lo anterior, el Sacramento de la Confirmación fue movido a una edad posterior, invirtiendo el orden original de los Sacramentos de iniciación, ocurriendo que hoy comúnmente un niño recibe la Sagrada Comunión a los 8 años y la Confirmación a los 15 o 16.

El Bautismo y la Confirmación se dirigen a una plena comunión con Cristo

Entretanto, "debido a que los Sacramentos de Bautismo y Confirmación llevan al fiel a la culminación de su iniciación a la Vida Cristiana en la Sagrada Comunión, la práctica de posponer la recepción de la Confirmación hasta la adolescencia no siempre ha sido beneficiosa", señaló.

Agrega también Mons. Wall que "un porcentaje alarmante de nuestros niños católicos que se bautizaron y recibieron la Primera Comunión, no continúan su formación hacia el Sacramento de la Confirmación y, en demasiados casos, nunca reciben el Sacramento. Como su pastor, creo que es importante para nuestros niños, antes de que alcancen la adolescencia, recibir la fuerza de este importante Sacramento", que es aquel que "confirma y fortalece la vida sobrenatural que hemos recibido en el Bautismo y también nos permite con su gracia vivir de una manera más madura nuestras vidas como cristianos dando testimonio de Cristo en todo lo que hacemos".

"Al mismo tiempo, el Sacramento de la Confirmación se ordena hacia una comunión más profunda con el Señor y con su Iglesia a través de este testimonio a Él, una comunión que recibe su mayor expresión y gracia en esta vida en el sacramento de la Santa Comunión", afirma el obispo de Gallup.

En otras diócesis en los EE.UU.

Comentando la introducción de esos mismos cambios en la Diócesis de Manchester, Rita Ferrone la elogiaba como una "práctica digna de elogio, que ya estaba siendo seguida en 11 diócesis.

Con información de CNA

Loading
En Gallup - EE.UU., obispo hace que Primera Comunión y Confirmación sean celebradas en la misma eucaristía

Gallup (Miércoles, 13-02-2018, Gaudium Press) En la diócesis de Gallup, EE.UU. ha pasado algo digno de nota, que repite lo ocurrido en otras diócesis americanas, y que muy probablemente sea replicado en otras jurisdicciones. Allí, en esa diócesis de misión del estado de Nuevo México, tras carta pastoral de Mons. James Wall el pasado 11 de febrero, se ha restaurado el "orden de los sacramentos de iniciación" cristiana. Es decir, la Confirmación y la Primera Comunión serán administradas en la misma eucaristía, cuando el niño tenga alrededor de 7 u 8 años. Expliquemos un tanto.

1.jpg
Misa de Confirmación, oficiada por Mons. Sérgio Aparecido Colombo, obispo de Bragança Paulista

Recuerda Mons. Wall, obispo de Gallup, que en los primeros 500 años de la Iglesia Bautismo, Confirmación y Sagrada Comunión se "recibieron juntos", pero luego el Bautismo comenzó a administrarse en la infancia, la Confirmación alrededor de los 7 años, y la Comunión al inicio de la adolescencia. Siendo así, el orden de los sacramentos se mantenía, pero ellos se celebraban en momentos diferentes.

Después San Pío X, viendo la necesidad y la bondad de recibir a Jesús Sacramentado al inicio de la vida, "decidió que era importante para los niños a una edad más temprana recibir la Sagrada Comunión", y comenzó la administración de la misma alrededor de los 7 años.

Entretanto, y como una "no deseada consecuencia" de lo anterior, el Sacramento de la Confirmación fue movido a una edad posterior, invirtiendo el orden original de los Sacramentos de iniciación, ocurriendo que hoy comúnmente un niño recibe la Sagrada Comunión a los 8 años y la Confirmación a los 15 o 16.

El Bautismo y la Confirmación se dirigen a una plena comunión con Cristo

Entretanto, "debido a que los Sacramentos de Bautismo y Confirmación llevan al fiel a la culminación de su iniciación a la Vida Cristiana en la Sagrada Comunión, la práctica de posponer la recepción de la Confirmación hasta la adolescencia no siempre ha sido beneficiosa", señaló.

Agrega también Mons. Wall que "un porcentaje alarmante de nuestros niños católicos que se bautizaron y recibieron la Primera Comunión, no continúan su formación hacia el Sacramento de la Confirmación y, en demasiados casos, nunca reciben el Sacramento. Como su pastor, creo que es importante para nuestros niños, antes de que alcancen la adolescencia, recibir la fuerza de este importante Sacramento", que es aquel que "confirma y fortalece la vida sobrenatural que hemos recibido en el Bautismo y también nos permite con su gracia vivir de una manera más madura nuestras vidas como cristianos dando testimonio de Cristo en todo lo que hacemos".

"Al mismo tiempo, el Sacramento de la Confirmación se ordena hacia una comunión más profunda con el Señor y con su Iglesia a través de este testimonio a Él, una comunión que recibe su mayor expresión y gracia en esta vida en el sacramento de la Santa Comunión", afirma el obispo de Gallup.

En otras diócesis en los EE.UU.

Comentando la introducción de esos mismos cambios en la Diócesis de Manchester, Rita Ferrone la elogiaba como una "práctica digna de elogio, que ya estaba siendo seguida en 11 diócesis.

Con información de CNA


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

La cita será el 18 de febrero en la Basílica de Santa María sopra Minerva, donde se encuentra el ...
 
Michael Habsburg-Lothringen, presidente de la Fundación Mindszenty, anunció que fue firmado el dec ...
 
Santa Teresa de Jesús solía decir sobre el Patrono de la Iglesia Universal: "No me acuerdo hasta a ...
 
Padre Pio era molto legato all’arcangelo Michele ...
 
El prelado reflexionó sobre aspectos de la formación de sacerdotes y causas la crisis actual de la ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading