Loading
 
 
 
Loading
 
Templo de Detroit pierde órgano por una filtración de agua pero descubre un vitral desconocido al removerlo
Loading
 
12 de Abril de 2019 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Detroit (Jueves, 11-04-2019, Gaudium Press) El templo de San Josafat en Detroit, Estados Unidos, recibió una "bendición disfrazada" en el otoño pasado: una fuerte tormenta, asociada con una filtración de agua justamente ubicada sobre el órgano de tubos, arruinó los mecanismos internos del preciado instrumento. Al realizar los trabajos de remoción del órgano, ubicado en el respaldo del coro posterior del templo, se reveló un colorido vitral de la Crucifixión del Señor, que había estado oculto durante más de 50 años.

VITRAL SORPRESA EN DETORIT GAUDOUM PRESS.jpg
El vitral recuperado llena de luz y color el templo de San Josafat. Foto: Melissa Moon | Detroit Catholic
Aunque el órgano de tubos representa una grave pérdida, los fieles locales han podido contemplar su templo bajo una nueva luz. "Ahora veo esta bella Crucifixión con San Juan y nuestra Santísima Madre justo frente a mí (al celebrar Misa)", indicó a Detroit Catholic el párroco local, P. Gregory Tokarski. "Esto me inspira". Para el sacerdote, el nuevo ambiente del templo contribuye a destacar la sacralidad de la Liturgia, un esfuerzo en el que el P. Tokarski ha trabajado recientemente, incorporando dos Eucaristías ad orientem cada semana.

"El templo está realmente vivo durante el día con todas las diferentes ventanas, especialmente ahora con esta ventana abierta", comentó Dean Wisniewski, uno de los feligreses de mayor antigüedad. A pesar de que no recordaba el vitral como tal, si comentó que la develación del vitral lo transportó "a cuando yo era un niño pequeño". Wisniewski afirmó que en su infancia sentía que entrar en el templo era "ir al Cielo" a causa de los efectos de luz que los vitrales causaban en la edificación.

Ahora los creyentes tienen la preocupación de reponer el costoso órgano perdido, que podría costar más de 250 mil dólares, o más de 60 mil en su versión digital, algo que escapa al presupuesto de la parroquia, por lo que han tenido que emplear temporalmente un teclado electrónico conectado a amplificadores. "Es ua lástima tener un templo tan bello sin un órgano", lamentó el P. Tokarski. "Cuando tengamos un nuevo órgano, me aseguraré de que los tubos sean puestos al costado y de que no cubran el vitral".

Con información de Detroit Catholic.

 

Loading
Templo de Detroit pierde órgano por una filtración de agua pero descubre un vitral desconocido al removerlo

Detroit (Jueves, 11-04-2019, Gaudium Press) El templo de San Josafat en Detroit, Estados Unidos, recibió una "bendición disfrazada" en el otoño pasado: una fuerte tormenta, asociada con una filtración de agua justamente ubicada sobre el órgano de tubos, arruinó los mecanismos internos del preciado instrumento. Al realizar los trabajos de remoción del órgano, ubicado en el respaldo del coro posterior del templo, se reveló un colorido vitral de la Crucifixión del Señor, que había estado oculto durante más de 50 años.

VITRAL SORPRESA EN DETORIT GAUDOUM PRESS.jpg
El vitral recuperado llena de luz y color el templo de San Josafat. Foto: Melissa Moon | Detroit Catholic
Aunque el órgano de tubos representa una grave pérdida, los fieles locales han podido contemplar su templo bajo una nueva luz. "Ahora veo esta bella Crucifixión con San Juan y nuestra Santísima Madre justo frente a mí (al celebrar Misa)", indicó a Detroit Catholic el párroco local, P. Gregory Tokarski. "Esto me inspira". Para el sacerdote, el nuevo ambiente del templo contribuye a destacar la sacralidad de la Liturgia, un esfuerzo en el que el P. Tokarski ha trabajado recientemente, incorporando dos Eucaristías ad orientem cada semana.

"El templo está realmente vivo durante el día con todas las diferentes ventanas, especialmente ahora con esta ventana abierta", comentó Dean Wisniewski, uno de los feligreses de mayor antigüedad. A pesar de que no recordaba el vitral como tal, si comentó que la develación del vitral lo transportó "a cuando yo era un niño pequeño". Wisniewski afirmó que en su infancia sentía que entrar en el templo era "ir al Cielo" a causa de los efectos de luz que los vitrales causaban en la edificación.

Ahora los creyentes tienen la preocupación de reponer el costoso órgano perdido, que podría costar más de 250 mil dólares, o más de 60 mil en su versión digital, algo que escapa al presupuesto de la parroquia, por lo que han tenido que emplear temporalmente un teclado electrónico conectado a amplificadores. "Es ua lástima tener un templo tan bello sin un órgano", lamentó el P. Tokarski. "Cuando tengamos un nuevo órgano, me aseguraré de que los tubos sean puestos al costado y de que no cubran el vitral".

Con información de Detroit Catholic.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El Arzobispo de los Ángeles mantuvo su calificación del proyecto de ley como "inaceptable". ...
 
Desde este 20 al 22 de mayo se desarrolla en Madrid un encuentro organizado por la Comisión Episcop ...
 
Se trata de Nuestra Señora de la Presentación del Quinche. La entronización fue promovida por la ...
 
por ocasión del 40º aniversario de la fundación de la Asociación Católica de Agentes de Salud, ...
 
"El amor familiar: vocación y camino de santidad" será el tema del evento que ocurrirá en Roma de ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading