Loading
 
 
 
Loading
 
Catedral Metropolitana de México muestra los tesoros de la Capilla de las Reliquias
Loading
 
2 de Noviembre de 2017 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad de México (Jueves, 02-11-2017, Gaudium Press) Con ocasión de las Fiesta de Todos los Santos y la conmemoración de los fieles difuntos, la Catedral Metropolitana de México mostrará a los fieles los tesoros de la "Capilla del Santo Entierro y de las Reliquias", que permanecerá abierta desde el miércoles 1º hasta el domingo 5 de noviembre.

El propósito es el de animar la especial tradición de la Iglesia de venerar las reliquias de los santos, en una fecha especial, como es la solemnidad de Todos los Santos, según indicó el Padre José de Jesús Aguilar, Canónico de la Catedral, quien es mencionado en nota de prensa emitida por el Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México (SIAME).

La Capilla está ubicada después de la sacristía en la nave del lado de la Epístola. Se construyó entre 1610 y 1615, y debe su nombre al gran crucifijo tallado en madera -conocido como el "Cristo de los Conquistadores"-, que de acuerdo con una tradición fue entregado como obsequio a la Catedral por el emperador Carlos V.

siame.jpg
La "Capilla del Santo Entierro y de las Reliquias" fue construida entre 1610 y 1615. Entre las reliquias está un trozo del 'Lignum Crucis' / Foto: Siame.

El lugar fue concebido para conservar las reliquias que posee el templo catedralicio, que están ubicadas en varios nichos del retablo principal y en otros lugares a lo largo de la capilla. Varias de ellas fueron enviadas desde Roma y Tierra Santa para su veneración, destacándose un gran tozo del ‘Lignum Crucis', parte del que había recibido del Papa Fray Diego de Salamanca para el convento de San Agustín.

También hay reliquias de San Primitivo, Santa Hilaria, San Anastasio, San Gelasi y San Vito; además del Santa Generosa, el Papa San Pío, San Judas Tadeo, San Epigmenio, San Clemente, San Máximo, San Tófilo, San Zenón, San Fortunato, San Heliodoro, el Papa San Gelasio, San Vicente Mártir, Santa Hilaria, San Vito, Santa Úrsula y Santa Anastasia. Asimismo, está la osamenta completa de San Vital de Milán, que fue extraída del cementerio de San Calixto en Roma el 13 de diciembre de 1819. En la Catedral también están presentes reliquias de San Felipe de Jesús, primer santo mexicano.

Existe igualmente un grupo de reliquias incrustadas en esculturas de cera y que representan a varios santos, los cuales son unos verdaderos relicarios. Otras, permanecen en nichos de los altares barrocos de la capilla, las cuales están ocultas durante el año, pero se dejan al descubierto para la fiesta de Todos los Santos y solemnidad de los fieles difuntos.

Muchas de estas reliquias estuvieron por varios años en bellas alhajas de orfebrería, pero fueron retiradas en la época de la Desamortización de los bienes eclesiásticos en México, para exponerse de un modo menos ostentoso.

Además, la Capilla también guarda importantes obras de arte, como lo es el cuadro de "La Crucifixión" de Joseph Villegas, reconocido pintor del siglo XVIII; una pintura de Nuestra Señora de Guadalupe de autoría de José de Ibarra, con fecha de 1737, y se destaca un relieve de la Sagrada Familia, considerada la joya de la capilla.

Con información de Siame y Catedral Metropolitana de México.

 

Loading
Catedral Metropolitana de México muestra los tesoros de la Capilla de las Reliquias

Ciudad de México (Jueves, 02-11-2017, Gaudium Press) Con ocasión de las Fiesta de Todos los Santos y la conmemoración de los fieles difuntos, la Catedral Metropolitana de México mostrará a los fieles los tesoros de la "Capilla del Santo Entierro y de las Reliquias", que permanecerá abierta desde el miércoles 1º hasta el domingo 5 de noviembre.

El propósito es el de animar la especial tradición de la Iglesia de venerar las reliquias de los santos, en una fecha especial, como es la solemnidad de Todos los Santos, según indicó el Padre José de Jesús Aguilar, Canónico de la Catedral, quien es mencionado en nota de prensa emitida por el Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México (SIAME).

La Capilla está ubicada después de la sacristía en la nave del lado de la Epístola. Se construyó entre 1610 y 1615, y debe su nombre al gran crucifijo tallado en madera -conocido como el "Cristo de los Conquistadores"-, que de acuerdo con una tradición fue entregado como obsequio a la Catedral por el emperador Carlos V.

siame.jpg
La "Capilla del Santo Entierro y de las Reliquias" fue construida entre 1610 y 1615. Entre las reliquias está un trozo del 'Lignum Crucis' / Foto: Siame.

El lugar fue concebido para conservar las reliquias que posee el templo catedralicio, que están ubicadas en varios nichos del retablo principal y en otros lugares a lo largo de la capilla. Varias de ellas fueron enviadas desde Roma y Tierra Santa para su veneración, destacándose un gran tozo del ‘Lignum Crucis', parte del que había recibido del Papa Fray Diego de Salamanca para el convento de San Agustín.

También hay reliquias de San Primitivo, Santa Hilaria, San Anastasio, San Gelasi y San Vito; además del Santa Generosa, el Papa San Pío, San Judas Tadeo, San Epigmenio, San Clemente, San Máximo, San Tófilo, San Zenón, San Fortunato, San Heliodoro, el Papa San Gelasio, San Vicente Mártir, Santa Hilaria, San Vito, Santa Úrsula y Santa Anastasia. Asimismo, está la osamenta completa de San Vital de Milán, que fue extraída del cementerio de San Calixto en Roma el 13 de diciembre de 1819. En la Catedral también están presentes reliquias de San Felipe de Jesús, primer santo mexicano.

Existe igualmente un grupo de reliquias incrustadas en esculturas de cera y que representan a varios santos, los cuales son unos verdaderos relicarios. Otras, permanecen en nichos de los altares barrocos de la capilla, las cuales están ocultas durante el año, pero se dejan al descubierto para la fiesta de Todos los Santos y solemnidad de los fieles difuntos.

Muchas de estas reliquias estuvieron por varios años en bellas alhajas de orfebrería, pero fueron retiradas en la época de la Desamortización de los bienes eclesiásticos en México, para exponerse de un modo menos ostentoso.

Además, la Capilla también guarda importantes obras de arte, como lo es el cuadro de "La Crucifixión" de Joseph Villegas, reconocido pintor del siglo XVIII; una pintura de Nuestra Señora de Guadalupe de autoría de José de Ibarra, con fecha de 1737, y se destaca un relieve de la Sagrada Familia, considerada la joya de la capilla.

Con información de Siame y Catedral Metropolitana de México.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

"Hacíamos footing en el parque. ‘Honey', mi anciano pero adiestrado y fiel Poodle y yo. Ya lo aco ...
 
La peregrinación se realizará el próximo 25 de agosto ...
 
El Papa Francisco presidió en la mañana de este jueves, 19/07, en el Vaticano el Consistorio Ordin ...
 
Los títulos de monseñor fueron entregados por el Cardenal Tempesta el pasado 11 de julio ...
 
...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading