Loading
 
 
 
Loading
 
Arzobispo de San Pablo afirma que "la Cuaresma nos llama a la conversión"
Loading
 
14 de Marzo de 2018 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

San Pablo (Miércoles, 14-03-2018, Gaudium Press) "La Cuaresma nos llama a la conversión y eso significa, por encima de todo, que nos volvamos hacia Dios, acojamos su presencia entre nosotros y en nuestra vida personal sigamos sus caminos y sus mandamientos", escribe el Cardenal Odilo Pedro Scherer, Arzobispo de San Pablo, en su más reciente artículo, titulado "Cuaresma y Sínodo Arquidiocesano: conversión pastoral y misionera".

3.jpg

En el texto publicado en el folleto "El Pueblo de Dios en San Pablo", este martes, 13 de marzo, Mons. Odilo recuerda que el período cuaresmal, más allá de ser una "conversión en la fe", también debe ser "una conversión en la práctica de nuestra vida, que debe ser más y más coherente con el Evangelio de Cristo".

"El trecho del Evangelio leído hoy (13 de marzo) nos habla de la conversación de Jesús con Nicodemo, que buscó a Jesús de noche, todavía en la oscuridad. Pero él ya deseaba la luz y reconoció en Jesús esa luz. La pedagogía de Jesús, poco a poco, lo condujo ‘de las tinieblas a la luz'. Jesús lo invitó a ‘nacer de nuevo', a ser una persona nueva... Eso indica el significado profundo de la conversión, mediante la adhesión a Cristo y al Evangelio del Reino de Dios", afirma el purpurado.

El Arzobispo explica además que durante la Cuaresma, cada año, nosotros debemos hacer el camino pedagógico del paso de las tinieblas del mal, del pecado, de la vida lejos de Dios, fuera de los caminos del Evangelio, a fin de alcanzar la luz verdadera, que es Nuestro Señor Jesucristo.

"En la noche de la Pascua, proclamamos esa ‘luz nueva', encendiendo el cirio pascual y anunciando su resurrección. Y nosotros también encenderemos nuestras velas en esa luz nueva y renovaremos las promesas de nuestro Bautismo, en señal de nuestra adhesión a Cristo y a la vida nueva, como conviene a los cristianos".

Mientras tanto, prosiguió Mons. Odilo, "nuestra Arquidiócesis va haciendo el sínodo, que también es un ‘camino de conversión'". "En las parroquias y comunidades ocurren reuniones de grupos, para una renovada consciencia sobre la vida y la misión de la Iglesia, que se realiza (o no se realiza...) en las comunidades concretas de nuestra Arquidiócesis".

Para el purpurado, "la conversión pasa por una toma de consciencia, por un ‘mirarse al espejo'", pues "más allá de darnos cuenta de mucha cosa buena, puede ser que tomemos consciencia de que muchas cosas todavía no suceden, o suceden mucho menos y precisa ser cambiada o mejorada". Y para eso, "requiere una ‘conversión pastoral', una adecuación de la manera de hacer y, sobre todo, del ánimo y de la motivación con que hacemos las cosas".

En ese sentido, Mons. Odilo menciona la Conferencia de Aparecida, realizada en 2007, cuando los obispos afirmaron "que ya no podemos hacer apenas una ‘pastoral de conservación', repitiendo las cosas de la misma manera de siempre, sin llevar en cuenta que las cosas cambiaron y van cambiando a nuestro alrededor...".

"El Papa Francisco pidió a toda la Iglesia una verdadera ‘conversión misionera', con la mirada dirigida ‘para fuera', para el vasto campo misionero. Pidió la conversión para una ‘Iglesia en salida misionera', una ‘Iglesia en estado de misión'", resalta.

Al final del texto, Mons. Odilo desea que la Cuaresma "nos ayude a recobrar nuevas motivaciones y un nuevo dinamismo pastoral y evangelizador". (LMI)

Loading
Arzobispo de San Pablo afirma que "la Cuaresma nos llama a la conversión"

San Pablo (Miércoles, 14-03-2018, Gaudium Press) "La Cuaresma nos llama a la conversión y eso significa, por encima de todo, que nos volvamos hacia Dios, acojamos su presencia entre nosotros y en nuestra vida personal sigamos sus caminos y sus mandamientos", escribe el Cardenal Odilo Pedro Scherer, Arzobispo de San Pablo, en su más reciente artículo, titulado "Cuaresma y Sínodo Arquidiocesano: conversión pastoral y misionera".

3.jpg

En el texto publicado en el folleto "El Pueblo de Dios en San Pablo", este martes, 13 de marzo, Mons. Odilo recuerda que el período cuaresmal, más allá de ser una "conversión en la fe", también debe ser "una conversión en la práctica de nuestra vida, que debe ser más y más coherente con el Evangelio de Cristo".

"El trecho del Evangelio leído hoy (13 de marzo) nos habla de la conversación de Jesús con Nicodemo, que buscó a Jesús de noche, todavía en la oscuridad. Pero él ya deseaba la luz y reconoció en Jesús esa luz. La pedagogía de Jesús, poco a poco, lo condujo ‘de las tinieblas a la luz'. Jesús lo invitó a ‘nacer de nuevo', a ser una persona nueva... Eso indica el significado profundo de la conversión, mediante la adhesión a Cristo y al Evangelio del Reino de Dios", afirma el purpurado.

El Arzobispo explica además que durante la Cuaresma, cada año, nosotros debemos hacer el camino pedagógico del paso de las tinieblas del mal, del pecado, de la vida lejos de Dios, fuera de los caminos del Evangelio, a fin de alcanzar la luz verdadera, que es Nuestro Señor Jesucristo.

"En la noche de la Pascua, proclamamos esa ‘luz nueva', encendiendo el cirio pascual y anunciando su resurrección. Y nosotros también encenderemos nuestras velas en esa luz nueva y renovaremos las promesas de nuestro Bautismo, en señal de nuestra adhesión a Cristo y a la vida nueva, como conviene a los cristianos".

Mientras tanto, prosiguió Mons. Odilo, "nuestra Arquidiócesis va haciendo el sínodo, que también es un ‘camino de conversión'". "En las parroquias y comunidades ocurren reuniones de grupos, para una renovada consciencia sobre la vida y la misión de la Iglesia, que se realiza (o no se realiza...) en las comunidades concretas de nuestra Arquidiócesis".

Para el purpurado, "la conversión pasa por una toma de consciencia, por un ‘mirarse al espejo'", pues "más allá de darnos cuenta de mucha cosa buena, puede ser que tomemos consciencia de que muchas cosas todavía no suceden, o suceden mucho menos y precisa ser cambiada o mejorada". Y para eso, "requiere una ‘conversión pastoral', una adecuación de la manera de hacer y, sobre todo, del ánimo y de la motivación con que hacemos las cosas".

En ese sentido, Mons. Odilo menciona la Conferencia de Aparecida, realizada en 2007, cuando los obispos afirmaron "que ya no podemos hacer apenas una ‘pastoral de conservación', repitiendo las cosas de la misma manera de siempre, sin llevar en cuenta que las cosas cambiaron y van cambiando a nuestro alrededor...".

"El Papa Francisco pidió a toda la Iglesia una verdadera ‘conversión misionera', con la mirada dirigida ‘para fuera', para el vasto campo misionero. Pidió la conversión para una ‘Iglesia en salida misionera', una ‘Iglesia en estado de misión'", resalta.

Al final del texto, Mons. Odilo desea que la Cuaresma "nos ayude a recobrar nuevas motivaciones y un nuevo dinamismo pastoral y evangelizador". (LMI)

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/93767-Arzobispo-de-San-Pablo-afirma-que--la-Cuaresma-nos-llama-a-la-conversion-. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Recopilando varios textos, homilías y conferencias, el purpurado ofrece reflexiones sobre la educac ...
 
El hallazgo se produjo en una investigación a una casa de subasta y un anticuario que permitió la ...
 
La Orden registra un aumento de vocaciones y crecimiento en el número de parroquias a las cuales si ...
 
Mons. Mario Iceta, Presidente de la Subcomisión de Familia de la CEE, afirma que la Carta Encíclic ...
 
El purpurado afirma no temer a la muerte pero ser muy cuidadoso con lo que come y bebe. ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading