Loading
 
 
 
Loading
 
Dios recompensará a padres que entregan sus hijos a Seminario, afirma Obispo español
Loading
 
25 de Junio de 2018 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

España - Córdoba (Lunes, 25-06-2018, Gaudium Press) Mons. Demetrio Fernández, Obispo de Córdoba, España, escribió un mensaje por ocasión de la ceremonia de ordenación sacerdotal que ocurrió el sábado 23, en la Diócesis.

4.jpg

En el texto, el prelado recuerda que "la Iglesia puede seguir cumpliendo su misión evangelizadora gracias a este hilo que nunca se rompió y que proviene de Jesús a través de los apóstoles y sus sucesores hasta nosotros".

"Jesús tocó el corazón de estos jóvenes y los llamó a seguirle. Él los consagra ministros suyos, para que actúen en su nombre y con su autoridad, 'in persona Christi capitis'. Él los envía a la misión como un día envió a los apóstoles", agrega.

Mons. Demetrio resalta además que Jesús sigue llamando a muchos jóvenes para que prolonguen esta sagrada misión hasta el final de los tiempos. "Es asombroso constatar que Jesús sigue llamando y cómo muchos jóvenes le responden positivamente".

Sobre la formación de los nuevos sacerdotes, el Obispo recuerda que "el Seminario es el lugar, el tiempo, la comunidad, todo un conjunto de medios, que los han preparado y los han hecho 'dignos' de ser presentados a las sagradas Órdenes". Por este motivo, "la Diócesis mira el Seminario como el corazón de la Diócesis, como el seno materno en el cual son gestados los nuevos presbíteros. Y todo período de gestación es especialmente delicado y requiere especiales atenciones".

"Continúan llegando jóvenes, que son atendidos con esmero y delicadeza, para acompañar todo su proceso de discernimiento, madurez, crecimiento y preparación para ser ministros del Señor y servidores de los hombres", resalta.

En la misiva, el prelado agradece a todos los que colaboran en el Seminario, y también a las familias por apoyar la vocación de sus hijos. "Los nuevos sacerdotes y los que se preparan para serlo no cayeron del cielo, sino que nacieron en el seno de una familia. Bendita familia en la cual Dios llama alguno de sus miembros para el sacerdocio o para la vida religiosa".

Concluyendo su mensaje, Mons. Demetrio afirmó que tener un hijo con vocación al sacerdocio es un regalo de Dios que supone "un sacrificio para la familia, una generosa donación. Dios recompensará esta generosidad de los padres, dando a su hijo para el Seminario, para el sacerdocio. Encontrar apoyo en la propia familia es una gran ayuda para los que dan este paso, y es una gran ayuda para mantenerse fiel a esta vocación". (EPC)

 

Loading
Dios recompensará a padres que entregan sus hijos a Seminario, afirma Obispo español

España - Córdoba (Lunes, 25-06-2018, Gaudium Press) Mons. Demetrio Fernández, Obispo de Córdoba, España, escribió un mensaje por ocasión de la ceremonia de ordenación sacerdotal que ocurrió el sábado 23, en la Diócesis.

4.jpg

En el texto, el prelado recuerda que "la Iglesia puede seguir cumpliendo su misión evangelizadora gracias a este hilo que nunca se rompió y que proviene de Jesús a través de los apóstoles y sus sucesores hasta nosotros".

"Jesús tocó el corazón de estos jóvenes y los llamó a seguirle. Él los consagra ministros suyos, para que actúen en su nombre y con su autoridad, 'in persona Christi capitis'. Él los envía a la misión como un día envió a los apóstoles", agrega.

Mons. Demetrio resalta además que Jesús sigue llamando a muchos jóvenes para que prolonguen esta sagrada misión hasta el final de los tiempos. "Es asombroso constatar que Jesús sigue llamando y cómo muchos jóvenes le responden positivamente".

Sobre la formación de los nuevos sacerdotes, el Obispo recuerda que "el Seminario es el lugar, el tiempo, la comunidad, todo un conjunto de medios, que los han preparado y los han hecho 'dignos' de ser presentados a las sagradas Órdenes". Por este motivo, "la Diócesis mira el Seminario como el corazón de la Diócesis, como el seno materno en el cual son gestados los nuevos presbíteros. Y todo período de gestación es especialmente delicado y requiere especiales atenciones".

"Continúan llegando jóvenes, que son atendidos con esmero y delicadeza, para acompañar todo su proceso de discernimiento, madurez, crecimiento y preparación para ser ministros del Señor y servidores de los hombres", resalta.

En la misiva, el prelado agradece a todos los que colaboran en el Seminario, y también a las familias por apoyar la vocación de sus hijos. "Los nuevos sacerdotes y los que se preparan para serlo no cayeron del cielo, sino que nacieron en el seno de una familia. Bendita familia en la cual Dios llama alguno de sus miembros para el sacerdocio o para la vida religiosa".

Concluyendo su mensaje, Mons. Demetrio afirmó que tener un hijo con vocación al sacerdocio es un regalo de Dios que supone "un sacrificio para la familia, una generosa donación. Dios recompensará esta generosidad de los padres, dando a su hijo para el Seminario, para el sacerdocio. Encontrar apoyo en la propia familia es una gran ayuda para los que dan este paso, y es una gran ayuda para mantenerse fiel a esta vocación". (EPC)

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

"Un pajarito en la encantadora floresta percibió la llegada de otro que parecía estar perdido: vol ...
 
La conmemoración ocurrió el 10 de agosto y fue presidida por Mons. Carlos Briseño Arch, Obispo Au ...
 
Desde las 7:45 de la mañana, en la Catedral metropolitana de Buenos Aires se sucederán las celebra ...
 
La Orden de las Mercedes llegó a América Latina en 1519, acompañando a Hernán Cortés y el cuerp ...
 
La presencia del Santísimo Sacramento en procesiones en el Reino Unido había sido prohibida en 190 ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading