Loading
 
 
 
Loading
 
En las Vísperas de la Jornada Mundial de Vida Consagrada el Papa agradece al arzobispo brasileño, Braz de Aviz por el empeño en la vida consagrada
Loading
 
3 de Febrero de 2012 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Viernes, 03-02-2012, Gaudium Press) En la proximidad del Año de la Fe el Santo Padre, durante las Vísperas de la Fiesta de la Presentación del Señor, hizo votos a las religiosas y los religiosos de que "sea un año de renovación y de fidelidad, para que todos los consagrados y las consagradas se empeñen con entusiasmo en la nueva evangelización". Benedicto XVI agradeció también a Mons. João Braz de Aviz, presidente de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, que será creado cardenal en el próximo consistorio, y a sus colaboradores por el "precioso servicio que prestan a la Santa Sede y a toda la Iglesia". En la Basílica vaticana estaban presentes numerosos religiosos y religiosas de varias congregaciones presentes en Roma.

Vísperas.JPG
Benedicto XVI al arribar a la Basílica vaticana para las vísperas, con ocasión de la Jorndada de la Vida Consagrada
La Fiesta de la Presentación del Señor recuerda el momento en que José y María, después de cuarenta días, fueron al Templo para dedicar el primogénito a Dios, un evento que retoma y prolonga el tema de Cristo Luz. El Evangelio de ayer, como observó el Santo Padre, habla sobre "el misterio de la consagración" de Jesús, de María, y de todos aquellos que escogieron la vida religiosa. Es un significativo ícono de la donación de la propia vida por parte de todos aquellos que fueron llamados a representar en la Iglesia y en el mundo, mediante los consejos evangélicos, los rasgos característicos de Jesús, la virgen, pobre y obediente, el Consagrado del Padre".

Hace quince años la Fiesta de hoy también era celebrada, por iniciativa del Beato Juan Pablo II, como la Jornada Mundial de la Vida Consagrada. El evento tiene tres objetivos: "alabar y agradecer al Señor por el don" de la vida religiosa; "valorar cada vez más el testimonio de aquellos que escogieron seguir a Cristo mediante la práctica de los consejos evangélicos" y "una preciosa ocasión de renovación de los propósitos y revitalización de los sentimientos que inspiran la donación" al Señor.

En proximidad del Año de la Fe, que la Iglesia celebrará a partir del día 11 de octubre próximo, el Papa invitó a todos los miembros de las varias congregaciones religiosas a vivir este año como "tiempo favorable para la renovación interior" y con "una profundización de los valores esenciales y las exigencias de la propia consagración". Será una "preciosa" ocasión para "profundizar todavía más la relación con Dios" para dar "un positivo influjo" a la particular presencia y forma de apostolado" realizado a través de los carismas y de la fidelidad al Magisterio. A las personas consagradas Benedicto XVI afirmó que "los consejos evangélicos, aceptados como auténtica regla de vida, refuerzan la fe, la esperanza y la caridad, que unen a Dios", invitándolas a continuar "siendo testigos de la fe y la gracia, testigos creíbles para la Iglesia y para el mundo de hoy".

La numerosa presencia de monjas, religiosos y personas consagradas no es algo particular para la Basílica vaticana, pero en el día propio de la fiesta da un testimonio especial. Las religiosas y los religiosos fueron también invitados por el Maestro de Ceremonias Litúrgicas Pontificias a participar activamente de las Vísperas en la lectura de un trecho bíblico, en las intercesiones. La celebración de las Vísperas fue iniciada con una oración silenciosa delante del Santísimo Sacramento expuesto en el altar de la Basílica.

 

 

Loading
En las Vísperas de la Jornada Mundial de Vida Consagrada el Papa agradece al arzobispo brasileño, Braz de Aviz por el empeño en la vida consagrada

Ciudad del Vaticano (Viernes, 03-02-2012, Gaudium Press) En la proximidad del Año de la Fe el Santo Padre, durante las Vísperas de la Fiesta de la Presentación del Señor, hizo votos a las religiosas y los religiosos de que "sea un año de renovación y de fidelidad, para que todos los consagrados y las consagradas se empeñen con entusiasmo en la nueva evangelización". Benedicto XVI agradeció también a Mons. João Braz de Aviz, presidente de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, que será creado cardenal en el próximo consistorio, y a sus colaboradores por el "precioso servicio que prestan a la Santa Sede y a toda la Iglesia". En la Basílica vaticana estaban presentes numerosos religiosos y religiosas de varias congregaciones presentes en Roma.

Vísperas.JPG
Benedicto XVI al arribar a la Basílica vaticana para las vísperas, con ocasión de la Jorndada de la Vida Consagrada
La Fiesta de la Presentación del Señor recuerda el momento en que José y María, después de cuarenta días, fueron al Templo para dedicar el primogénito a Dios, un evento que retoma y prolonga el tema de Cristo Luz. El Evangelio de ayer, como observó el Santo Padre, habla sobre "el misterio de la consagración" de Jesús, de María, y de todos aquellos que escogieron la vida religiosa. Es un significativo ícono de la donación de la propia vida por parte de todos aquellos que fueron llamados a representar en la Iglesia y en el mundo, mediante los consejos evangélicos, los rasgos característicos de Jesús, la virgen, pobre y obediente, el Consagrado del Padre".

Hace quince años la Fiesta de hoy también era celebrada, por iniciativa del Beato Juan Pablo II, como la Jornada Mundial de la Vida Consagrada. El evento tiene tres objetivos: "alabar y agradecer al Señor por el don" de la vida religiosa; "valorar cada vez más el testimonio de aquellos que escogieron seguir a Cristo mediante la práctica de los consejos evangélicos" y "una preciosa ocasión de renovación de los propósitos y revitalización de los sentimientos que inspiran la donación" al Señor.

En proximidad del Año de la Fe, que la Iglesia celebrará a partir del día 11 de octubre próximo, el Papa invitó a todos los miembros de las varias congregaciones religiosas a vivir este año como "tiempo favorable para la renovación interior" y con "una profundización de los valores esenciales y las exigencias de la propia consagración". Será una "preciosa" ocasión para "profundizar todavía más la relación con Dios" para dar "un positivo influjo" a la particular presencia y forma de apostolado" realizado a través de los carismas y de la fidelidad al Magisterio. A las personas consagradas Benedicto XVI afirmó que "los consejos evangélicos, aceptados como auténtica regla de vida, refuerzan la fe, la esperanza y la caridad, que unen a Dios", invitándolas a continuar "siendo testigos de la fe y la gracia, testigos creíbles para la Iglesia y para el mundo de hoy".

La numerosa presencia de monjas, religiosos y personas consagradas no es algo particular para la Basílica vaticana, pero en el día propio de la fiesta da un testimonio especial. Las religiosas y los religiosos fueron también invitados por el Maestro de Ceremonias Litúrgicas Pontificias a participar activamente de las Vísperas en la lectura de un trecho bíblico, en las intercesiones. La celebración de las Vísperas fue iniciada con una oración silenciosa delante del Santísimo Sacramento expuesto en el altar de la Basílica.

 

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

La capilla fue inaugurada en la ciudad de La Paz donde antiguamente funcionaba el templo parroquial ...
 
En medio del clima de violencia que aún se respira en la República Centroafricana, hay espacios qu ...
 
"La Iglesia nunca dejará de proclamar su convicción de que la vida es inviolable desde su concepci ...
 
La Conferencia Nacional de Obispos del Brasil (CNBB) concluyó el último día 14 de diciembre la Pr ...
 
La jornada ocurrirá le próximo lunes 22 de diciembre en la Basílica de Santa María la Mayor y fr ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading