Loading
 
 
 
Loading
 
En la Audiencia General el Papa Francisco profundizó en el Don de Consejo del Espíritu Santo
Loading
 
7 de Mayo de 2014 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Miércoles, 07-05-2014, Gaudium Press) Hoy, ante una Plaza de San Pedro colmada de fieles y peregrinos, el Papa Francisco continuó sus catequesis de las Audiencias Generales sobre los dones del Espíritu Santo. Tras haber hablado del Don de Inteligencia el miércoles anterior, hoy trató del Don de Consejo.

1.png
Foto: Radio Vaticano

"Sabemos cuánto [este don] es importante, sobre todo en los momentos más delicados, el poder contar con las sugerencias de personas sabias y que nos quieren. Ahora, a través del don del consejo, es Dios mismo, con el Espíritu Santo, que ilumina nuestro corazón, para hacernos comprender el modo justo de hablar y de comportarse y el camino a seguir", expresó el Pontífice.

Sobre la forma de actuación de ese don, el Papa Francisco explicó que él nos hace sensibles a la voz de Dios y nos mueve a "orientar nuestros pensamientos, nuestros sentimientos y nuestras intenciones según el corazón de Dios. Al mismo tiempo, nos lleva siempre más a dirigir la mirada interior sobre Jesús, como modelo de nuestro modo de actuar y de relacionarnos con Dios Padre y con los hermanos. El consejo, es entonces el don con el cual el Espíritu Santo hace que nuestra conciencia sea capaz de hacer una elección concreta en comunión con Dios, según la lógica de Jesús y de su Evangelio. Y de este modo, el Espíritu nos hace crecer interiormente, nos hace crecer positivamente, nos hace crecer en la comunidad. Y nos ayuda a no caer en posesión del egoísmo y del propio modo de ver las cosas".

Señaló el Papa que "la condición para la conservación de este don es la oración". Hay que "rezar para que el Espíritu nos dé este don del consejo.En la intimidad con Dios y en la escucha de su Palabra, poco a poco dejamos de lado nuestra lógica personal, dictada la mayor parte de las veces por nuestra cerrazón, por nuestros prejuicios y nuestras ambiciones, y en cambio, aprendemos a preguntar al Señor: ¿cuál es tu deseo? ¡Pedirle consejo al Señor! Y esto lo hacemos con la oración", dijo el Santo Padre.

En esta comunicación que se realiza en la oración, el hombre va estableciendo "una sintonía profunda, casi innata con el Espíritu y comprobamos qué verdaderas son las palabras de Jesús citadas en el Evangelio de Mateo: ‘No se preocupen de cómo van a hablar o qué van a decir: lo que deban decir se les dará a conocer en ese momento, porque no serán ustedes los que hablarán, sino que el Espíritu de su Padre hablará en ustedes' (Mt 10:19-20). Es el Espíritu que nos aconseja. Pero nosotros debemos darle espacio al Espíritu para que nos aconseje, y dar espacio es rezar. Rezar para que Él venga y nos ayude siempre", afirmó el Papa.

Este don, claramente tiene una dimensión comunitaria, expresó el Pontífice. Finalizó el Papa su alocución invitando "a orar con estas palabras: "Bendeciré al Señor que me aconseja, ¡hasta de noche me instruye mi conciencia! Tengo siempre presente al Señor: él está a mi lado, nunca vacilaré". (Salmo 16 vv. 7-8).

Con información de News.va

 

Loading
En la Audiencia General el Papa Francisco profundizó en el Don de Consejo del Espíritu Santo

Ciudad del Vaticano (Miércoles, 07-05-2014, Gaudium Press) Hoy, ante una Plaza de San Pedro colmada de fieles y peregrinos, el Papa Francisco continuó sus catequesis de las Audiencias Generales sobre los dones del Espíritu Santo. Tras haber hablado del Don de Inteligencia el miércoles anterior, hoy trató del Don de Consejo.

1.png
Foto: Radio Vaticano

"Sabemos cuánto [este don] es importante, sobre todo en los momentos más delicados, el poder contar con las sugerencias de personas sabias y que nos quieren. Ahora, a través del don del consejo, es Dios mismo, con el Espíritu Santo, que ilumina nuestro corazón, para hacernos comprender el modo justo de hablar y de comportarse y el camino a seguir", expresó el Pontífice.

Sobre la forma de actuación de ese don, el Papa Francisco explicó que él nos hace sensibles a la voz de Dios y nos mueve a "orientar nuestros pensamientos, nuestros sentimientos y nuestras intenciones según el corazón de Dios. Al mismo tiempo, nos lleva siempre más a dirigir la mirada interior sobre Jesús, como modelo de nuestro modo de actuar y de relacionarnos con Dios Padre y con los hermanos. El consejo, es entonces el don con el cual el Espíritu Santo hace que nuestra conciencia sea capaz de hacer una elección concreta en comunión con Dios, según la lógica de Jesús y de su Evangelio. Y de este modo, el Espíritu nos hace crecer interiormente, nos hace crecer positivamente, nos hace crecer en la comunidad. Y nos ayuda a no caer en posesión del egoísmo y del propio modo de ver las cosas".

Señaló el Papa que "la condición para la conservación de este don es la oración". Hay que "rezar para que el Espíritu nos dé este don del consejo.En la intimidad con Dios y en la escucha de su Palabra, poco a poco dejamos de lado nuestra lógica personal, dictada la mayor parte de las veces por nuestra cerrazón, por nuestros prejuicios y nuestras ambiciones, y en cambio, aprendemos a preguntar al Señor: ¿cuál es tu deseo? ¡Pedirle consejo al Señor! Y esto lo hacemos con la oración", dijo el Santo Padre.

En esta comunicación que se realiza en la oración, el hombre va estableciendo "una sintonía profunda, casi innata con el Espíritu y comprobamos qué verdaderas son las palabras de Jesús citadas en el Evangelio de Mateo: ‘No se preocupen de cómo van a hablar o qué van a decir: lo que deban decir se les dará a conocer en ese momento, porque no serán ustedes los que hablarán, sino que el Espíritu de su Padre hablará en ustedes' (Mt 10:19-20). Es el Espíritu que nos aconseja. Pero nosotros debemos darle espacio al Espíritu para que nos aconseje, y dar espacio es rezar. Rezar para que Él venga y nos ayude siempre", afirmó el Papa.

Este don, claramente tiene una dimensión comunitaria, expresó el Pontífice. Finalizó el Papa su alocución invitando "a orar con estas palabras: "Bendeciré al Señor que me aconseja, ¡hasta de noche me instruye mi conciencia! Tengo siempre presente al Señor: él está a mi lado, nunca vacilaré". (Salmo 16 vv. 7-8).

Con información de News.va

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El Penitenciario Mayor de la Santa Sede visitó la Diócesis de Alcalá de Henares, España. ...
 
El más reciente proyecto de Evangelización de la Arquidiócesis de Belo Horizonte se titula "Procl ...
 
El Cardenal Rubén Salazar dirigió una carta a la directora del Instituto de Bienestar Familiar en ...
 
Padre Malo fue misionero en Vietnam, en la parroquia del barrio Ngan Sal, Diócesis de Vính. Él fu ...
 
En un comunicado de la Arquidiócesis de Santiago, en Chile, el Cardenal Ricardo Ezzati Andrello di ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading