Loading
 
 
 
Loading
 
Cuerpos de San Pío de Pieltrecina y San Leopoldo serán expuestos en la Basílica San Pedro
Loading
 
3 de Junio de 2015 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Miércoles, 03-06-2015, Gaudium Press) Dentro de las conmemoraciones del Año Santo de la Misericordia, a partir del día 10 de febrero de 2016 (miércoles de ceniza), los cuerpos de dos santos capuchinos, el Santo Padre Pío y San Leopoldo Mandic serán expuestos públicamente en la Basílica de San Pedro.

La exposición de las reliquias fue iniciativa del Papa Francisco que con ella desea resaltar la importancia del ministerio del confesor, una vez que los dos santos religiosos eran muy buscados para confesiones. Los confesionarios donde acostumbraban atender a los penitentes solían tener filas enormes de fieles que aguardaban a confesarse con ellos. El año pasado, al bendecir la imagen en madera de Padre Pío que fue traída a Roma por los frailes capuchinos de San Giovanni Rotondo, el Papa dijo: "Padre Pío, ahora estamos más próximos, yo te bendigo y tú me proteges..." Como Juan Pablo II -que escribió al Padre Pío cuando era un joven obispo para pedir una cura y que lo proclamó beato el 2 de mayo de 1999 y lo canonizó el 16 de junio de 2002- también el Papa Francisco tiene gran ligación y devoción a San Pío de Pielrecina desde cuando era Arzobispo de Buenos Aires.

estigma_gaudium_press.jpg

Foto del un estigma del Santo Padre Pío

en el Museo del Padre Pío - Casa del Peregrino, Pietrelcina

San Leopoldo Mandic, era un conocido capuchino muy buscado para confesiones. Él falleció en 1942, en Padua. Después de su muerte, realizó numerosas y bien documentadas apariciones que reforzaron su fama de santo y la convicción de que, por su intercesión, son obtenidas gracias y milagros.

Hasta hoy, como sucede en San Giovanni Rotondo, también en la iglesia de los capuchinos de Padua existe un flujo continuo de ininterrumpidos peregrinos. En su mayoría ellos piden gracias y conversiones. A lo largo de los años, se acumulan relatos de curas inexplicables.

San Leopoldo fue proclamado Beato por Pablo VI, el 2 de mayo de 1976 y fue canonizado por Juan Pablo II el 16 de octubre de 1983. (JSG)

 

 

Loading
Cuerpos de San Pío de Pieltrecina y San Leopoldo serán expuestos en la Basílica San Pedro

Ciudad del Vaticano (Miércoles, 03-06-2015, Gaudium Press) Dentro de las conmemoraciones del Año Santo de la Misericordia, a partir del día 10 de febrero de 2016 (miércoles de ceniza), los cuerpos de dos santos capuchinos, el Santo Padre Pío y San Leopoldo Mandic serán expuestos públicamente en la Basílica de San Pedro.

La exposición de las reliquias fue iniciativa del Papa Francisco que con ella desea resaltar la importancia del ministerio del confesor, una vez que los dos santos religiosos eran muy buscados para confesiones. Los confesionarios donde acostumbraban atender a los penitentes solían tener filas enormes de fieles que aguardaban a confesarse con ellos. El año pasado, al bendecir la imagen en madera de Padre Pío que fue traída a Roma por los frailes capuchinos de San Giovanni Rotondo, el Papa dijo: "Padre Pío, ahora estamos más próximos, yo te bendigo y tú me proteges..." Como Juan Pablo II -que escribió al Padre Pío cuando era un joven obispo para pedir una cura y que lo proclamó beato el 2 de mayo de 1999 y lo canonizó el 16 de junio de 2002- también el Papa Francisco tiene gran ligación y devoción a San Pío de Pielrecina desde cuando era Arzobispo de Buenos Aires.

estigma_gaudium_press.jpg

Foto del un estigma del Santo Padre Pío

en el Museo del Padre Pío - Casa del Peregrino, Pietrelcina

San Leopoldo Mandic, era un conocido capuchino muy buscado para confesiones. Él falleció en 1942, en Padua. Después de su muerte, realizó numerosas y bien documentadas apariciones que reforzaron su fama de santo y la convicción de que, por su intercesión, son obtenidas gracias y milagros.

Hasta hoy, como sucede en San Giovanni Rotondo, también en la iglesia de los capuchinos de Padua existe un flujo continuo de ininterrumpidos peregrinos. En su mayoría ellos piden gracias y conversiones. A lo largo de los años, se acumulan relatos de curas inexplicables.

San Leopoldo fue proclamado Beato por Pablo VI, el 2 de mayo de 1976 y fue canonizado por Juan Pablo II el 16 de octubre de 1983. (JSG)

 

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Con motivo del Día Internacional del Voluntario, celebrado el 5 de diciembre, Cáritas Española ha ...
 
Generalmente, en la mayoría de los lugares, la Navidad es una época de descanso. Pero, no es así ...
 
Los pensamientos y estudios clásicos de Edith Stein o Santa Teresa Benedicta de la Cruz, publicado ...
 
La iniciativa es del Departamento del Patrimonio Histórico y Artístico de la Diócesis de Beja (DP ...
 
El nombramiento ha venido por parte de la Congregación para el Culto Divino, con la aprobación del ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading