Loading
 
 
 
Loading
 
Papa en Guidonia: "La parroquia es incapaz de testimoniar, si en ella existen chismes"
Loading
 
17 de Enero de 2017 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Martes, 17-01-2017, Gaudium Press) Durante el Año Santo de la Misericordia el Papa Francisco interrumpió su costumbre de visitar parroquias de su diócesis. En este domingo, él retomó estas visitas.

La parroquia escogida para ser la primera a ser visitada en esta vuelta a las actividades pastorales del Papa fue la Parroquia de Santa María en Setteville, Guidonia, que es un municipio a cerca de 30 km al noreste del Vaticano.

El barrio aún es nuevo, surgió en 1973 y tiene cerca de 6 mil habitantes que constituyen familias jóvenes y numerosas, de las cuales 20% participan frecuentemente de las actividades parroquiales.

Programa de la visita

Apenas llegó a Guidonia, Francisco se dirigió luego a la Casa Canónica donde se encuentra enfermo el P. Giuseppe Berardino, de 47 años, que debido a una enfermedad neurodegenerativa progresiva, se encuentra, hace dos años, preso al lecho, aunque plenamente consciente.

Después de visitar al sacerdote enfermo, Francisco se retuvo en diversas salas del edificio para encontrarse con jóvenes scouts y crismandos, parejas con bebés bautizados este año, agentes de pastoral y liderazgos comunitarios.

Francisco se encontró con los jóvenes que comenzaron cinco años atrás su recorrido de formación para el Crisma con el P. Giuseppe. Acompañado por el Párroco P. Luigi Tedoldi, el Papa les pidió que testimoniasen con su presencia en la parroquia.
Eso es "una gracia del Señor", dijo él, en contraposición a los jóvenes que abandonan la Iglesia después del Crisma.

A los niños el Papa habló del testimonio como "ejemplo de vida":

"¡Puedo hablar del Señor, pero si yo con mi vida no hablo dando testimonio, no sirve! Padre, yo soy cristiano, y hablo del Señor. Sí, pero tú eres un cristiano loro: palabras, palabras y palabras, y nada más. El testimonio cristiano se hace con la palabra, con el corazón y con las manos."

El Santo Padre además estuvo también con integrantes de la Orden Tercera Franciscana, del Grupo de oración de Padre Pío, el coro y el equipo de manutención de la parroquia.

Cuatro personas pudieron confesarse con el Papa en la Sacristía. En la parte final de la tarde el Papa presidió la celebración de la Santa Misa.

Testimoniar Jesús y Chismes

"Testimoniar a Jesús" con ejemplos de vida cristiana, acciones concretas y sin "chismes".

Este fue uno de los consejos que el Papa Francisco dio en su homilía pronunciada durante la Santa Misa celebrada, en la Parroquia de Santa María en Setteville, en la Diócesis de Roma.

Él explicó que una parroquia es incapaz de testimoniar, si en ella existen chismes. Y ejemplificó con la actitud de los Apóstoles, que, no obstante hayan traicionado a Jesús, nunca "hablaban mal" unos de otros.

"¿Ustedes quieren una parroquia perfecta?" Preguntó Francisco. "No digan chismes. Si usted tiene alguna cosa contra una persona, hable directamente con ella o converse con el párroco, pero no entre ustedes. Esta es la señal de que el Espíritu Santo está en una parroquia. Los otros pecados, todos tenemos.

Existe una colección de pecados: yo tomo ese, tú tomas aquel, pero todos somos pecadores.
Sin embargo, lo que realmente destruye una comunidad, como el gusano, son los chismes."

Antes de dejar Guidonia, Francisco saludó a los fieles que esperaron por él del lado de afuera de la iglesia.
Y dejó para ellos una tarea: Que este sea un "barrio de paz". (JSG)

 

Loading
Papa en Guidonia: "La parroquia es incapaz de testimoniar, si en ella existen chismes"

Ciudad del Vaticano (Martes, 17-01-2017, Gaudium Press) Durante el Año Santo de la Misericordia el Papa Francisco interrumpió su costumbre de visitar parroquias de su diócesis. En este domingo, él retomó estas visitas.

La parroquia escogida para ser la primera a ser visitada en esta vuelta a las actividades pastorales del Papa fue la Parroquia de Santa María en Setteville, Guidonia, que es un municipio a cerca de 30 km al noreste del Vaticano.

El barrio aún es nuevo, surgió en 1973 y tiene cerca de 6 mil habitantes que constituyen familias jóvenes y numerosas, de las cuales 20% participan frecuentemente de las actividades parroquiales.

Programa de la visita

Apenas llegó a Guidonia, Francisco se dirigió luego a la Casa Canónica donde se encuentra enfermo el P. Giuseppe Berardino, de 47 años, que debido a una enfermedad neurodegenerativa progresiva, se encuentra, hace dos años, preso al lecho, aunque plenamente consciente.

Después de visitar al sacerdote enfermo, Francisco se retuvo en diversas salas del edificio para encontrarse con jóvenes scouts y crismandos, parejas con bebés bautizados este año, agentes de pastoral y liderazgos comunitarios.

Francisco se encontró con los jóvenes que comenzaron cinco años atrás su recorrido de formación para el Crisma con el P. Giuseppe. Acompañado por el Párroco P. Luigi Tedoldi, el Papa les pidió que testimoniasen con su presencia en la parroquia.
Eso es "una gracia del Señor", dijo él, en contraposición a los jóvenes que abandonan la Iglesia después del Crisma.

A los niños el Papa habló del testimonio como "ejemplo de vida":

"¡Puedo hablar del Señor, pero si yo con mi vida no hablo dando testimonio, no sirve! Padre, yo soy cristiano, y hablo del Señor. Sí, pero tú eres un cristiano loro: palabras, palabras y palabras, y nada más. El testimonio cristiano se hace con la palabra, con el corazón y con las manos."

El Santo Padre además estuvo también con integrantes de la Orden Tercera Franciscana, del Grupo de oración de Padre Pío, el coro y el equipo de manutención de la parroquia.

Cuatro personas pudieron confesarse con el Papa en la Sacristía. En la parte final de la tarde el Papa presidió la celebración de la Santa Misa.

Testimoniar Jesús y Chismes

"Testimoniar a Jesús" con ejemplos de vida cristiana, acciones concretas y sin "chismes".

Este fue uno de los consejos que el Papa Francisco dio en su homilía pronunciada durante la Santa Misa celebrada, en la Parroquia de Santa María en Setteville, en la Diócesis de Roma.

Él explicó que una parroquia es incapaz de testimoniar, si en ella existen chismes. Y ejemplificó con la actitud de los Apóstoles, que, no obstante hayan traicionado a Jesús, nunca "hablaban mal" unos de otros.

"¿Ustedes quieren una parroquia perfecta?" Preguntó Francisco. "No digan chismes. Si usted tiene alguna cosa contra una persona, hable directamente con ella o converse con el párroco, pero no entre ustedes. Esta es la señal de que el Espíritu Santo está en una parroquia. Los otros pecados, todos tenemos.

Existe una colección de pecados: yo tomo ese, tú tomas aquel, pero todos somos pecadores.
Sin embargo, lo que realmente destruye una comunidad, como el gusano, son los chismes."

Antes de dejar Guidonia, Francisco saludó a los fieles que esperaron por él del lado de afuera de la iglesia.
Y dejó para ellos una tarea: Que este sea un "barrio de paz". (JSG)

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

"En este momento de dolor quiero manifestar mi cercanía y oración a toda la querida población mex ...
 
Los periodistas compararon la gran convocatoria con la de eventos como conciertos musicales. ...
 
Se ofrecen una mesa redonda, talleres y exposición, entre los días 19 y 24 de septiembre, en la se ...
 
Con la proximidad de las conmemoraciones por los 300 años del encuentro de la Imagen de Nuestra Se ...
 
¡Alegría! Todos los fieles de la nave gritan: "La Sangre está líquida, la sangre está suelta". ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading