Tuesday, 04 de October de 2022
Gaudium news > Madrid acoge vigilias de oración con la intercesión de Santa Teresita del Niño Jesús

Madrid acoge vigilias de oración con la intercesión de Santa Teresita del Niño Jesús

Madrid (Jueves, 21-02-2019, Gaudium Press) Haciendo alusión a la promesa que realizó Santa Teresita del Niño Jesús antes de morir: «Después de mi muerte haré caer una lluvia de rosas. Quiero pasar mi cielo haciendo el bien en la tierra», han tenido lugar este 20 y 21 de febrero en las iglesias de las Carmelitas Descalzas de Aranaz y Nuestra Señora de las Américas, en Madrid, dos vigilias de oración bajo el patrocinio de la patrona universal de las misiones.

Se trata de las veladas de pétalos de rosas, una práctica devota que surgió en Francia -país donde es ampliamente extendida- y que poco a poco ha venido tomando fuerza en España, especialmente en Madrid, y otros lugares del mundo.

En cada vigilia tiene lugar momentos de adoración ante el Santísimo Sacramento, alabanza, testimonios y un espacio para escribir una carta solicitándole a Dios una gracia especial por intercesión de Santa Teresita. Estas cartas luego son entregadas a las Carmelitas, quienes durante un año oran por las intenciones allí escritas. Al terminar ese año las cartas son regresadas a los remitentes para que comprueben de qué manera Dios ha obrado en sus vidas.

Santa Teresita Parroquia San José Madrid.jpg
Santa Teresita del Niño Jesús, Parroquia San José, Madrid.

Al respecto se ha referido Verónica Condroyer, quien organiza y promueve las vigilias y es citada por el semanario católico de información Alfa y Omega: «Santa Teresita dijo antes de morir que pasaría su cielo haciendo el bien en la tierra y que enviaría una lluvia de rosas a quienes la invocasen. Por eso organizamos en Madrid esta velada de pétalos de rosas, en la que cada cual puede pedirle desde algo muy concreto a algo más espiritual».

Epicentro de toda la Vigilia es el Santísimo Sacramento, por esta razón, para alejar cualquier superstición, todo se hace ante Jesús Sacramentado, ante él hay primero un momento de oración y de alabanza, luego se da paso a los testimonios de personas que han visto diversidad de gracias en sus vidas como fruto de la devoción a Teresa de Lisieux. Posteriormente cada participante de la velada escribe su carta y la deposita en un sobre con su nombre y dirección postal.

«Las cartas permanecen un año en una cesta que se lleva a la iglesia de las carmelitas de Aranaz, donde las hermanas rezan por las intenciones que se encuentran escritas en las cartas. Pasado un año, las cartas se recuperan, se les pone un sello y se envían de vuelta a cada destinatario. En ese momento es cuando cada uno ve cómo Dios ha pasado por su vida, y si la pequeña Teresita nos acompañó trabajando bien por nosotros», ha expuesto Verónica.

También comenta que es el Señor el que actúa y que Santa Teresita es quien intercede. «Santa Teresita firma las gracias que nos ha obtenido, pero es el Señor el que obra. Lo bonito es que ves un año después en qué lío estabas hace un año y qué problemas tenías en tu cabeza y que te agobiaban, y en un año puedes ver lo que el Señor ha hecho por ti».

La organizadora conoció estas vigilias cuando vivía en París y las realizaban en su parroquia. Ella misma es testigo de lo fecundas que son estas jornadas de oración en torno a Santa Teresita: «Una vez pedí un trabajo para mi hermano, y se lo dieron a los pocos meses, el 1 de octubre, el mismo día de la fiesta litúrgica de santa teresa de Lisieux», ha señalado.

La práctica de las veladas de los pétalos de rosas también se ha extendido a países como Luxemburgo, Holanda, Estados Unidos y Paraguay, entre otros.

Con información de Alfa y Omega.

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas