martes, 29 de noviembre de 2022
Gaudium news > Arzobispo de Turín recuerda en Carta Pastoral que "la Navidad es la fiesta de la gratuidad"

Arzobispo de Turín recuerda en Carta Pastoral que "la Navidad es la fiesta de la gratuidad"

Turín (Viernes, 29-11-2019, Gaudium Press) La diócesis de Turín, Italia, ha hecho pública la Carta Pastoral»No temas: te anuncio una gran alegría», que el Arzobispo de Turín, Mons. Cesare Nosiglia, ha escrito para los fieles de su jurisdicción eclesial y de la diócesis de Susa con ocasión de la Navidad.

En ella, el prelado aborda cuatro aspectos: «La Navidad es la fiesta de la gratuidad», «Navidad es también la fiesta que más nos recuerda y nos hace revivir nuestra infancia», «Navidad es la fiesta de la humildad y del servicio», y «Navidad es la fiesta de la vida dada en plenitud».

Dice que es gratuidad porque Jesús se ha entregado a los hombres «sin que nosotros lo hayamos pedido o hayamos luchado y trabajado, sin habernos comprometido a tenerlo»

Diocesi Torino.png

«Cristo es un don totalmente gratuito y gratuito del Padre, para el cual nace una madre Virgen, a través de la obra del Espíritu Santo y sin la ayuda del hombre; en la pobreza más extrema, a pesar de ser la más rica; en la humildad de los últimos en la sociedad, a pesar de ser el primero y el más grande de todos», añade, para luego seguir:

«Esta gratuidad del amor de Dios y su fidelidad son tan infinitas que no las entendemos: solo podemos experimentarlas concretamente en nosotros mismos, en nuestras vidas, cuando nos damos cuenta de que, a pesar de nuestros pecados, el Señor continúa amándonos y perdonándonos».

Indica, además, que la Navidad es una fiesta genuina que «nos invita a recuperar la autenticidad y verdad dentro del tejido concreto de nuestras relaciones familiares, profesionales y sociales».

En este sentido, Mons. Nosiglia llama para que se rechacen las máscaras, «que a veces oculta nuestra verdadera cara y adormece el corazón», e invita a «saber sonreír y decir adiós a quienes nos desagradan o perjudican (…) mirar a los ojos a las personas que conocemos, tal vez todos los días: esposo, esposa, hijos, ancianos; a acogerlos y notar de ellos señales que nos están lanzando de ayuda, de solicitud de comprensión, de mayor afecto y cercanía (…)».

Luego añade: «Sí, el Señor, que nació para nosotros, abre nuestros ojos para ver, nuestros oídos para escuchar y nuestros corazones para alegrarse de lo que, cerca de nosotros, en la vida diaria de nuestro hogar y de nuestro trabajo, nos ofrece y nos comunica a través de las personas que nos ubica a su lado: son el tesoro más preciado para ser redescubierto y bienvenido, porque en ellos está Él, su presencia viva, el Dios con nosotros que quiere conocernos y amarnos».

Halando que la Navidad es la fiesta de la humildad y del servicio, el Arzobispo de Turín, señala que «la vía de la debilidad que Jesucristo, el Verbo de Dios asume haciéndose hombre, pequeño e indefenso, se convierte en fuerza de amor que salva a la humanidad de pecado del orgullo y de la soberbia».

En esta línea afirma más adelante que «el Dios con nosotros es también el Dios para nosotros, que se hace humilde y pobre para elevar al hombre, su criatura, a hijo de Dios. Con nosotros se hace compañero de viaje en la historia de cada día, asumiendo nuestras experiencias humanas más verdaderas y profundas: familia, trabajo, amistad, sufrimiento. Para nosotros se hace salvador potente, que libera de esclavitud del pecado y del miedo de la muerte».

Mons. Nosiglia concluye su Carta Pastoral deseando a toda la comunidad diocesana una «¡Feliz Navidad», e invitando a todos a «tener el coraje de creer y de esperar contra cada esperanza humana, porque el Señor está con nosotros cada día y la fe en el produce frutos fecundos de vida cristiana, también en el corazón humano más árido e indiferente».

Es posible descargar la Carta Pastoral de Mons. Cesare Nosiglia desde la web de la Diócesis de Turín.

Con información de Diócesis de Turín.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas