domingo, 27 de septiembre de 2020
Gaudium news > Obispos de Chile consagrarán el país al Inmaculado Corazón de María

Obispos de Chile consagrarán el país al Inmaculado Corazón de María

Santiago de Chile (Jueves, 05-11-2019, Gaudium Press) Acudiendo a la protección maternal de la Virgen en tiempos de crisis social y política, los Obispos de Chile consagrarán el país al Inmaculado Corazón de María. El acontecimiento tendrá lugar en todas las diócesis de la nación latinoamericana el domingo 8 de diciembre en la solemnidad de la Inmaculada Concepción.

Fueron los propios obispos al término de la 119a Asamblea General de la Conferencia Episcopal el pasado noviembre quienes convocaron a los fieles del país para realizar la consagración, animando a intensificar la oración a María en el tiempo de Adviento y la Navidad.

“¡Los animamos a confiar en el Señor que viene a revestirse de esperanza en el próximo tiempo de Adviento! Con mucha fuerza los invitamos a intensificar a nivel nacional estas cuatro expresiones de nuestra fe, como parte de nuestra respuesta a la situación que vive el país”, indicaron los obispos en el mensaje final de la Asamblea General.

Doris Pons ? Obispado de Copiapo.png
Foto: Doris Pons – Obispado de Copiapó.

Una de esas expresiones es justamente “la oración incansable por la paz y la justicia fundada en la verdad y la caridad”.

Por esta razón, como han señalado los prelados chilenos en la misiva de la Asamblea, “invitamos a vivir en todo el país y en cada diócesis un gran día de oración por Chile en próximo 8 de diciembre, día de la Inmaculada Concepción”.

“Consagraremos el país a la protección maternal de la Virgen María en todas nuestras celebraciones eucarísticas, rezando la Oración por Chile. Preparemos nuestro espíritu durante este mes de María Incrementando nuestra plegaria por nuestro pueblo y haciendo penitencia por nuestros pecados personales y sociales que han contribuido a las injusticias y la violencia”, ha indicado los obispos.

La Conferencia Episcopal Chilena, desde su departamento de Comunicaciones, está convocando a los fieles chilenos para que realicen tres etapas camino a la Consagración al Inmaculado Corazón de María. Éstas son:

Peregrinar para estar ante la Virgen. “Todo peregrino que va a un santuario mariano atraviesa campos y ciudades para llegar ante la imagen de la Virgen María. Es el momento de verla y contemplarla, porque el peregrino sabe que es visto y acogido por una madre. Es el momento del encuentro personal en el que se abre el corazón y surge la confianza”.

Confiarle a María lo que se es y lo que se tiene. “Es el momento de expresarle nuestros dolores, especialmente los dolores de nuestro país, las injusticias que viven muchos, las penurias económicas, las angustias por la salud, el temor de la vejez por unas pensiones insuficientes, la desconfianza hacia nuestros líderes, el temor ante la violencia, etc”.

Consagrarse y comprometerse. “A través de la oración en la que le presentamos nuestros país, recurrimos a su intercesión maternal ante el Padre, nos confiamos a su acción eficaz, sabiendo que ella siempre nos conduce hacia su Hijo. Por eso sabemos que nos permitirá poner a Cristo en el centro de nuestras vidas y en la vida de nuestro país. Esto exige de nosotros un compromiso decidido por el Señor que en la hora presente implica optar por la justicia y la paz”.

Oración por Chile

Virgen del Carmen, María Santísima, Dios te escogió como Madre de su Hijo, del Señor Jesús que nos trae el amor y la paz.

Madre de Chile, a Ti honraron los Padres de la Patria y los más valientes de la historia; desde los comienzos nos diste bendición.

Hoy te confiamos lo que somos y tenemos: nuestros hogares, escuelas y oficinas; nuestras fábricas, estadios y rutas; el campo, las pampas, las minas y el mar.

Protégenos de terremotos y guerras, sálvanos de la discordia; asiste a nuestros gobernantes; concede tu amparo a nuestros hombres de armas; enséñanos a conquistar el verdadero progreso, que es construir una gran nación de hermanos donde cada uno tenga pan, respeto y alegría.

Virgen del Carmen, Estrella de Chile, en la bandera presides nuestros días y en las noches tormentosas sabiamente alumbras el camino.

Madre de la Iglesia, Tú recibes y nos entregas a Cristo; contigo nos ofrecemos a Él para que sobre Chile extienda los brazos salvadores de su Cruz y la esperanza de su resurrección. Amén.

Con información de Conferencia Episcopal de Chile.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas