lunes, 15 de agosto de 2022
Gaudium news > Milagro de la licuefacción de la sangre de San Genaro se repite en Nápoles

Milagro de la licuefacción de la sangre de San Genaro se repite en Nápoles

Italia – Nápoles (Viernes, 20-12-2019, Gaudium Press) A las 10:37 horas, del último lunes, 16 de diciembre, fieles reunidos en la capilla del tesoro de la Catedral de Nápoles pudieron presenciar la repetición del milagro de la licuefacción de la sangre de San Genaro, patrono de la ciudad italiana.

sangre de san genaro.jpg

 

Giovanni Pignatelli, uno de los miembros de la Comisión de la Capilla del Tesoro de San Genaro, anunció la repetición del milagro a través de una tradicional costumbre: la agitación de una sábana blanca. La liturgia fue presidida por el abad de la capilla, Mons. Vincenzo De Gregorio.

El milagro de la licuefacción

La licuefacción de la sangre de San Genaro ocurre tres veces por año: el sábado anterior al primer domingo de mayo, por ocasión del traslado de los restos mortales del santo a Nápoles; el 19 de septiembre, fecha de su fiesta litúrgica; y 16 de diciembre, aniversario de la intercesión de San Genaro para evitar los efectos de la erupción del volcán Vesubio en el año 1631.

El proceso no siempre ocurre de la misma forma: a veces demora varias horas, o incluso días, al liquificarse. En otras ocasiones, como en 2018, el milagro ocurre antes de la celebración litúrgica y, en otros episodios, por motivos desconocidos, la sangre no se liquifica.

Nápoles y la sangre de San Genaro

El fenómeno de la licuefacción de la sangre de San Genaro tiene un estrecho vínculo con la historia de Nápoles y varios acontecimientos catastróficos de los cuales fue prevenida la ciudad. A partir del siglo XVI se hace referencia al milagro de la sangre líquida y al santo, a quien fue atribuido haber protegido Nápoles de las guerras, pestes y catástrofes naturales como la erupción del volcán Vesubio.

Muchos napolitanos tienen la creencia que si la sangre de San Genaro no se torna líquida para sus festividades, es señal de que alguna tragedia caerá sobre la ciudad. Por lo menos así quedó consignado en la historia en 1980 cuando el milagro no ocurrió y en ese año un terremoto afectó el sur de Nápoles, dejando más de dos mil muertos.

Pesquisas científicas realizadas sobre la sangre hablan del carácter sobrenatural del fenómeno de la licuefacción. De todas ellas, llama la atención el hecho de que la sangre, en su estado sólido, no ocupa siempre el mismo volumen de la ampolla que la contiene. En ocasiones llega a ocupar, inclusive, todo el recipiente. (EPC)

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas