jueves, 09 de julio de 2020
Gaudium news > Mons. Rossi Keller, obispo de Frederico Westphalen, Brasil: Un Mensaje para la Cuaresma

Mons. Rossi Keller, obispo de Frederico Westphalen, Brasil: Un Mensaje para la Cuaresma

Frederico Westphalen (Martes, 03-03-2020, Gaudium Press) Mons. Antônio Carlos Rossi Keller escribió a sus “queridos hijos de la Diócesis de Frederico Westphalen” un mensaje a propósito de la Cuaresma: “Con la gracia de Dios, vivimos un tiempo cuaresmal más, o sea, un período santo más en la vida de nuestra amada Iglesia” – así inicia él el mensaje.

cuaresma.jfif

Mons. Rossi explica que “este tiempo especial tiene por finalidad ayudarnos en el proceso de conversión, rumbo al cielo”.

Invitación a la Santidad

Para el Obispo, “nuestra vida aquí en la tierra tiene este objetivo, del cual jamás debemos perder el foco: el cielo, la comunión plena y definitiva con Dios en la vida eterna”. Y reitera: “Esta debe ser nuestra mayor preocupación. Como consecuencia, todo lo que nos ayuda a alcanzar esta meta, debe ser amado y buscado con empeño y dedicación. Todo lo que nos impide de alcanzar esta meta debe ser odiado y evitado con el mismo empeño, la misma dedicación.

Invitación a la revisión de Vida… y Conversión

“En este sentido -dice el Prelado-, durante este período santo, la Iglesia nos invita a una seria revisión de nuestra vida, que busque un auténtico conocimiento de sí no para una auto-recriminación infructífera y angustiosa, sino para una auténtica conversión, celada por la Gracia divina, obtenida especialmente a través de la gracia sacramental del Sacramento de la Reconciliación y la Paz.”

“Tradicionalmente, en la Cuaresma, somos invitados a los llamados ‘ejercicios cuaresmales’, fundamentados en tres pilares: la oración, la penitencia y la caridad, afirma el mensaje.

Oración, encuentro con Dios

“La intensificación de la oración es una de las condiciones fundamentales para el verdadero encuentro filial con Dios. Antes de preocuparnos en hacernos oír por Dios, nuestra oración, en este período es, antes que nada, un abrirse a Dios, en una actitud de silenciosa y atenta escucha de su voz.”

Penitencia Cuaresmal

“La penitencia cuaresmal, insertada en las realidades normales del día a día, además de preocuparse en ofrecer a Dios algunos pequeños incómodos (el ayuno, la abstinencia de carne, las mortificaciones corporales) busca, antes que nada aceptar con humildad y alegría las cruces que van apareciendo sin pedir, aquellas que el Señor permite en nuestras vidas y que son santificadoras y purificadoras, porque nos unen fuertemente a la cruz del Señor”, explica el Obispo.

Caridad

“La caridad en la Cuaresma nos lleva a asumir vitalmente un principio estructural: aprender a renunciar hasta incluso a lo que es legítimo, para ser y vivir como personas desapegadas y desprendidas de los bienes materiales”, enseña Mons. Carlos Antônio.

Para Mons. Rossi Keller, el tema de la CF 2020 “Fraternidad y vida: don y compromiso” y su lema: “Vio, sintió compasión y cuidó de él” (Lucas 10,33-34) “nos lleva a vivir, de forma intensa, este aspecto de nuestro camino cuaresmal: la caridad asumida y vivida a través de una actitud de comprometimiento en la capacidad de ver los males que afligen especialmente a los más abandonados; la compasión misericordiosa, que nos lleva a sentir en nosotros mismos estos sufrimientos y la actitud de cuidar de estos hermanos, siendo para ellos la presencia de Jesús que toca estas llagas sociales y cuida, por medio de la Iglesia y de los cristianos, las heridas que tanto hacen sufrir a tantos hermanos y hermanas caídos por los caminos de la vida.”

Y el Obispo de Frederico Westphalen concluye su mensaje no con un apelo, sino con una invitación paterna: “Vivamos intensamente esta Cuaresma como un período de crecimiento espiritual y humano. Así celebraremos, renovados, el Misterio de la Pascua del Señor.” (JSG)



Deje su Comentario

Noticias Relacionadas