domingo, 12 de julio de 2020
Gaudium news > Científicos ratifican hallazgo de reliquias de una de las primeras Santas de Inglaterra, la Princesa Sta. Eanswith

Científicos ratifican hallazgo de reliquias de una de las primeras Santas de Inglaterra, la Princesa Sta. Eanswith

Londres (Sábado, 07-03-2020, Gaudium Press) El Dr. Andrew Richardson del Canterbury Archaeological Trust de Inglaterra divulgó los resultados de la prueba de carbono 14 realizados a una muestra ósea de las reliquias de la Princesa Sta. Eanswith, una de las primeras Santas de Inglaterra, cuyas reliquias fueron descubiertas detrás de un muro de un templo en 1885. Según los expertos, la reliquia sí corresponde al siglo VII, y se trata casi con certeza de los restos de la Santa.

santa Eanswith Gaudium press.jpg
Sta. Eanswith, hija del Rey Eadbaldo de Kent. 

Esta noticia fue calificada por el experto como “un resultado sorprendente de importancia nacional”, ya que no sólo Santa Eanswith ha sido venerada desde hace siglos como pionera de la vida consagrada femenina en el país sino que sus reliquias son los últimos restos disponibles de toda la casa real de Kent, a la cual perteneció el Rey Ethelbert, primer Rey cristiano de Inglaterra y abuelo de la Santa.

Santa Eanswith fundó en 630 el Monasterio de Folkestone, de espiritualidad benedictina, del cual fue abadesa hasta su temprana muerte, ocurrida por causas desconocidas cerca de sus 20 años de edad. El monasterio fue destruido durante una invasión de vikingos y las reliquias fueron trasladadas a un nuevo monasterio donde permanecieron hasta 1535. A causa de la persecución religiosa anticatólica del inicio del anglicanismo, las reliquias fueron escondidas y permanecieron en el interior de una caja de plomo dentro de un muro de un templo hasta su descubrimiento en 1885.

Si bien no hay manera de certificar sin duda alguna la identidad de las reliquias, los expertos concedieron a los restos la misma certeza que se reconoce para los de Ricardo III, cuyos restos fueron hallados en 2012 y que superaron exámenes posteriores de ADN. “Realmente no hay nada que indique que se trate de alguien más”, expresó Richardson. La confirmación “representa una maravillosa conjunción no solo de arqueología e historia, sino también de una tradición de fe viva y continua en Folkestone desde mediados del siglo VII hasta nuestros días”.

Con información de Catholic Herald.

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas