martes, 02 de junio de 2020
Gaudium news > Estos son los 10 caminos que tienen los católicos para hacer frente a la pandemia

Estos son los 10 caminos que tienen los católicos para hacer frente a la pandemia

Redacción (Lunes, 30-03-2020, Gaudium Press) ¿Qué deben hacer los católicos ante la situación que vive el mundo con la pandemia? Esta pregunta es la que ha respondido el sacerdote Héctor Ramírez, director de la iniciativa Mater Fátima, quien a través de un video ha ofrecido diez caminos a los que todo católico debería acudir en este tiempo para dar luz y esperanza al mundo, y volver al amor de Dios.

“Delante de la situación de crisis que está viviendo la humanidad, los católicos tienen que ser lo que Dios espera de cada uno de nosotros. Él nos ha dado el bautismo, nos ha dado la gracia, nos ha dado el Espíritu Santo, nos ha dado la Iglesia, la Santísima Virgen (…) Tenemos todo para dar respuesta a esta situación tan grave”, señala, para luego añadir.

“Solamente hay una solución: delante de la ofensa a Dios y el pecado, que es la consecuencia de todo el mal del mundo, está la respuesta en el amor. Lo dijo el Apóstol San Juan: Dios es amor (…) Si queremos que Dios vuelva a reinar y nos salve de esta situación tan grave, debemos volver al Amor”.

Adoración - Alvaruky por Cathopic.jpg
 Foto: Alvaruky por Cathopic.

Estos son los diez caminos propuestos por el padre Ramírez para vivir y volver al Amor, que es Dios:

1. La Santa Misa. El director de Mater Fátima afirma que es necesario seguir celebrando la Eucaristía. “Es verdad que en algunos lugares ya no se permite con el pueblo, pero en otros sí. Hay que seguir celebrando la Eucaristía con el pueblo, mientras se pueda. Donde no se pueda, lógicamente tendremos que esperar un periodo, y las personas que estén en casa se pueden unir a la Eucaristía a través de los medios de comunicación, pero no podemos perder la Misa diaria”, dice, para luego agregar: “También, comulgar en gracia (…) Que no se nos olvide que, en cuanto pase el peligro, volver a comulgar en la boca, si es posible, de rodillas (…) Reconocer que Dios está realmente presente en la Eucaristía”.

2. Adoración Eucarística. El sacerdote hace una invitación a sus hermanos presbíteros a exponer al Santísimo Sacramento. “Es muy importante que ahora brille la presencia real de Jesús Eucaristía (…)Que salga el Santísimo, aunque sea con el sacerdote solo (…) No tener miedo, Cristo no se ofende de salir por las calles a bendecir a sus hijos necesitados”.

3. Rezar el Santo Rosario. “Son muchas las gracias y la protección que la Virgen prometió para aquellos que recen el Santo Rosario”, recuerda el padre Ramírez, quien convoca para que se aproveche el tiempo de confinamiento en casa para que las familias recen el Santo Rosario todos los días. “Aprender a meditar, contemplar a gustar, gozar de la oración del Santo Rosario. Contemplar a Cristo con los ojos de María”, puntualiza.

4. Confesar los pecados. Para el presbítero este es un momento privilegiado para preguntarse por la vida y ver cómo está el corazón, cómo está el lama; “es un momento para hacer un examen de toda la vida, hacer una confesión general para poder poner paz, si no la tengo, delante de Dios”. Así que anima a sus hermanos sacerdotes a ir a las casas de los que no pueden salir y ofrecer el sacramento de la reconciliación.

5. Hacer todos los días la oración del Papa León XIII, que es la oración de liberación de San Miguel completa, la cual tiene el poder de enviar fuera a satanás.

6. Reparación por nuestros pecados y los pecados de nuestros hermanos. El padre Ramírez recuerda la importancia de pedir perdón por los pecados; y que, al terminar la cuarentena,se salga al mundo para “luchar sin descanso para que estas cosas cambien”.

7. Penitencia, sacrificios y ayunos. “La Santísima Virgen en Fátima nos recordó que éste es el camino, es un combate espiritual el ayuno, la penitencia, el sacrificio. Son los elementos más potentes, junto con la oración que tenemos para combatir al enemigo, a los enemigos del cuerpo y el alma”, afirma en el video el director de Mater Fátima.

8. Volver a la Palabra de Dios, leyendo la Biblia todos los días. “La Palabra de Dios da respuesta, da fortaleza, da luz, precisamente en momentos de oscuridad como el que estamos viviendo”, indica el sacerdote.

9. Sellar las parroquias. Ésta es una invitación que el padre Ramírez hace especialmente a los sacerdotes: “Los sacerdotes tenemos que hacer oraciones de liberación en nuestras parroquias. Muchos de los que hemos trabajados en parroquias sabemos que se han profanado muchas veces los templos (..) Hay que liberar las parroquias y sellar con aceite exorcizado las puertas y las ventanas de las parroquias. Muy importante que salga de nuestro templo todo pecado, toda presencia del enemigo en nuestras parroquias”.

10. Emprender un camino de preparación para que en la Pascua se haga o renueve la consagración al Sagrado Corazón de Jesús, al Inmaculado Corazón de María y al castísimo Corazón de San José, según el método de San Luis María Grignion de Montfort.

Con información de Mater Fátima Internacional.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas