lunes, 06 de julio de 2020
Gaudium news > Fallece sacerdote superior de los Heraldos del Evangelio en España

Fallece sacerdote superior de los Heraldos del Evangelio en España

Madrid (Miércoles, 01-04-2020, Gaudium Press) En el día de hoy, en Madrid, y asistido no sólo sanitariamente sino con el sacramento de la Unción de los Enfermos y la bendición administrada in articulo mortis, falleció el P. Pedro Paulo de Figueiredo, EP, superior de los Heraldos del Evangelio en España. Fue alcanzado por la pandemia de coronavirus que agobia el orbe.

Don Pedro Pablo.jpg

De origen brasileño, el sacerdote dedicó su vida al apostolado en la península ibérica desde la década de los 60, donde permaneció por más de cincuenta años. Sucesivas generaciones de religiosos, entre ellos varios sacerdotes, son deudores de su misión.

A la par de la tristeza normal que embarga a quienes mucho se beneficiaron de su generosidad y entrega, existe entre sus allegados la suave y serena alegría de quien cuenta con un auxilio más junto al Padre Eterno.

Recuerdos de ‘Don Pedro Pablo’

Quienes conocieron a ‘Don Pedro Pablo’ son testigos de su trato siempre cordial, acogedor, bondadoso, frecuentemente con nota paternal, de su deseo constante de hacer bien a las almas.

A la par de sus muchas reuniones sobre doctrina cristiana, era sobre todo con su influencia y en el contacto persona a persona con que conseguía formar y encauzar a las personas en el camino del bien y la entrega.

El cumplimiento observante de los consejos evangélicos brillaba en Don Pedro Pablo. Resaltan quienes convivieron con él -entre muchas otras cualidades-, la disciplina con que regulaba su vida de piedad, expresión de un hombre virtuoso, que animaba a trillar los caminos de la santidad.

De su ministerio sacerdotal pueden enfatizarse sus dotes de confesor inspirado, del cual emanaban los consejos del pastor que desea reconciliar las almas con Dios. Siempre con esa nota afable y acogedora de la que hizo gala toda su vida.

Primera ordenación de los Heraldos del Evangelio

Don Pedro Pablo fue hecho sacerdote en la primera ordenación sacerdotal de los Heraldos del Evangelio, junto a Mons. João Clá Dias – Fundador de los Heraldos. El acto tuvo lugar en la Basílica de Nuestra Señora del Carmen en San Pablo, Brasil, siendo oficiante Mons. Lucio Angelo Renna, obispo de Avezzano, el 15 de junio de 2005.

Declaraba años después Don Pedro Pablo sus sentimientos durante la ordenación: “Llegó el momento. Llegó el momento. Cortejo de entrada, solemnidad, sacralidad. ¿Aprehensión? No. Mucha expectativa, y mucha gracia. Había mucha gracia”.

“Pero naturalmente hay unos momentos que son más significativos que otros. Para mí, fue precisamente cuando el obispo que nos consagraba, nos ungió [las manos]… aquello fue una cosa impresionante. A partir de ahí ‘Ministro de Dios’. ¡Oh, qué cosa extraordinaria!”, expresaba Don Pedro Pablo emocionado, a cinco años de su elevación al sacerdocio ministerial.

“Después de eso, ¿qué? -continuaba. La Santa Misa, primera misa…”. “Aquella disponibilidad de Dios Padre, Dios Hijo, Dios Espíritu Santo… en nuestras manos… Aquel momento fue especialísimo”.

Dios lo acoja en su gloria. (NNP)

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas