jueves, 09 de julio de 2020
Gaudium news > Publican escritos de Marcelo Van, el religioso a quien Santa Teresita le hablaba

Publican escritos de Marcelo Van, el religioso a quien Santa Teresita le hablaba

Redacción (Lunes, 20-04-2020, Gaudium Press) Pequeñas almas ha elegido Dios a lo largo de la historia para mostrar su amor y su misericordia. En tiempos como el que vive el mundo actualmente, donde reina el sufrimiento, el temor y la incertidumbre, estas pequeñas almas aparecen como luces de esperanza y bálsamo ante el dolor.

Una de ellas es Marcelo Van, joven vietnamita y religioso redentorista quien fue víctima del sufrimiento de su tiempo, pero siguiendo el camino de la infancia espiritual de Teresa de Lisieux – Santa Teresita – nos enseña hoy a transformar el sufrimiento en felicidad. Actualmente avanza su causa de beatificación..

El religioso, tras leer la autobiografía de Teresita del Niño Jesús, “Historia de un alma” quedó prendado por el camino de santidad de la religiosa carmelita, incluso teniendo con ella profundas conversaciones (Ver nota anterior: El hermano redentorista que tras leer “Historia de un alma” quedó prendado por Santa Teresita).

Amis de Van CC BY-SA 4.0.jpg
Marcelo Van, en proceso de beatificación, tenia coloquios con Nuestro Señor, María Santísima y Santa Teresita / Foto: Amis de Van CC BY-SA 4.0.

Tales extraordinarios Coloquios de Marcelo Van, no solo con Teresita, sino con Nuestro Señor y María Santísima, fueron publicados por la Asociación de Amigos de Van y también dados a conocer a través de la web amigosdevan.es, lanzados el pasado domingo 19 de abril, cuando la Iglesia celebró la Fiesta de la Divina Misericordia.

“Estos diálogos, de una sencillez asombrosa y a veces desconcertante, enseñan cómo abrir el corazón a Jesús, como lo hacen los niños, llenos de confianza y sin temor”, comenta el Padre Álvaro Cárdenas, de la Diócesis de Getafe y promotor de la vida de Marcelo Van en nota informativa dirigida a Gaudium Press.

El sacerdote, añade: “Estos extraordinarios Coloquios son una guía sencilla, segura y adaptada a nuestros tiempos para todos aquellos que anhelamos, desde la experiencia de nuestra fragilidad y debilidad humana, una relación íntima y profunda con Dios”.

Sobre estos coloquios, igualmente se refirió el Cardenal F. X. Neguyen Van Thuan, Primer Postulador de la Causa de Beatificación de Marcelo Van, y actualmente en proceso de beatificación:

“Los escritos de Marcelo Van son importantes por distintas razones: porque llaman la atención sobre la situación y necesidades de nuestro mundo actual, a través de la experiencia de un muchacho del Vietnam del Norte, que da testimonio de su esperanza siguiendo a Teresita del Niño Jesús. Toda su vida supo transformar el sufrimiento en alegría, tanto durante su infancia difícil, como durante su vida de religioso Redentorista, ofrecida hasta la muerte (…) Dios nos ha enviado a un pequeño religioso vietnamita, llegado del extremo del mundo, para llevar su mensaje al mundo entero: un camino sencillo, humilde, evangélico, un camino de servicio a la Iglesia, en la comunidad. Y los santos marcan su tiempo. Teresa marca su tiempo. Van, marca su tiempo”.

Los coloquios, traducidos al español por Cordelia de Castellane y el Padre Cárdenas, fueron publicados por Amis de Van Éditions.

“El pequeño secretario de Jesús”

Marcelo Van, conocido como “El pequeño secretario de Jesús”, nació el 15 de marzo de 1928 en la aldea vietnamita de Ngäm Giao, al interior de una familia católica devota y practicante. Ingresa al seminario dominico de Langson, pero lo debe abandonar por falta de recursos, regresando al siguiente año, esta vez en Quang Uyen.

Van y Teresita.jpg
Marcelo Van y Santa Teresita. 

En 1942 tiene su primer encuentro con Santa Teresita. Marcelo tenía 14 años y un gran deseo de ser santo, pero no sabe cómo. Una noche orando ante el Santísimo le pide a la Virgen que le ayude a discernir si su anhelo de santidad era posible. Más adelante tiene la idea de esparcir en una mesa los libros de los santos de la biblioteca y con lo ojos cerrados, pidiéndole a la Virgen, toma en sus manos “Historia de un alma”. Al comenzarlo a leer se da cuenta que la santidad es posible de alcanzar realizando cosas pequeñas, y le pide a María le conceda que Teresita sea su compañera en el camino a la santidad.

Una mañana, poco después de su encuentro con “Historia de un alma”, y mientras se dirigía a una colina oye una voz que le llama; era Santa Teresita del Niño Jesús, quien le dijo:

“Vengo a responder a tus palabras que acababan de resonar en mi corazón. ¡Hermanito! Desde ahora del mismo modo que me has elegido personalmente para ser tú hermana mayor, tú serás mi hermano pequeño. A partir de este día nuestras dos almas ya no estarán separadas por ningún obstáculo, como lo estaban antes; están unidas en el sólo Amor de Dios. Desde ahora te comunicaré todos mis hermosos pensamientos sobre el amor, todo lo que ocurrió en mi vida y me transformó en el Amor infinito de Dios”.

En octubre de 1944 ingresa a los redentoristas de Hanói, recibiendo el nombre de Marcelo Van. Allí lleva una vida silenciosa, obediente, de castidad y pobreza, creciendo en su interior gracias a Santa Teresita y a los diálogos sostenidos con Nuestro Señor y María Santísima.

El 7 de mayo de 1955, tras la división de Vietnam en dos, es detenido y sometido a trabajos forzados. Más adelante es llevado a otro campo de “reeducación”, donde fallece el 10 de julio de 1959 por causa de una enfermedad.

Con información de amigosdevan.es.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas