jueves, 02 de julio de 2020
Gaudium news > Sacerdote italiano denuncia grave irrupción de la policía durante Eucaristía que cumplía las normas de prevención de contagio

Sacerdote italiano denuncia grave irrupción de la policía durante Eucaristía que cumplía las normas de prevención de contagio

Soncino (viernes, 24-04-2020, Gaudium Press) El P. Lino Viola, quien sirve en la parroquia de San Pietro Apostolo en Soncino, Italia, denunció un grave abuso de autoridad durante el Domingo de la Divina Misericordia, cuando la policía militar italiana, conocida como Carabinieri, ingresó al templo durante la celebración de la Eucaristía e intentó interrumpir la celebración. El sacerdote se negó a concluir la celebración en el momento y fue multado al final de la Eucaristía con una sanción de 680 por supuesto desacato.

POLICIA ITALIANO INTERRUMPE MISA GAUDIUM PRESS.png
Momento en que el policía pretende que la Eucaristía sea interrumpida. Foto: Legio Sacrorum Cordium.

“Ese no es el problema”, expresó el P. Viola a La Nuova Bussola Quotidiana sobre la imposición de la multa. “Nadie puede profanar la Misa de esta manera, ni siquiera la policía. Tenía que decir: ‘Suficiente'”. La Eucaristía fue ofrecida por seis fieles locales que lloraban el fallecimiento de seres queridos durante la pandemia y seis personas más sirvieron en la Liturgia. En todo momento respetaron las normas de distancia y usaron guantes y máscaras de protección.

El sacerdote lamentó la intrusión, algo que no había sufrido en 55 años de apostolado, y denunció que el oficial enviado al templo ni siquiera tenía conocimiento de cuál era el significado de la Consagración que el sacerdote se negó a interrumpir. El Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, Card. Angelo Becciu, condenó el hecho a través de redes sociales: “Debe defenderse el principio de que ninguna autoridad puede interrumpir la Misa”, indicó el purpurado. “Si el celebrante es culpable de alguna infracción, ¡debe ser corregido después, no durante!”.

“La Iglesia está habitada no por un hombre muerto, sino por un hombre vivo que ha superado la muerte”, agregó el P. Viola a La Nuova Bussola Quotidiana . “¿Qué creen estas personas aquí?”. Sobre la presencia de algunos fieles en el templo, el sacerdote expresó que lo permitió por caridad cristiana. “¿Cómo podría yo, con santa paciencia, enviarlos lejos? Había un feligrés que acababa de perder a su madre y ni siquiera podía darle un funeral”.

Con información de National Catholic Register.

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas