viernes, 12 de abril de 2024
Gaudium news > Que Chile sea una "Mesa para Todos" es el llamado de los Obispos del país al finalizar la 98º Asamblea Plenaria

Que Chile sea una "Mesa para Todos" es el llamado de los Obispos del país al finalizar la 98º Asamblea Plenaria

Punta de Tralca (Sábado, 21-11-2009, Gaudium Press) «Chile, una Mesa para Todos» es el título de la declaración pública que la Conferencia Episcopal de Chile (CECh) dio a conocer la mañana del viernes 20 luego de haber culminado la 98º Asamblea Plenaria de Obispos del país. En conferencia de prensa, la declaración fue leía por el secretario de la CECh, monseñor Santiago Silva, acompañado por el presidente de la entidad eclesial, monseñor Alejandro Goic.

En la declaración, los obispos informaron sobre los diversos temas que abordaron durante la semana de trabajo, destacando entre ellos la Misión Continental y las próximas elecciones presidenciales y parlamentarias. También se refirieron a aquellos desafíos que es necesario asumir como país especialmente en materias como la desigualdad social y el desarrollo económico integral cuyo centro sea siempre la vida humana.

«A la luz de la Palabra de Dios, hemos mirado el servicio de la Iglesia en nuestra Patria, en el proceso de la Misión Continental, cuyo objetivo es anunciar a Cristo, rostro humano de Dios y rostro divino del hombre; y hemos hecho el propósito de contribuir, con todas nuestras fuerzas, a que Chile sea una `Mesa para todos´ (…) Hemos dialogado con franqueza sobre el caminar de nuestra patria, que se apresta a vivir el año Bicentenario y se proyecta hacia el futuro con un nuevo Gobierno y un Poder Legislativo renovado.», expresaron.

Para lograr que Chile sea efectivamente una «Mesa para Todos», los obispos apelaron al desarrollo de instancias de participación ciudadana donde nadie quede excluido, con el objeto de trabajar juntos en la consolidación de la equidad social. También hicieron un llamado a ejercer con responsabilidad el derecho a sufragio en estas próximas elecciones, teniendo siempre en consideración el mayor desarrollo integral del país.

«Alentamos a todos a buscar información adecuada y participar de los debates en torno a asuntos relevantes para el país, como la vida, la dignidad humana, el matrimonio y la familia, la educación, el trabajo, la salud, la vivienda, el respeto por el medio ambiente, la preocupación por nuestros pueblos originarios, la convivencia pacífica e intercultural, iluminada a la luz del Evangelio. También pedimos a las propias candidaturas ofrecer al país con mayor nitidez y profundidad propuestas y proyectos para estos ámbitos», afirmaron.

A quienes han solicitado de la Iglesia una mayor orientación en el discernimiento ético ante las elecciones, los obispos reiteraron el llamado a considerar lo mejor de nuestras tradiciones republicanas y a votar desde una conciencia bien formada en armonía con las convicciones más profundas del cristianismo; todo esto acompañado de una permanente oración.

«Les reiteramos que la proximidad del Bicentenario de la Independencia, es tiempo oportuno para recuperar lo mejor de nuestras tradiciones republicanas: aquellos grandes valores que constituyen nuestra identidad y que no pueden quedar a merced de minorías ocasionales o bulliciosas», manifestaron.

Finalmente, los obispos agradecieron a Dios por los 25 años del Tratado de Paz y Amistad con el hermano pueblo argentino y por la decisiva intervención del querido Siervo de Dios Juan Pablo II. «A la Virgen María, Reina de la Paz, confiamos el bien de Chile en esta hora, cuando nos preparamos para el tiempo de Adviento, de gozosa espera del Salvador. Que ella nos renueve el optimismo en Cristo, su hijo, la verdadera esperanza.», concluye la declaración.

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas