miércoles, 12 de junio de 2024
Gaudium news > Arzobispo de Bogotá ordenó 8 nuevos presbíteros para la Arquidiócesis de la capital de Colombia

Arzobispo de Bogotá ordenó 8 nuevos presbíteros para la Arquidiócesis de la capital de Colombia

Bogotá (Lunes, 30-11-2009, Gaudium Press) Con un lleno casi total de la Catedral Primada de Colombia, se llevó a cabo la ordenación de 4 diáconos y 8 nuevos presbíteros para la Arquidiócesis de Bogotá. El evento tuvo lugar el pasado sábado 28 de noviembre a las 10:00 a.m., en una Eucaristía solemne presidida por el Arzobispo de Bogotá, cardenal Pedro Rubiano Sáenz.

Luego de la procesión de entrada, y antes de dar la bendición inicial, el Cardenal Rubiano saludó a los fieles presentes diciéndoles: «en esta celebración se actualiza el amor de Dios a su pueblo», y haciendo referencia a las ordenaciones dijo que éstas «nos ayudarán a crecer en la vocación de hijos de Dios». Luego, dio inicio a la celebración.

En su homilía -antes de imponer sus manos a los 4 diáconos y 8 nuevos presbíteros- el purpurado señaló, dirigiéndose nuevamente a los fieles, que «en este año sacerdotal el Señor nos une como familia». Luego agradeció a los seminarios que acompañaron «a estos hijos de Dios» en su formación afirmando que «¡estos hijos son verdaderamente una bendición!».

Más adelante, dirigiéndose a todos los presentes y recordándoles a los futuros presbíteros que el pueblo necesita de sacerdotes impregnados de la Palabra de Dios, dijo que los sacerdotes «son llamados, como los apóstoles, a vivir el evangelio (…) para hacer presente a Jesús».

Enseguida, el Cardenal les recordó a los diáconos y presbíteros que «en el bautismo ustedes ya fueron llamados a estar unidos a Dios», y que «la ordenación sacerdotal los llama a la santidad», la cual es un don que «solo lo puede dar Dios a través del Espíritu Santo».

Dirigiéndose nuevamente a los fieles presentes los invitó a orar: «A quienes nos acompañan oren por estos nuevos sacerdotes». Luego, concluyó su homilía invocando la intercesión de la Virgen María: «la Santísima Virgen nos acompañe de manera especial en este año sacerdotal (…) e interceda por las vocaciones».

Los primeros en recibir la imposición de manos por parte del Cardenal Rubiano fueron los 4 diáconos. Al entregar a cada uno el evangelio se dirigió a ellos diciéndoles: «Esmérate en creer lo que lees, en enseñar lo que crees y vivir lo que enseñas».

Luego impuso las manos y el óleo santo -que se utiliza en el sacramento de la ordenación sacerdotal- a los nuevos presbíteros. Entre los nuevos sacerdotes para la Arquidiócesis de Bogotá se encuentran Mauricio Andrés Montalvo, Manuel Alexander González, Luis Hoyos, Ramiro Soler, entre otros.

Por Sonia Trujillo

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas