lunes, 30 de enero de 2023
Gaudium news > Iglesia de Rancagua recibe con alegría a dos nuevos presbíteros, en Chile

Iglesia de Rancagua recibe con alegría a dos nuevos presbíteros, en Chile

Rancagua (Miércoles, 30-12-2009, Gaudium Press) El pasado sábado 26, se realizó en la Catedral de Rancagua la ordenación sacerdotal de Marcelo Lorca Rodríguez y Osvaldo Rodríguez Pérez. Acompañados de sus familias, amigos y de la comunidad diocesana, los jóvenes diáconos en tránsito recibieron el sagrado orden del sacerdocio de manos del Obispo de Rancagua, monseñor Alejandro Goic Karmelic, en una emotiva y simbólica ceremonia.

Marcelo Lorca, de 26 años, escogió como lema sacerdotal el texto de Juan 21,17: «Señor tú lo sabes todo. Tú sabes que te quiero», ya que a su parecer, interpreta la vida vocacional del sacerdote. «El discípulo, muchas veces no está seguro del camino y ahí está la presencia del Señor que te ilumina y conduce por el camino que Él quiere», aseveró.

Osvaldo Rodríguez, de 33 años, eligió como lema sacerdotal la afirmación de San Pablo: «Estoy crucificado con Cristo: vivo yo, pero es Él quien vive en mi». «Con la ayuda del Señor, deseo que mi sacerdocio sea una continua acción de gracias, haciendo que Jesús habite siempre en mi corazón. Lo que inspira mi sacerdocio es la misma vida de Jesús, que me seduce y atrae, haciendo de mi vida una continua entrega a la manera como Él lo hizo, por amor», afirmó.

Pos su parte, monseñor Goic manifestó a la comunidad que la ordenación de estos dos nuevos sacerdotes es un gran regalo de Dios en la fiesta de Navidad. «Se trata de dos jóvenes que después de ocho años de formación recibieron este orden para servir a su pueblo. Tengo muchas esperanzas en ellos, porque se han preparado en profundidad, han hecho un retiro espiritual muy hermoso y creo que van a contribuir a enriquecer el presbiterio de la diócesis de Rancagua en el contexto de nuestro Segundo Sínodo Diocesano», declaró.

Al finalizar, el Pastor pidió a la comunidad que siga orando «para que Dios nos regale santas vocaciones. Curas que sean hombres de Dios y hombres para sus hermanos».

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas