jueves, 08 de diciembre de 2022
Gaudium news > "La Pascua nos pone ante Jesús y Barrabás ¿A quién elegimos nosotros?", dice Arzobispo de Antequera-Oaxaca en México

"La Pascua nos pone ante Jesús y Barrabás ¿A quién elegimos nosotros?", dice Arzobispo de Antequera-Oaxaca en México

Oaxaca (Miércoles, 31-03-2010, Gaudium Press) «Barrabás es símbolo del mal, de la corrupción y del crimen; como en tiempos de Pilato muchos gritan hoy «suéltanos a Barrabás»; exigen supuestos derechos de hacer el mal, del libertinaje y de matar; piden también la muerte de Jesús, de la verdad, de la justicia, de la moral. La Pascua nos pone ante Jesús y Barrabás ¿A quién elegimos nosotros?». Con esta reflexión y pregunta Mons. José Luis Chávez Botello, Arzobispo de Antequera-Oaxaca en México, envió un mensaje a sus fieles, con motivo de la Semana Santa.

El prelado, haciendo referencia al sentido de la Pascua, y dando respuesta a su pregunta, dijo que si los católicos hacen verdaderamente Pascua en la vida diaria, el «hacer Pascua es elegir a Jesús». Igualmente, recordó que la celebración de la Resurrección del Señor «es la fiesta más importante para todos los católicos», y «el corazón, cimiento y columna vertebral de nuestra fe».

«Pascua significa paso. Quien está seguro que después del trabajo y de la lucha vienen los frutos y la victoria, asume el esfuerzo y da el paso aunque le cueste», continuó Mons. Chávez Botello en su mensaje.

Más adelante, el Obispo lanzó otra pregunta invitando nuevamente a la reflexión: «¿Es posible vivir así en medio de tantas mentira, injusticias, corrupción y crímenes?». Ante ese interrogante respondió que es precisamente por medio del paso de la muerte de Jesús a la vida, donde se encuentran los motivos «para luchar por la verdad, por la unidad y por el bien común», y se hallan las fuerzas para trabajar por la familia y servir por amor.

lavatorio.jpg
El lavatorio de los pies

También, hizo una invitación para que durante estos días santos, cuando se intensifica la devoción religiosa, se aprovechen las celebraciones litúrgicas para reflexionar y vivir el misterio de la pasión, muerte y resurrección de Jesús. «El lavatorio de los pies, la distribución del pan bendito, la visita a los siete templos, la adoración a Jesús Sacramentado, el Vía Crucis que en Oaxaca resalta el encuentro de Jesús con su Santísima Madre, las tres caídas, las siete palabras, el descendimiento, el pésame, la oración y reflexión ante las imágenes del Santo Entierro y de la Virgen de la Soledad, entre otras», añadió.

Sobre este tema, Mons. Chávez Botello, igualmente, recordó que es importante reconocer el espíritu y origen de estas devociones «para no vaciarlas ni reducirlas a meras costumbres sin contenido ni compromiso», y reiteró que todas estas manifestaciones de la devoción religiosa «tienen la finalidad de preparar y mantener el espíritu cristiano de la Celebración Litúrgica, que constituye el acto central de cada día».

Con información de la Conferencia del Episcopado Mexicano

Gaudium Press / Sonia Trujillo

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas