viernes, 24 de mayo de 2024
Gaudium news > "La verdad ayuda, no daña a nadie", dijo en entrevista exclusiva el Cardenal Bertone en su paso por Chile

"La verdad ayuda, no daña a nadie", dijo en entrevista exclusiva el Cardenal Bertone en su paso por Chile

Santiago (Viernes, 30-04-2010, Gaudium Press) En su visita a Chile, el Secretario de Estado Vaticano, Cardenal Tarcisio Bertone, concedió una entrevista exclusiva al Periódico Encuentro, del Arzobispado de Santiago, en la que se refirió a diversos temas de relevancia eclesial. En su edición número 39, el periódico de Iglesia publicó la entrevista celebrada en el Seminario Pontificio Mayor de Santiago.

Anexamos la entrevista:

¿Qué ha significado para usted esta visita a Chile?

He venido por mandato del Santo Padre Benedicto XVI para visitar Chile después del terremoto y maremoto, para manifestar su cercanía, el amor, el afecto del Santo Padre, su preocupación por los damnificados y su entrega personal delante de todo el mundo para la reconstrucción del país y, sobre todo, de las ciudades más afectadas.

Tengo una impresión muy buena del nivel de fe de la población que, no obstante la tragedia, se ha mantenido fuerte con una gran fe en la Iglesia. Ella se ha mostrado cercana, sobre todo con aquellos que sufren más, a través de los centros sociales de caridad y a través también de la evangelización del dolor. La interpretación de estos hechos no debe alejarnos de Dios, sino recordarnos que somos criaturas frágiles, que debemos respetar la naturaleza creada por Dios o, de modo contrario, la naturaleza se revela.

¿Cuáles son las características que debe tener la Iglesia hoy para acoger a las personas que se han alejado?

Lamentablemente, hemos visto que en países occidentales y también en Chile hay un alejamiento, una fuga de católicos de la Iglesia. Es necesario, como el Papa nos ha invitado, abrir en el templo el patio de los gentiles. Es una imagen muy significativa que se refiere al mundo pagano en la antigüedad, no cristiano, pero que se refiere también al neopaganismo que ha involucrado también a los cristianos. Abrirse a los gentiles quiere decir, primero que todo, naturalmente cuidar a las personas que están cerca de la Iglesia, y formarlas sólidamente, pero no tener a estas personas como una gallina que tiene a sus pollitos y no mira a los otros. No cuidar sólo a la gallina, sino ir fuera, ir a los otros, ir a aquellos que ponen problemas y buscar, sobre todo la base de la palabra de Dios y del Magisterio de la Iglesia, responder a estos problemas.

¿Cuál es el deber de los medios de comunicación católicos frente a la situación por la que pasa la Iglesia a raíz de los abusos sexuales de sacerdotes?

Primero que todo, buscar y reafirmar la verdad sobre los hechos y la verdad sobre la Iglesia. Ante todo, mostrar el proyecto de vida moral que la Iglesia presenta a todos y que la sociedad no quiere escuchar, porque la sociedad es contradictoria, ambigua. Acusa a la Iglesia, a los sacerdotes, [pero] no quiere aceptar el proyecto de vida moral para los fieles, para los jóvenes, para los mismos sacerdotes. Quiere quitar el celibato, por ejemplo; quiere liberalizar la sexualidad, es contradictoria. Después, naturalmente, afirmar que ninguna institución ha hecho tanto contra este delito como la Iglesia. Ha separado a los sacerdotes infieles y es severa en el criterio de admisión al sacerdocio, a la vida consagrada, no admite, por ejemplo, a homosexuales. Entonces, decir la verdad sobre esto. La verdad ayuda, no daña a nadie.

¿Cómo puede ayudar el ejemplo del Padre Hurtado al trabajo de la reconstrucción después del terremoto?

El padre Hurtado es un hombre excepcional que ha seguido dos directrices precisas: una fuerte espiritualidad sacerdotal, eucarística, en la cual ha formado a tantos jóvenes en la educación en los valores auténticamente humanos y cristianos. En segundo lugar, el aspecto social, de caridad que ha cultivado su institución, el Hogar de Cristo, que ha ayudado a los más necesitados, nos ha dado un ejemplo extraordinario que continúa. Esto quiere decir que el aspecto social no debe estar más separado de una fuerte vida espiritual, porque de otro modo las acciones sociales quedan vacías de su inspiración.

 

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas