lunes, 30 de enero de 2023
Gaudium news > "No hay impulso humano más importante que promover la educación", dijo monseñor Fernando Chomali con motivo de campaña que busca ayudar a escuelas de Iglesia, en Chile

"No hay impulso humano más importante que promover la educación", dijo monseñor Fernando Chomali con motivo de campaña que busca ayudar a escuelas de Iglesia, en Chile

Santiago (Jueves, 01-07-2010, Gaudium Press) Debido a las nuevas políticas que ha implementado el Ministerio de Educación con el fin de paliar económicamente los daños que causó el terremoto que afectó al país el pasado 27 de febrero, los proyectos que pretendían ampliar los colegios particulares y subvencionados de modo de hacerlos aptos para la implementación de la Jornada Escolar Completa (JEC), han debido postergarse para canalizar dichos recursos a otras áreas.

Lo anterior significa en la práctica que muchos establecimientos de Iglesia no contarán con la asignación económica del Estado para construir nuevos espacios y salas de clases que permitan dar ejecución a la JEC, debiendo continuar con jornadas dobles.

Es por esto que la Iglesia a hecho un llamado a los privados para que colaboren en la recaudación fondos que permitan ir en beneficio de las escuelas afectadas. El encargado de gestionar y canalizar la ayuda de los privados es el Obispo Auxiliar de Santiago, monseñor Fernando Chomali, quien manifestó al diario El Mercurio su esperanza en que la ayuda permita realizar estos cambios en el corto plazo.

«Primero, hacer ver que hay un importante grupo de personas que necesitan la colaboración de quienes han tenido más. En segundo lugar, hacer una noción efectiva y sobre todo efectiva de los más necesitados. Y en tercer lugar, ver un colegio nuevo a través del esfuerzo de muchos. Por eso espero que esta experiencia sea exitosa», dijo el prelado en relación a los objetivos de esta iniciativa.

Consultado sobre la necesidad de buscar ampliaciones en las escuelas, monseñor Chomali señaló: «Tenemos que mejorar mucho nuestros colegios, porque con la subvención del Estado y con el aporte de los padres no alcanza. No hay impulso humano más importante que promover la educación. Por eso, si generamos conciencia de la importancia que tiene que aquellos que han tenido mayores oportunidades en la vida lo vuelquen a quienes no corrieron con la misma oportunidad, cumpliremos con el objetivo».

El obispo además destacó la necesidad del aporte empresarial en este tipo de proyectos y resaltó la responsabilidad que le cabe empresarios en esta forma de emprendimiento social. «Es un emprendimiento social en el sentido en que yo le garantizo que los jóvenes de las comunas donde los empresarios tengan sus instalaciones estarán mejor formados. Por eso, lo único que les ofrezco a las personas que están ayudando es la alegría de saber que los niños que asistirán a esos establecimientos tendrán mejores condiciones para estudiar. Y es ahí donde se cuaja el futuro de nuestro país», indicó.

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas