sábado, 26 de noviembre de 2022
Gaudium news > Celebrar adecuadamente el Adviento, para vivir en su plenitud la Navidad, pide obispo de Utah

Celebrar adecuadamente el Adviento, para vivir en su plenitud la Navidad, pide obispo de Utah

Salt Lake (Martes, 30-11-2010, Gaudium Press) Cada fiesta a su debido tiempo, y en el espíritu de la Iglesia. Ese podría ser el resumen de la primera carta pastoral de Mons. John C. Wester, obispo de Salt Lake City, en Utah, Estados Unidos, quien ejerce su ministerio como pastor de ese rebaño desde el 2007.

«Usted puede haber notado que en nuestra apresurada sociedad muchas tiendas ya han decorado para la Navidad, las estaciones de radio están emitiendo canciones de Navidad, aquí y allá, e incluso algunas de nuestras propias parroquias han comenzado a prepararse para las fiestas de Navidad para principios de diciembre. En medio de toda esta prisa, la Iglesia nos enseña a ir más despacio, ser paciente y esperar» dice el obispo en su Carta.

Monseñor.jpg
Mons. John C. Wester

No es ese un mensaje que busque disminuir un legítimo entusiasmo por las piadosas celebraciones visando el nacimiento del Salvador, no. Es un llamado a vivir cada tiempo según la mente de la Iglesia, que nos convoca por estos días a vivir el período de adviento, las cuatro semanas previas a la Navidad.

«El año de la Iglesia comienza con el periodo de adviento -continúa el obispo. El adviento es un tiempo de preparación, a pesar de que ha llegado a ser descuidado en muchos lugares. Con demasiada frecuencia, el tiempo de Adviento se ve ensombrecido por la ‘temporada de vacaciones’ a medida que avanzamos demasiado rápido en la celebración de la Navidad. En el momento en que la solemnidad de la Navidad llega, muchos de nosotros estamos «quemados». Ya estamos cansados de todo el «bombo de Navidad». Y la Navidad se convierte en algo decepcionante.»

El prelado convoca pues a sus feligreses a vivir el Adviento, período con un doble carácter, en el que se recuerda la primera venida del Hijo de Dios, y también la segunda venida de Cristo al final de los tiempos. «Sé que es un enorme desafío seguir siendo fiel a la temporada de Adviento, cuando estamos rodeados de una sociedad que, al mismo tiempo que afirma ser cristiana, no se toma el tiempo para reflexionar y preparar lo la iglesia nos llama a hacer», expresa Mons. Wester.

Como prácticas acordes a esta época de adviento el prelado invita a usar las célebres coronas de adviento, que pueden ser bendecidas y convertirse en lugar de oración diurno o nocturno de toda la familia. Siendo este tiempo un periodo festivo, el obispo sugiere que antes de comenzar el descanso natalino se celebren «fiestas Gaudete», celebraciones de la alegría, en el espíritu de preparación a la Navidad. Cantos propios del tiempo de adviento y el ‘árbol de Jesse’ también son encomiados por él.

«El tiempo de Adviento nos vuelve a centrar y nos recuerda que Cristo ha cambiado el mundo. La oscuridad ha cubierto este hemisferio y el mundo mismo es tranquilo. Porque sabemos que Cristo reina sobre toda la creación, nos esforzamos en la oscuridad para ver la luz de Cristo, nuestro Rey que viene. Que nuestra observancia de esta temporada nos renueve y sea un ejemplo de paciencia, silencio, y alegría a nuestra sociedad apresurada y ansiosa», concluye el prelado.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas