sábado, 18 de mayo de 2024
Gaudium news > Concluye en Bogotá congreso Internacional "El Problema del Poder Constituyente"

Concluye en Bogotá congreso Internacional "El Problema del Poder Constituyente"

Bogotá (Jueves, 27-01-2011, Gaudium Press) Organizado por la Universidad Católica de Colombia y la Asociación Colombiana de Juristas Católicos, concluyó el Bogotá el II Congreso Internacional ‘El Problema del Poder Constituyente – Reflexiones Constitucionales», ocurrido el 26 y 27 de enero.

El Congreso contó con la presencia de reputados expositores nacionales e internacionales, como el decano de la facultad de Derecho de la Universidad de Udine en Italia, Danilo Castellano, y el presidente de la Unión Internacional de Juristas Católicos y catedrático de la Universidad de Comillas, Prof. Miguel Ayuso.

Durante el primer día del congreso hizo también su intervención el Senador José Darío Salazar, presidente del partido Conservador colombiano, con la ponencia «La Dignidad y el Derecho a la Vida en la Constitución del 91, frente a la jurisprudencia de la Corte Constitucional» en la cual afirmó decididamente que «la legalización del aborto y la eutanasia no son únicamente un atentado contra la vida de quienes son víctimas de estos procedimientos» sino que «tienen una consecuencia implícita mucho más grave y trascendental: son sobre todo un atentado contra la dignidad humana».

Dibujo.jpg«Su entrada [aborto y eutanasia] como instituciones del sistema jurídico colombiano sólo pueden significar la derogación de la dignidad humana como el valor innegociable que tiene todo ser humano y su sustitución por otro tipo de valor, que sube y baja según la cotización del mercado, como cualquier otro bien transigible -continuó el senador. Esta es la consecuencia más grave de una legislación que contemple el aborto y la eutanasia como procedimientos legítimos de terminar vidas humanas, la derogación de la Dignidad Humana como el concepto sobre el cual se fundó el sistema jurídico occidental y todo el sistema de derechos humanos, para sustituirlo por un homónimo totalmente vaciado de contenido».

El tema «¿Existe el poder constituyente?» fue objeto de la intervención de clausura del Profesor Miguel Ayuso, que se constituyó también a la manera de resumen del Congreso.

«El Derecho Constitucional es el derecho natural del Estado moderno» dijo Ayuso repitiendo a un teórico italiano. «El Constitucionalismo planteado en estos términos no puede ser otro que el Constitucionalismo moderno. No hay constitucionalismo antiguo y moderno. «

«La doctrina de la soberanía es una doctrina absurda, irracional e impía, entendida como la concepción de un poder ilimitado, sin rendirle cuentas a nada, (…) en el fondo disputando los derechos de Dios».

«No hay poder constituyente; hay es un poder ordenador, que rige lo que ya está constituido y que el hombre no ha constituido con su voluntad» dijo el Profesor Ayuso, en el sentido de que «el orden jurídico y el orden político no dependen de decisiones humanas. La comunidad política es producto de la sociabilidad del hombre, como la familia. Toda la doctrina de las fuentes hay que replantearla, porque la única doctrina de las fuentes es la justicia, como dicen las partidas de Alfonso X el Sabio».

El congreso fue clausurado por una eucaristía celebrada por el Arzobispo de Bogotá, Mons. Rubén Salazar Gómez.

Unión Internacional de Juristas Católicos

La Unión Internacional de Juristas Católicos es una asociación privada internacional de fieles de Derecho Pontificio, creada en París en 1986, y tiene como Consejero eclesiástico al Cardenal Jean-Louis Tauran.

La Unión Internacional de Juristas Católicos -de la cual hace parte la Asociación Colombiana de Juristas Católicos- tiene como objetivos el reconocimiento y respeto del derecho natural y cristiano, en justicia y caridad; la defensa y protección de la vida humana, de la concepción a la muerte natural; la afirmación de la dignidad eminente de la persona humana y recuerdo constante de sus deberes fundamentales y de los derechos que de los mismos derivan; la defensa y promoción de la concepción cristiana de la familia y la difusión de la doctrina y de la enseñanza social de la Iglesia, principalmente en el terreno jurídico, e indagación de los medios que aseguren su aplicación, entre otros.

 

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas