miércoles, 30 de noviembre de 2022
Gaudium news > Cardenal Primado del Perú convocó a los candidatos a altos cargos públicos a no hacer "del pecado una propuesta política"

Cardenal Primado del Perú convocó a los candidatos a altos cargos públicos a no hacer "del pecado una propuesta política"

Lima (Lunes, 28-02-2011, Gaudium Press) Tras exhortar a los fieles presentes a entregarse total, sincera y honestamente al único Dios verdadero -y quitarse de la mente dioses falsos como el dinero, el poder, la mentira, la sensualidad, el abuso, el egoísmo- el Primado del Perú convocó a los candidatos a altos cargos públicos a no hacer «del pecado una propuesta política». El Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne se expresó al respecto en la misa que presidió en la Basílica Catedral de Lima el pasado domingo, VIII del Tiempo Ordinario.

Cardinal.jpg
Cardenal Cipriani

«La Iglesia comprende y perdona al pecador, pero el que hace del pecado una propuesta política no está en la Iglesia. Estar en la Iglesia es creer, defender y vivir el contenido que ella nos enseña a través de los Diez Mandamientos», dijo el purpurado.

Según el Arzobispo de Lima, la Iglesia -que también tiene el derecho a instruir a sus fieles en las materias de su competencia- espera que quienes quieran gobernar el país se comprometan, con claridad, a favor de la vida, del matrimonio y del respeto a la familia: «La Iglesia tiene todo el derecho de orientar a sus fieles cuando hay esa sombra de falsedades, de lenguaje confuso, queriendo engañar a nuestro pueblo. El aborto jamás, el matrimonio es de uno con una para toda la vida. La vida de la droga y del abuso sexual son claras faltas contra los mandamientos de la Ley de Dios», expresó.

El Cardenal Cipriani previno también a su feligresía contra las confusiones propias de la época actual y acentuó la necesidad de estar muy unidos a la fe de la Iglesia: «El poder de esa nube oscura que va por el mundo confundiendo a la gente, llenando de violencia el mundo, también quiere, en nuestro querido Perú, oscurecer el amor a Dios, el respeto a los mandamientos, el amor a la Iglesia. Lo quiere oscurecer diciendo que lo moderno es ser traidores a la fe. ¡No queremos en nuestro país esa modernidad!», dijo.

Finalmente, el purpurado invocó el auxilio de la Virgen María en la firmeza, fortalecimiento y renovación de la fe del pueblo peruano: «Virgen María, ilumina y acompaña a nuestro país, danos luces para que sepamos todos ser fieles al amor de tu hijo y no traicionar, por la vanidad del poder, lo más sagrado: a ese Padre que nos dio la vida y que nos espera en la vida eterna», concluyó.

Con información de la Oficina de Comunicaciones del Arzobispado de Lima

 

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas