miércoles, 30 de noviembre de 2022
Gaudium news > En el marco del "Año de la Vida", Argentina celebrará el "Día del Niño por Nacer"

En el marco del "Año de la Vida", Argentina celebrará el "Día del Niño por Nacer"

Buenos Aires (Lunes, 28-02-2011, Gaudium Press) Haciendo un llamado a «cuidar y promover la vida frágil, expuesta o en riesgo», la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) invita a los fieles de su país a unirse en la celebración de el «Día del Niño por Nacer». La conmemoración tendrá lugar el próximo 25 de marzo, durante la fiesta de la Anunciación, y hace parte de las diferentes actividades del «Año de la Vida», convocado por el organismo eclesial argentino en octubre del año pasado.

«La celebración del día del niño por nacer debe invitarnos a reflexionar y al compromiso. A la reflexión sobre el valor de la vida y a un compromiso concreto con esta primera etapa vital tan importante. Cuidar a los niños y niñas por nacer implica, en primer lugar, cuidar a sus madres, promoviendo embarazos saludables, velando por la alimentación y la atención sanitaria tanto para la madre como de su hijo o hija», dice el mensaje de la Comisión Ejecutivo de la CEA en un comunicado.

En el mensaje, la comisión también recuerda que desde hace algunos años quedó establecido en el país el 25 de marzo como el «Día del Niño por Nacer», pero que desde hace siglos, en la Fiesta de la Anunciación del Señor, se conmemora la vida al hacer presente el momento en el cual, con el sí de la Virgen María se da el inicio de la redención.

«Con el ‘sí’ de María comienza la existencia histórica de Jesucristo, quien empieza así a vivir en el vientre de esta joven mujer de Nazareth. Desde entonces podemos decir que Dios ha tomado partido por el hombre, por su vida, asumiendo él mismo todas las vicisitudes de la existencia humana. Dios ama la vida de tal modo, que se hizo uno de los nuestros, creciendo en el vientre de una mujer, naciendo de ella, viviendo y muriendo como todos nosotros», añade el comunicado.

Dia del Niño por nacer.jpgLa Comisión Ejecutiva de la CEA, igualmente recuerda que desde el surgimiento de la Iglesia de Cristo, ella ha desarrollado su misión en el mundo promoviendo la «cultura de la vida»; «Lo hizo a través de las obras de ayuda a los más necesitados, la educación de niños y jóvenes, el acompañamiento a los novios y a los matrimonios, la atención brindada a los ancianos, el interés por cuidar a los enfermos y de asistir a quienes están muriendo y muchas otras iniciativas orientada a promover la vida», destaca la CEA.

En unión con esta cultura, que desde años ha impulsado la Iglesia, y en lo referente a la jornada del «Día del Niño por Nacer», el Episcopado argentino afirma que, «en continuidad con las enseñanzas de Jesús, sostenemos el valor de toda vida humana, pero nos sentimos especialmente llamados a cuidar y promover la vida frágil, expuesta o en riesgo. Por eso nos preocupa especialmente una de las etapas de mayor fragilidad, la del comienzo de la vida, frente a una mentalidad que disminuye la gravedad moral y jurídica del aborto».

En este sentido, invitan a todos a hacer de este mundo un lugar pacífico y justo, «en el que todos los niños puedan disfrutar de una vida plena». Y, tomando parte de la Encíclica «Evagelium vitae» de Juan Pablo II, piden a los argentinos respetar, defender, amar y servir a toda vida humana, puesto que «sólo siguiendo este camino se encontrará justicia, desarrollo libertar verdadera, paz y felicidad».

El «Año de la Vida» es una iniciativa del Episcopado argentino que busca reafirmar «en nuestra patria el derecho a la vida en todas sus manifestaciones, poniendo especial atención en los niños por nacer, como en nuestros hermanos que crecen en la pobreza», tal como se menciona en la convocatoria que hicieron el año pasado los obispos argentinos.

Es así como en las diferentes jurisdicciones eclesiales del país austral, este año se llevarán a cabo diversas actividades que buscan resaltar el valor de la vida humana, entre ellas se desarrollarán catequesis para transmitir el «Evangelio de la Vida», especialmente las enseñanzas consignadas en la Encíclica de Juan Pablo II, así como también jornadas de oración por la vida y varias acciones pastorales que busquen fomentar la dignidad humana y el valor de la vida.

Gaudium Press / Sonia Trujillo

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas