miércoles, 30 de noviembre de 2022
Gaudium news > Juan Pablo II descubrió el encanto de los mangos en México

Juan Pablo II descubrió el encanto de los mangos en México

Ciudad de México (Jueves, 28-04-2011, Gaudium Press) Desde que Juan Pablo II probó por vez primera los mangos en México, hizo de esta fruta perfumada una de sus preferidas.

Y cada vez que estuvo en el pais azteca, lo que ocurrió en 5 ocasiones, sus anfitriones fueron solícitos en atender este inocente placer.

Pasteles, nieves e incluso guisados fueron preparados con esta fruta para el Papa Wojtyla.

El P. Daniel Villalobos, quien fue una de las personas más cercanas al cardenal Corripio Ahumada, fue testigo no sólo del enorme gusto del Santo Padre por este fruto tropical, sino de la preocupación del entonces Arzobispo de México por complacerlo, enviándole a Roma, de manera esporádica, cajas con mangos.

«Incluso, cuando el Santo Padre ya estaba muy enfermo -comenta el P. Villalobos- el Señor Cardenal Corripio, a través de un amigo, le envió mangos y, para verificar que le llegaran a Su Santidad hasta el Palacio Apostólico, el cardenal Leonardo Sandri, quien había sido Nuncio en México, fue el intermediario, pues él era, en ese momento, el sustituto de la Secretaria de Estado, y para ese entonces, la voz del Papa Juan Pablo II».

Entre los estados Mexicanos, dos se enorgullecen de que sus frutos fueron objeto del gusto de Juan Pablo II: Veracruz y Oaxaca.

Con información del SIAME

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas