viernes, 03 de febrero de 2023
Gaudium news > Ives Gandra Martins comenta repercusión mundial de aborto y excomunión en Pernambuco

Ives Gandra Martins comenta repercusión mundial de aborto y excomunión en Pernambuco

En opinión suya, ¿por qué la excomunión de esas personas envueltas en el aborto provocado a la niña de 9 años en Pernambuco causó ese ruido en la media mundial?

La repercusión dada a ese triste episodio, que infelizmente es más común de lo que se imagina, tiene por finalidad su instrumentalización, por un movimiento articulado para la legalización del aborto y para desmoralizar a la Iglesia, que actúa en defensa de valores éticos, hoy ya no vividos dentro de la sociedad como la valoración de la vida familiar, la fidelidad conyugal, la educación sobre valores, el sexo ordenado y no desvariado, la ética profesional y la política, la no-violencia, el desapego, etc.

En un mundo altamente hedonista, en que todos quieren sacar ventaja en todo y  ser felices al precio de los otros, siempre vale la pena, los valores que la Iglesia defiende, incomodan. Esta es la razón por la cual, personas que nunca o hace mucho tiempo no comulgaban, aprovecharon la oportunidad para atacar una institución que defiende valores que ellas mismas no tienen el coraje de vivir.

Otro aspecto a ser examinado es que gran parte de los periodistas que se escandalizaron no son católicos, muchos de ellos nunca han comulgado. Así, la pena resultante de la excomunión, para la mayoría de ellos, es absolutamente indiferente, pues no son católicos o están apartados de la comunión hace ya mucho tiempo.

¿Hubo realmente excomunión?

Conviene ante todo aclarar que la niña de 9 años, inimputable canónicamente, no incurre en ninguna pena. Con notorio desconocimiento del Código Canónico y de elementales principios de la religión Católica, articulista afirmaron que el Obispo de Olinda y Recife decidió excomulgar a todos los que participaron de aquel homicidio uterino legalizado.

Tal afirmación choca con la Ley Canónica, según la cual (cc. 1314,1318 y1398) pierde el derecho a comulgar quien cometa crímenes de aborto e infanticidio (in.2271 del Catecismo de la Iglesia Católica). Así, es conveniente resaltar que, independientemente de cualquier manifestación de Mons. José Cardoso, todos los involucrados ya estarían excomulgados, desde que llenasen las condiciones canónicas, entre las cuales el pleno conocimiento y la plena conciencia de que incurrirían en pena de excomunión. Y la razón de pena tan grave APENAS PARA LOS CATÓLICOS,  es que la Iglesia considera el don de la vida el más relevante dentro de los recibidos de Dios, desde la concepción, que no puede ser retirado, sin incurrirse en grave lesión a la moral. El infanticidio como el aborto son crímenes nefandos.

¿Es difícil revertir esa pena?

Evidentemente quien está privado de la Comunión, podrá volver a comulgar, si estuviere arrepentido y se confiesa. (c.1231§ 2º, 1357§ 1º y 1358 § 1º del Código de Derecho Canónico), lo que equivale a decir: la privación de la comunión solamente continuará si no hubiere ni arrepentimiento ni confesión.

¿Hay otras circunstancias dignas de nota?

Es bueno recordar que la madre de la niña fue presionada por una asistente social para aceptar el aborto, tras ella haberse negado antes a hacerlo, como también fue presionada a transferir a su hijita a otro hospital. Conviene notar que, según opiniones técnicas, si se hubiese esperado un mes, tanto la niña como y sus niñitos podrían haberse salvado en caso de que la madre de la niña no hubiese cedido a las presiones, haciendo entonces innecesario el homicidio legal que fue perpetrado.

Ives Gandra Martins es profesor emérito de la Universidades Mackenzie, Paulista, de la Escuela del Estado Mayor del Ejército -ECEME y de la Escuela Superior de Guerra –ESG. El profesor Gandra es autor de más de 40 libros, de 150 en co-autoría y 800 estudios sobre diversos asuntos como derecho, filosofía, historia, literatura y música, traducidos a más de 10 lenguas en 17 países.

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas