sábado, 26 de noviembre de 2022
Gaudium news > Arzobispo de Medellín, en Colombia, recuerda cuál es la visión cristiana de la muerte

Arzobispo de Medellín, en Colombia, recuerda cuál es la visión cristiana de la muerte

Medellín (Lunes, 31-10-2011, Gaudium Press) El próximo miércoles 2 de noviembre se conmemorará el Día de todos los Fieles Difuntos, con ocasión de esta celebración, el Arzobispo de Medellín, Colombia, en su mensaje semanal, hace una invitación para que en esta fecha los creyentes recuerden cuál es la visión cristiana de la muerte, en medio de un mundo frecuentemente dominado por una visión materialista de la persona humana.

Monseñor Tobón.jpg
Mons. Tobón invita a hacer un «mejor aprovechamiento pastoral» del momento de la muerte

Según el Arzobispo de Medellín, la festividad «es una ocasión para orar por nuestros seres queridos fallecidos», así como un motivo propicio «para enfrentar nuestro futuro con esperanza: no moriremos, viviremos para siempre en Dios».

En su mensaje, Mons. Tobón, hace una fuerte crítica a la superficialidad con la que, en no pocas ocasiones, se asume en la sociedad la existencia, y por consiguiente, el tema de la muerte: «infortunadamente, la frecuente visión materialista de la persona humana, la superficialidad con que se asume la existencia y la falta de formación espiritual (…) han ido modificando la concepción de lo que somos y de los que nos espera, y han ido cambiando las perspectivas y costumbres, que ayudaban a percibir la realidad misteriosa y trascendente de la muerte».

Más adelante, expresa que los cristianos «no podemos aceptar el juego del mundo actual que quiere esconder la muerte y que renuncia a preparar la persona para morir». La fe -continúa el Arzobispo colombiano- «debe dar el coraje de mirar la muerte cara a cara y de confesar que Cristo la ha vencido».

De lo anterior, igualmente dice que una visión cristiana de la muerte ha de convertir este hecho en un acontecimiento triunfal, y no en un suceso que tiene una apariencia de fracaso. «La muerte ‘de los que mueren en el Señor’, ya no es sólo un partir, sino el comienzo feliz de un estado de glorificación en Dios», destaca.

Mons. Tobón, más adelante invita a los fieles a que se haga «un mejor aprovechamiento pastoral» del momento de la muerte, pese a que ella sea «una experiencia de caducidad humana», y anima a enfrentarla desde Jesucristo. «Así, afrontando la muerte desde Cristo, aprendemos a vivir. Logramos enfocar la vida para hacerla libre y feliz, como la hizo Cristo: viviéndola para los demás, dándola para que otros tengan vida», concluye.

Con información de la Arquidiócesis de Medellín.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas