sábado, 24 de febrero de 2024
Gaudium news > En Tegucigalpa, Honduras, se realizó la Asamblea Ordinaria Anual del Secretariado Episcopal de América Central

En Tegucigalpa, Honduras, se realizó la Asamblea Ordinaria Anual del Secretariado Episcopal de América Central

Tegucigalpa (Jueves, 01-12-2011, Gaudium Press) Reunidos en Tegucigalpa, Honduras, del 21 al 24 de noviembre, tuvo lugar la Asamblea Ordinaria Anual del Secretariado Episcopal de América Central (SEDAC) -organismo episcopal regional-, donde obispos centroamericanos se encontraron para reflexionar y compartir sobre el camino de la Iglesia y discernir sobre la voluntad de Dios frente a los retos de la realidad en los diferentes países de la región.

Foto por SEDAC.jpg«Hemos vivido en nuestra asamblea una rica experiencia de comunión y de fraternidad, que nos ha hecho gustar el ser Iglesia como ‘casa y escuela de comunión’ y nos ha impulsado a renovar con alegría nuestro ministerio como ‘pastores y guías espirituales de las comunidades a nosotros encomendadas'»; dicen los obispos centroamericanos en el mensaje conclusivo de la Asamblea que han dirigido a los sacerdotes, religiosos y religiosas, agentes de pastoral y demás hermanos de la fe cristiana de Centroamérica.

En el mensaje, los obispos, han resaltado también que pese a las diferentes ideologías que hoy se promueven, en los países de la región sigue prevaleciendo el valor de la familia: «Vemos como trigo en medio de la maleza, el aprecio por el valor de la familia que todavía existente en nuestra sociedad, a pesar de que hoy se ve amenazada por ideologías, leyes y situaciones de inseguridad económica que no la favorecen».

Al respecto, también hacen un llamado: «Con la conciencia de que el trigo bueno del Reino de Dios sigue creciendo en medio de la maleza, no permitamos que se oscurezca o debilite nuestro compromiso cristiano por vivir y anunciar los valores del Evangelio».

Asimismo, han expresado que ven con alegría y esperanza varios signos de la vida eclesial, como es «la profunda espiritualidad de nuestro pueblo centroamericano», la entrega generosa de los sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos, y, de manera muy especial, los jóvenes: «Otro signo sumamente esperanzador es la fe entusiasta de muchos jóvenes, ‘amigos y discípulos de Cristo’, quienes ciertamente son y seguirán siendo en el futuro fermento de renovación de nuestra sociedad a la luz el Evangelio».

Concluyendo, los obispos de Centroamérica, exhortan al pueblo de Dios de los países centroamericanos a que acojan «con renovada gratitud el don de la fe, viviendo sus exigencias con coherencia y radicalidad. Dóciles a la acción de Dios, ‘quien, por su benevolencia, realiza en nosotros el querer y el obrar'».

Con información del SEDAC.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas