Loading
 
 
 
Loading
 
El verdadero educador no une las personas a sí, sino las guía a la verdad, dice el Papa
Loading
 
9 de Enero de 2012 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Lunes, 09-01-2012, Gaudium Press) Como cada año, también en la mañana de ayer en la Capilla Sixtina en el Vaticano durante la fiesta del Bautismo del Señor, el Santo Padre celebró la Misa y administró el sacramento del Bautismo a 16 niños, 10 hijos y 6 hijas de funcionarios del Vaticano. A los padres, madrinas y padrinos presentes, el Papa habló sobre la tarea de la educación, tarea que es "ardua para nuestras capacidades humanas, siempre limitadas", que puede ser "posesiva", pero que debe conducir a la verdad, dijo Benedicto XVI.

2012-01-08T130834Z_849922105_GM1E8181MSF01_RTRMADP_3_POPE.jpgLa Capilla Sixtina, de hecho, rara vez es lugar de celebraciones litúrgicas. El Santo Padre preside solo una vez al año una misa para la fiesta del Bautismo del Señor. Es también una vez al año cuando el Papa administra el sacramento del bautismo a los niños, mientras que los adultos son bautizados en la Vigilia Pascual.

Educar un hijo o una hija es "muy difícil, a veces es arduo para nuestras capacidades humanas, siempre limitadas". En la lección de educación, el Papa señaló que la verdad, cuya fuente es Dios, es el objetivo del proceso de educar a las generaciones más jóvenes. "A veces utilizamos mal nuestros recursos -continuó- los usamos para cosas que no sirven, de hecho, que son realmente perjudiciales", en lugar de aprender de la Palabra de Dios, que es la guía más segura para todos.

El Papa también reafirmó el principio de que la educación debe ser el testimonio, alimentado por la oración y los sacramentos de la Eucaristía y la Penitencia. El testimonio también requiere que el verdadero educador, con su presencia atenta y fiel "no ligue la persona a sí, no es posesivo", sino que "quiere que el hijo o discípulo, aprenda a conocer la verdad, y establezca con ella una relación personal".

Los niños bautizados por el Papa en la Capilla Sixtina son hijos e hijas de empleados del Vaticano, que no han superado la edad de seis meses. En la administración del sacramento del Bautismo, el Santo Padre personalmente trazó la señal de la cruz en la frente de cada niño y derramó el agua, mientras que la unción fue hecha en su nombre por dos concelebrantes. Los niños han estado muy tranquilos junto al Papa. Entre las niñas bautizadas por el Papa Benedicto XVI ayer de mañana estaban dos hermanas gemelas, Mia y Eva.

 

Loading
El verdadero educador no une las personas a sí, sino las guía a la verdad, dice el Papa

Ciudad del Vaticano (Lunes, 09-01-2012, Gaudium Press) Como cada año, también en la mañana de ayer en la Capilla Sixtina en el Vaticano durante la fiesta del Bautismo del Señor, el Santo Padre celebró la Misa y administró el sacramento del Bautismo a 16 niños, 10 hijos y 6 hijas de funcionarios del Vaticano. A los padres, madrinas y padrinos presentes, el Papa habló sobre la tarea de la educación, tarea que es "ardua para nuestras capacidades humanas, siempre limitadas", que puede ser "posesiva", pero que debe conducir a la verdad, dijo Benedicto XVI.

2012-01-08T130834Z_849922105_GM1E8181MSF01_RTRMADP_3_POPE.jpgLa Capilla Sixtina, de hecho, rara vez es lugar de celebraciones litúrgicas. El Santo Padre preside solo una vez al año una misa para la fiesta del Bautismo del Señor. Es también una vez al año cuando el Papa administra el sacramento del bautismo a los niños, mientras que los adultos son bautizados en la Vigilia Pascual.

Educar un hijo o una hija es "muy difícil, a veces es arduo para nuestras capacidades humanas, siempre limitadas". En la lección de educación, el Papa señaló que la verdad, cuya fuente es Dios, es el objetivo del proceso de educar a las generaciones más jóvenes. "A veces utilizamos mal nuestros recursos -continuó- los usamos para cosas que no sirven, de hecho, que son realmente perjudiciales", en lugar de aprender de la Palabra de Dios, que es la guía más segura para todos.

El Papa también reafirmó el principio de que la educación debe ser el testimonio, alimentado por la oración y los sacramentos de la Eucaristía y la Penitencia. El testimonio también requiere que el verdadero educador, con su presencia atenta y fiel "no ligue la persona a sí, no es posesivo", sino que "quiere que el hijo o discípulo, aprenda a conocer la verdad, y establezca con ella una relación personal".

Los niños bautizados por el Papa en la Capilla Sixtina son hijos e hijas de empleados del Vaticano, que no han superado la edad de seis meses. En la administración del sacramento del Bautismo, el Santo Padre personalmente trazó la señal de la cruz en la frente de cada niño y derramó el agua, mientras que la unción fue hecha en su nombre por dos concelebrantes. Los niños han estado muy tranquilos junto al Papa. Entre las niñas bautizadas por el Papa Benedicto XVI ayer de mañana estaban dos hermanas gemelas, Mia y Eva.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El festival es organizado por la delegación diocesana de Enseñanza y Pastoral Educativa del Arzobi ...
 
La liberación ocurrió en la tarde del 10 de diciembre, sin haber mediado rescate por su liberació ...
 
Colocada bajo el patrocinio de Nuestra Señora de Guadalupe, se tiene la impresión de que América ...
 
En la Audiencia General de este miércoles, 11/12, realizada en la Sala Pablo VI, delante de una mul ...
 
La iniciativa comenzó en el año 2000 para ayudar a los fieles y extiende la ayuda que la Iglesia p ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading