martes, 23 de julio de 2024
Gaudium news > 35 nuevos diáconos para Costa de Marfil

35 nuevos diáconos para Costa de Marfil

La ordenación de los diáconos tuvo lugar con motivo del 25º. aniversario de la creación del Seminario Mayor de teología Nuestra Señora de Lourdes de Ghessihio.

Sin titulo 7

Foto: Vatican Media

Redacción (13/06/2024 13:12, Gaudium Press) La Iglesia de Costa de Marfil desde el sábado 8 de junio tiene 35 nuevos diáconos procedentes de 12 diócesis del país, todos estudiantes del Seminario Teológico Mayor de Nuestra Señora de Lourdes de Guessihio, en la Arquidiócesis de Gagnoa.

La misa de ordenación diaconal fue presidida por monseñor Jean-Jacques Koffi Oi Koffi, obispo de San Pedro, administrador apostólico de Gagnoa.

Sumergirse en una mística del servicio que resurgirá en todo el ministerio

Mons. Alain-Clément Amiézi, obispo de Odienné, quien pronunció la homilía, se regocijó de ver al clero marfileño renovarse constantemente y está convencido de que este es el proyecto de salvación del Señor.

“Un proyecto en el que el hombre es protagonista, de ahí el llamado que el Señor nos sigue haciendo para asociarlo a este destino de salvación”, afirmó. Luego exhortó a los diáconos a tomar a Cristo como modelo, a actuar como Él.

“Cumplan con todo el corazón y amor la voluntad de Dios, sirviendo con alegría a Dios y a los hermanos”, dijo, deseando que su disponibilidad los sumerja, día tras día, en una mística de servicio que no se limita solo a unas pocas acciones litúrgicas, sino que resurge en todo su futuro ministerio.

Vivir en el abandono y en la confianza total al Señor

“¡No lleven bolsa, ni dinero!” Al igual que a los 72 discípulos, Mons. Amiézi, quien también es presidente de la comisión episcopal para los seminarios, el clero y la pastoral vocacional, les recordó esta recomendación del Señor.

Les señaló que son enviados “como peregrinos de la esperanza en un mundo abrumado por miserias multiformes” con la misión de restaurar la paz, la felicidad y la alegría de vivir. Misión que deben cumplir en abandono y confianza total en el Señor, que cuida siempre de quienes llama.

En este espíritu, continuó Mons. Amiézi, “también los diáconos, dice el apóstol Pablo, deben ser dignos de respeto, tener una sola palabra, no darse a la bebida, rechazar los beneficios deshonestos, guardar el misterio de la fe con una conciencia pura”, añadiendo que “los diáconos que cumplen bien su ministerio, obtengan así una posición estimable y mucha seguridad gracias a su fe en Cristo Jesús”.

Con información de Vatican News.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas