martes, 11 de mayo de 2021
Gaudium news > La organización "Voces Católicas" llega a Estados Unidos en medio del debate por mandato antinatalista

La organización "Voces Católicas" llega a Estados Unidos en medio del debate por mandato antinatalista

Huntington (Viernes, 25-05-2012, Gaudium Press) En medio de la controversia generada por el mandato antinatalista del gobierno de Estados Unidos, que pretende obligar a los empleadores católicos a pagar por servicios contrarios a la moral dentro de la cobertura de salud de sus empleados, la organización internacional Catholic Voices (Voces Católicas) comenzó la preparación de un programa de formación de voceros en la Diócesis de Arlington, en Virginia.

portada Catholic Voices.png
“Cómo defender la fe sin levantar la voz” es el manual redactado por Ivereigh para Catholic Voices.

Simultáneamente, se lanzó al mercado su manual para la defensa de la fe en medios de comunicación y foros públicos de debate. El libro titulado “Cómo defender la fe sin levantar la voz” fue publicado por Our Sunday Visitor y lanzado al mercado el pasado 23 de mayo, dos días después del anuncio de doce demandas establecida por el Cardenal Timothy Dolan y 41 instituciones católicas en contra del mandato antinatalista.

Defender la Iglesia mostrando su aporte

El autor del texto, el periodista británico Austen Ivereigh, creó Catholic Voices como un programa de entrenamiento para católicos en defensa de Su Santidad Benedicto XVI, cuando era atacado en gran cantidad de medios de comunicación justo antes de su visita pastoral al Reino Unido. La iniciativa recibió el respaldo de los Obispos, y los voluntarios del equipo de Catholic Voices participaron en más de cien entrevistas y debates, lo cual contribuyó a cambiar la perspectiva de la opinión pública, que pudo conocer más profundamente la enseñanza de la Iglesia en temas controversiales.

El perfil de los defensores de la Iglesia promovidos por Ivereigh es diferente al estereotipo caricaturizado por los sectores contrarios. Lejos de ser personas irritadas o impositivas, son creyentes comprometidos que viven y expresan su fe con alegría. Creen que la Iglesia tiene las respuestas para los problemas de la sociedad y aprovechan cada oportunidad para compartir ese mensaje.

Según la organización, el objetivo de los voceros no es “ganar” el debate, sino cambiar la perspectiva de la audiencia y conseguir que se sienta interesada en tener más contacto con la Iglesia. Quienes que atacan a la Iglesia, afirman, normalmente lo hacen desde la exposición de algún valor que consideran amenazado y es este valor el que se debe afirmar para redirigir la preocupación a los problemas verdaderos. La posición de la Iglesia nunca busca la discriminación o la indiferencia y los voceros muestran cómo ella propone soluciones reales e integrales a los problemas de la sociedad.

El programa de formación

La organización Catholic Voices ha tenido una gran acogida en varios países que han solicitado su asesoría entre los cuales se destacan España, México e Irlanda. Los programas deben tener el apoyo del Obispo local, conseguir su propia financiación y seleccionar candidatos apropiados.

En Estados Unidos, la Diócesis de Arlington, en Virginia, es la primera en organizar un equipo de voceros siguiendo el modelo británico. “En 2010, después de observar el impacto que tuvo Catholic Voices durante la visita papal en Gran Bretaña, me dije: Necesitamos comenzar Catholic Voices en los Estados Unidos”, relató el padre Roger Landry, capellán del programa de formación en Virginia.

Durante el entrenamiento, el P. Landry motivó a los participantes a “aprender lo que Jesús nos enseña en el Evangelio sobre las comunicaciones, aprender a cooperar con el Espíritu Santo, que nos ayuda a hablar con una auténtica voz católica”. Según el sacerdote, “las palabras de Dios, y los pensamientos que encierran purifican nuestras ideas, de manera que otros serán capaces de oír un eco de la voz del Buen Pastor”.

Los asistentes también aprenden a manejar situaciones de tensión y lo que han denominado “calor emocional”. Esto, según explicó Ivereigh, en vez de ser un mal ambiente para la exposición de las razones, es un clima adecuado que expresa la atención que la audiencia presta a la discusión. Los voceros practican con juegos de rol, en los cuales toman parte en entrevistas exigentes, con preguntas desafiantes que exigen respuestas rápidas, pero bien pensadas.

Espacios insospechados para la Nueva Evangelización

“La Nueva Evangelización nos demanda llegar a sociedades post-cristianas y proponer de manera nueva los Evangelios. En los medios noticiosos, las controversias abren el espacio apra presentar una imagen verdadera de la Iglesia Católica y su enseñanza”, comentó Ivereigh. “Necesitamos hablar compasiva y humanamente mientras seguimos los principios de una buena comunicación”.

Aunque es un reto mantener la caridad compasiva frente a adversarios combativos, “de esta forma mostramos la verdadera cara de la Iglesia. Necesitamos dejarlos pensando: “quiero lo que ellos tienen””, explicó el periodista. Como modelo de este acercamiento, propuso aprender de Benedicto XVI, quien se dirigió a auditorios hostiles en los parlamentos de Reino Unido y Alemania y los desarmó con su invitación serena a reconsiderar la fe católica.

Catholic Voices apoyará a la Iglesia en la controversia actual, en la cual la lucha por la libertad religiosa ya es comprendida por un sector cada vez más amplio de la población y que ha sido una oportunidad excepcional para renovar la enseñanza en torno a la santidad del origen de la vida humana y la sexualidad.

Con información de National Catholic Register

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas