lunes, 30 de enero de 2023
Gaudium news > Sustituto de Secretaría de Estado vaticana pide honestidad intelectual y respeto de la ética profesional en el periodismo

Sustituto de Secretaría de Estado vaticana pide honestidad intelectual y respeto de la ética profesional en el periodismo

Ciudad del Vaticano (Miércoles, 30-05-2012, Gaudium Press) «Un poco de honestidad intelectual y de respeto de la más elementar ética profesional no haría cierto mal al mundo de la información», como observa Mons. Becciu, substituto en la Secretaría de Estado vaticano en una entrevista concedida a «L’Osservatore Romano» en respuesta al caso de la fuga de los documentos reservados del departamento papal.

v.jpg
Para Mons. Becciu, los documentos revelados muestran la libertad de pensamiento al interior de la Iglesia

«Atrás de algunos artículos me parece encontrar una hipocresía de fondo. De un lado se acusa el carácter absolutista y monárquico del gobierno central de la Iglesia, del otro se escandalizan porque algunos, escribiendo al Papa, expresan ideas o incluso lamentaciones sobre la organización del propio gobierno. Muchos documentos publicados no revelan luchas o venganzas, sino aquella libertad de pensamiento que a su vez se censura a la Iglesia de no permitir», observó el substituto sobre la pregunta de si habría «un mundo sombrío dentro de la Iglesia, en particular de la Santa Sede».

Luchas, venenos, sospechas, son los aspectos del cotidiano vaticano que -por la experiencia personal de Mons. Becciu, que hace poco más de un año está en la Secretaría de Estado después de haber trabajado en varias nunciaturas apostólicas en el mundo- no aparecen. «Yo percibo este ambiente y siento mucho que del Vaticano se tenga una imagen tan deformada. Pero esto nos debe hacer reflexionar, y estimular a todos nosotros a empeñarnos a fondo para hacer trasparecer una vida más marcada por el Evangelio», dijo.

En la entrevista, el substituto repite el dolor de Benedicto XVI por cómo las cosas se encaminaron. «El Pontífice está particularmente sentido, también por la violencia sufrida por los autores de las cartas o los escritos a él dirigidos», observó resaltando que, a pesar de los acontecimientos tristes y duros, «en el Papa no falla la serenidad que lo hace gobernar la Iglesia con determinación y clarividencia».

«Está por comenzar en Milán el Encuentro Mundial de las Familias – continuó -. Serán días de fiesta donde se respirará la alegría de ser Iglesia. Hagamos nuestra la parábola evangélica que el Papa Benedicto nos recordó hace pocos días: el viento se abate sobre la casa, pero ésta no caerá. El Señor la sustenta y no habrá tempestades que podrán abatirla».

 

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas