martes, 05 de julio de 2022
Gaudium news > La Iglesia no es una comunidad de seres perfectos, sino de pecadores que deben reconocerse necesitados del amor de Dios, observa el Papa en la solemnidad de los Santos Pedro y Pablo

La Iglesia no es una comunidad de seres perfectos, sino de pecadores que deben reconocerse necesitados del amor de Dios, observa el Papa en la solemnidad de los Santos Pedro y Pablo

Ciudad del Vaticano (Viernes, 29-06-2012, Gaudium Press) Hoy de mañana el Santo Padre impuso el palio, señal de la comunión con el sucesor de Pedro, a 44 arzobispos metropolitanos, entre los cuales 14 latinoamericanos. Benedicto XVI afirmó que la Iglesia no es una «comunidad de seres perfectos», sino una «nueva fraternidad». Entre los obispos de los países latinoamericanos, recibieron el palio: el Card. Francisco Robles Ortega, arzobispo de Guadalajara; Mons. Jesús Carlos Cabrero Romero, arzobispo de San Luis Potosí; Mons. Alfredo Horacio Zecca, arzobispo de Tucumán, Argentina; Mons. Mario Alberto Molina Palma, O.A.R., arzobispo de Los Altos, Quetzaltenango-Totnicapán, Guatemala; Mons. Salvador Piñeiro García-Calderón, arzobispo de Ayacucho o Huamanga, Perú; Mons. Ulises Antonio Gutiérrez Reyes, O. de M., arzobispo de la Ciudad Bolívar, Venezuela; Mons. Joseph Harris, C.S.Sp.; arzobispo de Port of Spain, Antillas.

Sin título.png
El Papa impone el Palio al Arzobispo de Baltimore, Mons. William Lori

«El paralelismo ‘»sobre tierra… en los cielos» garantiza que las decisiones de Pedro en el ejercicio de esta función eclesial suya tienen valor también delante de Dios». El Papa dedicó la Misa a las prerrogativas de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo, Patronos del día de hoy: las llaves y la espada. Las llaves se refieren al poder de Pedro en la conducción de la Iglesia. «El discípulo que, por don de Dios, puede tornarse una roca firme, surge aquí como él es en su debilidad humana: una piedra en la estrada, una piedra donde se puede tropezar – en griego skandalon». En la figura de Pedro se anticipa «el drama de la historia del propio papado». «De un lado -observó el Santo Padre- gracias a la luz y fuerza que provienen de lo Alto, el Papado constituye el fundamento de la Iglesia peregrina en el tiempo, pero del otro, a lo largo de los siglos asoma también la debilidad de los hombres, que solo la apertura a la acción de Dios puede transformar».

Donde radica la fuerza del ministerio petrino

La fuerza del ministerio de Pedro está en la promesa de Jesús a Pedro «mayor todavía que aquellas hechas a los antiguos profetas». Él «deberá ser defendido de las ‘puertas del infierno’, del poder destructor del mal». «Jeremías -observó el Santo Padre- recibe una promesa que dice respecto a él como persona y a su ministerio profético; Pedro es tranquilizado en relación al futuro de la Iglesia, de la nueva comunidad fundada por Jesucristo y que se extiende a todos los tiempos, más allá de la existencia personal del propio Pedro». Así, las dos imágenes -la de las llaves y la del atar y desatar- «poseen significado semejante y se refuerzan mutuamente» la del paralelismo «sobre la tierra… en los cielos» que «garantiza que las decisiones de Pedro en el ejercicio de esta función eclesial suya tienen valor también delante de Dios».

La autoridad para atar y desatar del Papa

La autoridad para desatar y atar «consiste en el poder de perdonar los pecados». También hoy, «esta gracia, que despoja de su energía las fuerzas del caos y el mal, está en el corazón del misterio y el ministerio de la Iglesia. La Iglesia no es una comunidad de seres perfectos, sino de pecadores que se deben reconocer necesitados del amor de Dios, necesitados de ser purificados a través de la Cruz de Jesucristo».

En la figura del Apóstol de las Gentes, «descubrimos que la imagen de la espada se refiere a toda su misión de evangelizador». «No se trata ciertamente de la batalla de un comandante -resaltó el Papa- sino de aquel de un heraldo de la Palabra de Dios, fiel a Cristo y a su Iglesia, por quien se consumó totalmente. Por eso mismo, el Señor le dio la corona de gloria y lo colocó, juntamente con Pedro, como columna en el edificio espiritual de la Iglesia».

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas