sábado, 25 de mayo de 2024
Gaudium news > Propietarios católicos de un negocio secular demandan mandato antinatalista en Estados Unidos

Propietarios católicos de un negocio secular demandan mandato antinatalista en Estados Unidos

 

Denver (Miércoles, 25-07-2012, Gaudium Press) Una trascendental audiencia tiene lugar el día de hoy en la Corte de Distrito en Colorado, Estados Unidos, donde la familia Newland, católica, que posee y gestiona una industria de equipos para aire acondicionado demandó el mandato antinatalista del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés). El resultado de la demanda podría tener un gran alcance puesto que la familia pide que se respete su objeción ante los productos contrarios a la moral católica que debería incluir obligatoriamente en la cobertura de salud de sus empleados. Por dedicarse a un negocio secular, con ánimo de lucro, estos empleadores no están cubiertos por las estrechas excepciones para empleadores religiosos propuestas por la Administración Obama.

D9 Exterior.jpg
Hercules Industries, propiedad de la familia Newland, que desea proteger su derecho a vivir la fe católica en el ambiente de los negocios.

«Por definición, un empleador secular no se involucra en algún «ejercicio de la religión»», aseguran los abogados en defensa del gobierno para este caso, quienes afirman que la familia está obligada a cumplir la ley. Este es precisamente el punto de discusión al que apuntan los demandantes: «Pensamos, bajo la ley, que el gobierno federal no puede forzar a las familias a abandonar su fe sólo para poder conseguir sus sustento, que la libertad religiosa en la Primera Enmienda, tal como el Congreso la protege, no es sólo para el Domingo», declaró a National Catholic Register Matt Bowman, uno de los abogados involucrados en la demanda. «Es para que usted pueda vivir su vida diaria, incluyendo los negocios, de acuerdo a su fe».

Bowman es consejero legal de Alliance Defending Freedom, una coalición de abogados cristianos que asesora a la familia Newland, propietarios de Hercules Industries, en su batalla legal. Según los plazos establecidos y por no estar incluidos en la prórroga que el gobierno determinó para las instituciones religiosas, la empresa debería incorporar abortivos, anticonceptivos y esterilización en el seguro médico de sus empleados desde noviembre de 2012.

Por lo pronto, la defensa estatal se concentra en argumentar que, debido al ánimo de lucro de la empresa, los propietarios no pueden objetar la norma y desestimó uno de los reclamos, el de la libertad de expresión, por considerar que la medida impone una conducta y no un discurso. «El gobierno admite que está coaccionando a la familia Newland, y lo hace bastante pronto», afirmó el abogado Bowman. «Esperamos que el fallo se dirija a la libertad religiosa y no a los detalles técnicos».

Una batalla legal con muchos frentes

Precisamente por argumentos técnicos otras dos demandas fueron rechazadas en Nebraska y Washington. En una de ellas el juez determinó que no se había argumentado suficientemente el «daño real» que traería el cumplimiento de la norma y la segunda, el caso de un colegio católico, la Corte afirmó que la demanda fue prematura, ya que la ley aplicará para la institución en agosto de 2013, y citó la «voluntad del gobierno» de hacer acomodaciones en esa materia.

«La acomodación que el gobierno ha prometido es justamente eso: una promesa. No es la ley», afirmó Kyle Duncan, consejero general del Fondo Becket para la Libertad Religiosa. La propuesta no retiraría los productos objetables de la cobertura de salud, sino simplemente haría pagar por ellos a la aseguradora en lugar del empleador religioso, lo que ha sido calificado como un «truco de contabilidad». «No aliviaría la carga al empleador, ya que los contraceptivos todavía serían accedidos a través del plan de salud del empleador», explicó Duncan, quien considera elevar una apelación al fallo judicial.

Las decisiones adversas en Nebraska y Washington no son vinculantes en otras cortes federales, advirtió el Centro Americano para la Ley y la Justicia, que también adelanta una acción legal contra el mandato antinatalista en St. Louis. Actualmente cursan 22 demandas en 11 cortes federales diferentes en todo Estados Unidos. «El asunto de fondo es que los numerosos desafíos legales al mandato de la HHS están lejos de acabar», escribió la organización en su página web. 

Con información de National Catholic Register.

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas